(D)

Diario Expreso - - Guayaquil metropolitano - STÉFFANO DUE­ÑAS PAZ­MI­ÑO due­nass@gra­na­sa.com.ec GUA­YA­QUIL pre­si­den­te de Bar­ce­lo­na

Su mi­ra­da era una oda a la me­lan­co­lía. Un es­ta­dio Mo­nu­men­tal des­pe­ja­do, pe­ro Da­mián Lanza ob­ser­va­ba al va­cío y re­cor­da­ba los me­jo­res días en su vi­da de­por­ti­va. En ese gra­ma­do le­van­tó dos tí­tu­los y de­fen­dió al club, con mu­cho tem­pe­ra­men­to, den­tro y fue­ra de la can­cha. Así se ga­nó el co­ra­zón de los ama­ri­llos, quie­nes lo des­pe­di­rán ma­ña­na en el par­ti­do an­te Ma­ca­rá, en su úl­ti­ma ca­mi­na­ta por el Co­lo­so.

El por­te­ro del Ído­lo, quien se que­bró en su dis­cur­so de des­pe­di­da, re­co­rrió el cés­ped del es­ta­dio ama­ri­llo con EX­PRE­SO y le con­tó mo­men­tos que se lle­va pa­ra siem­pre. Des­de el pri­mer día en el club (en 2012), has­ta esos gran­des par­ti­dos, co­mo el 5-0 de 2016 an­te Li­ga de Qui­to, don­de fue ti­tu­lar y ata­jó un pe­nal.

Ca­da pi­sa­da era co­mo via­jar en el tiem­po. “Si no me equi­vo­co, el pri­mer par­ti­do que ta­pé con Bar­ce­lo­na fue en Am­ba­to an­te Ma­ca­rá (aun­que real­men­te fue con­tra El Na­cio­nal en Qui­to), pe­ro mi de­but en el Mo­nu­men­tal, fue an­te Eme­lec en un Clá­si­co del As­ti­lle­ro 1-1. Arran­qué ata­jan­do, si la me­mo­ria no me fa­lla, en el ar­co que tie­ne de­trás a la Sur Os­cu­ra (da­to acer­ta­do)”.

“Re­cuer­do mi pri­mer día. Lle­gué al ca­me­rino, co­no­cía a Car­li­tos Mo­rán y me sen­té al la­do de Matías (Oyo­la). Pa­blo Sau­ce­do me­dio me co­no­cía y me em­pe­zó a pre­sen­tar con los de­más, y de ahí em­pe­ce con los chi­cos ex­tran­je­ros y na­cio­na­les. Me in­te­gro rá­pi­do a los gru­pos, no soy un ti­po tí­mi­do o ais­la­do”, re­me­mo­ró a EX­PRE­SO.

Ata­jar en Bar­ce­lo­na aca­rrea una pre­sión sig­ni­fi­ca­ti­va. El se­gun­do por­te­ro, ba­jo es­te con­tex­to, tie­ne ce­ro mar­gen de error. No se apos­ta­ba a cie­gas por él, has­ta que Lanza de­bu­tó. Siem­pre que sal­tó co­mo ini­cia­dor, ra­ra vez des­en­to­nó ba­jo los tres pos­tes, de allí fue pi­san­do fuer­te has­ta con­ver­tir­se en una se­gun­da al­ter­na­ti­va de ni­vel. Un ejem­plo: el due­lo an­te El Na­cio­nal en Qui­to en 2016. Bar­ce­lo­na ne­ce­si­ta­ba ga­nar pa­ra acer­car­se a la eta­pa. Lanza no so­lo ata­jó to­do, tam­bién arries­gó su fí­si­co en un par de oca­sio­nes pa­ra im­pe­dir el gol mi­li­tar.

“Nun­ca me achi­qué por la hin­cha­da. Me sen­tí muy có­mo­do, se­rá por­que to­da la gen­te la tu­ve a mi la­do y cuan­do es­tá a tu fa­vor te sien­tes más con­fia­do a la ho­ra de ju­gar”.

Ori­gi­nal co­mo su esen­cia. El por­te­ro sen­tía los due­los al ro­jo vi­vo, tu­vo al­gu­nos epi­so­dios que pro­ta­go­ni­zó des­de la ban­ca de su­plen­tes. ¿Al­gún re­mor­di­mien­to por esos ac­tos? “Pa­ra na­da, no me arre­pien­to de na­da de lo que hi­ce y vi­ví en Bar­ce­lo­na”, con­tes­tó.

Bau­ti­za­do co­mo el su­plen­te más que­ri­do de Bar­ce­lo­na, ma­ña­na Lanza ce­rra­rá un ca­pí­tu­lo de su eta­pa en el fút­bol. “Las con­cen­tra­cio­nes, el es­ta­dio, el equi­po, el ca­me­rino. Voy a ex­tra­ñar to­do”, con­clu­yó. de­por­tes@gra­na­sa.com.ec

El por­te­ro de­ja Bar­ce­lo­na. Lle­gó en 2012 al club y ma­ña­na vi­vi­rá su úl­ti­mo due­lo. No se arre­pien­te de na­da de lo vi­vi­do en el Ído­lo.

JO­SÉ F. CE­VA­LLOS JOR­GE QUIMI / EX­PRE­SO

Re­cuer­dos. Lanza ata­jó su pri­mer par­ti­do en el Mo­nu­men­tal el 18 de abril de 2012. En un Clá­si­co del As­ti­lle­ro que aca­bó 1-1. La­de­ci­sión(de­queno con­ti­núe)pa­sa­por­lo de­por­ti­vo.Él­ha­si­doun ex­ce­len­te­pro­fe­sio­naly gra­na­por­te­pa­ra­el club.Agra­de­ce­mos­su sa­cri­fi­cioe­nBar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.