Error

Diario Expreso - - Opinión - IRE­NE VÉ­LEZ FROMENT co­la­bo­ra­do­res@granasa.com.ec

Co­rea del Nor­te es una ame­na­za pa­ra la paz. Pa­ra to­dos no­so­tros. Por eso cual­quier in­ten­to de acer­ca­mien­to con Es­ta­dos Uni­dos (y con el res­to del mun­do) de­be ser cui­da­do. Na­die se mue­va. Na­die res­pi­re. Es­ta­mos ca­mi­nan­do so­bre cás­ca­ras de hue­vos. Es­pe­cial­men­te des­de que Trump es pre­si­den­te y los pun­tos de en­cuen­tro en­tre am­bos man­da­ta­rios son ca­da vez más es­ca­sos. No creen en la di­plo­ma­cia. Ni en con­ce­sio­nes. Ni en aga­char ca­be­za. Y sin em­bar­go, es­te 12 de ju­nio es­tá pre­vis­ta la cum­bre Kim Jon­gun-do­nald Trump. O, ¿es­ta­ba? A es­tas al­tu­ras, di­fí­cil sa­ber­lo. No hay que ser ex­per­to pa­ra en­ten­der que es­tos pro­ce­sos son com­ple­jos y que el ob­je­ti­vo es man­te­ner­los a sal­vo; con Jong-un más. En es­te con­tex­to, John Bol­ton, con­se­je­ro de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de Trump, se atre­vió a de­cir: (i) que EE. UU. ya te­nía el mo­de­lo de des­nu­clea­ri­za­ción de Co­rea del Nor­te en men­te, y (ii) que ese mo­de­lo se­ría el em­plea­do en Li­bia. Pausa. ¿Ya tie­nen el mo­de­lo? No han em­pe­za­do a ne­go­ciar y Co­rea del Nor­te ya tie­ne de­be­res. Es­toy se­gu­ra de que Jong-un, aman­te y de­fen­sor de su so­be­ra­nía no re­ci­bió con agra­do es­tos co­men­ta­rios. Pausa nue­va­men­te. ¿Li­bia? ¿Im­ple­men­tar el mo­de­lo em­plea­do en Li­bia? En 2003, pre­sio­na­do por EE. UU. y la UE, Mua­mar el Ga­da­fi ac­ce­dió a des­mon­tar to­dos sus pro­gra­mas de ar­ma­men­to de des­truc­ción ma­si­va. Años más tar­de, la OTAN bom­bar­deó el país, Ga­da­fi fue ase­si­na­do y Li­bia en­tró en gue­rra ci­vil. Lo que el mun­do apren­de: sin po­si­bi­li­dad de re­pre­sa­lias, no hay se­gu­ri­dad. Bol­ton es­co­gió es­te ejem­plo, es­te men­sa­je. Jong-un aún no da la me­dia vuel­ta úni­ca­men­te por la ur­gen­te ne­ce­si­dad de le­van­tar las san­cio­nes a su eco­no­mía, por más que es­tos co­men­ta­rios lo ha­yan he­cho du­dar (co­mo mí­ni­mo). Pe­ro, peor que él las re­ci­bió Trump, al sa­ber lo que es­ta­ba en ries­go. Trump, quien quie­re la me­da­lla del pre­si­den­te que do­ble­gó a Co­rea de Nor­te. Trump, el que -a pe­sar de to­das las crí­ti­cas- tra­jo paz. Trump, ca­llán­do­nos a to­dos. Trump ha­cien­do his­to­ria. Por es­tas dos mo­ti­va­cio­nes, a pe­sar de los tro­pie­zos, el mun­do es­tá a un pa­so de la paz. So­lo que de aquí al 12 de ju­nio, no es un pa­so, sino un sal­to lar­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.