¡LLENITO CON UNA ‘LA­TA’!

EN MON­TE SI­NAÍ SÍ EXIS­TE ME­RIEN­DA A UN DÓLAR

Diario Extra - - Portada - Re­dac­ción Gua­ya­quil (ND)

An­drés Ve­ra no quie­re ha­cer­se millonario, so­lo aten­der bien a sus clien­tes que es­tán ‘caí­dos’ por la cri­sis eco­nó­mi­ca.

Rein­ven­tar­se y sa­lir ade­lan­te en la pan­de­mia, así se ha en­fo­ca­do An­drés Ve­ra Sa­la­va­rría, quien en­con­tró en la co­mi­da la opor­tu­ni­dad para no nau­fra­gar en la cri­sis eco­nó­mi­ca. Y lo ha­ce con al­go tan sim­ple: me­rien­da a un dólar. Así co­mo lo lee, so­lo un ‘yan­qui’ o ‘do­la­ra­zo’.

“Ma­tar la leo­na con un do­la­ri­to no es ca­ro”, men­cio­na Pa­tri­cio Mie­les a la vez que de­vo­ra un mo­ro con me­nes­tra y po­llo broas­ti­za­do en el ne­go­cio de Ve­ra, ubi­ca­do en Mon­te Si­naí, no­roes­te de Gua­ya­quil.

Cons­cien­te de que la ac­tual si­tua­ción del país no es la me­jor y que el des­em­pleo afec­ta a los ho­ga­res más po­bres, Ve­ra, de 63 años y cristiano evan­gé­li­co, ha de­ci­di­do ven­der lo más ba­ra­to po­si­ble la co­mi­da.

“Lo ha­go tam­bién por amor a Cris­to. No im­por­ta ga­nar po­co en un pla­to de co­mi­da, con el vo­lu­men de ven­tas me doy por agra­de­ci­do con el Se­ñor”, di­ce el oriun­do de Ya­gua­chi (Gua­yas).

Ha­ce tres me­ses re­abrió uno de sus dos lo­ca­les que tu­vo que ce­rrar por la emer­gen­cia sa­ni­ta­ria. “Dios me da la sa­bi­du­ría para tra­ba­jar y lo ha­go co­mo una ayu­da so­cial, por­que soy cons­cien­te de la realidad de mi pue­blo, eso me na­ce del co­ra­zón y con la mano del Se­ñor to­do va bien”, in­di­ca.

Y de es­te em­pren­di­mien­to se be­ne­fi­cian dos ve­ne­zo­la­nos y un ecua­to­riano, quie­nes ga­nan en­tre 7 u 8 dó­la­res dia­rios por co­ci­nar y aten­der a los clien­tes. Para ellos es­te ‘ca­me­llo’ es una ben­di­ción.

Ese es­fuer­zo es re­for­za­do por Ve­ra y su es­po­sa Ale­ma­nia Chá­vez. A dia­rio le pi­den a Dios, a tra­vés de ora­cio­nes, que los ilu­mi­ne para se­guir ayu­dan­do a las per­so­nas que me­nos tie­nen.

Una de sus ma­yo­res sa­tis­fac­cio­nes es cuan­do una fa­mi­lia in­te­gra­da por 10 per­so­nas llega a co­mer y se mar­cha sa­tis­fe­cha por la sa­zón y sin gas­tar más de su pre­su­pues­to.

LO QUE EL CLIEN­TE PI­DA...

Arroz con me­nes­tra y po­llo a la plan­cha, car­ne asa­da, pes­ca­do fri­to, chu­le­ta o fri­ta­da, es par­te del va­ria­do me­nú. Aun­que tam­bién pue­den pe­dir la me­rien­da con mo­ros, ex­pli­ca Ale­xan­der Ál­va­rez, ad­mi­nis­tra­dor de uno de los lo­ca­les.

“Hay fi­nes de se­ma­na que la gen­te de­be es­pe­rar para co­mer, hay bas­tan­tes clien­tes”, cuen­ta Ál­va­rez. Atien­den de lu­nes a do­min­gos des­de las 16:00 has­ta las 22:45.

CUI­DAN SU ECO­NO­MÍA

El ma­na­bi­ta Ju­lián Me­jía jun­to a una se­ño­ra lle­ga­ron para de­gus­tar un arroz con me­nes­tra, po­llo con pa­pas fri­tas. “Gas­to dos dó­la­res y me­ren­da­mos bien”.

En otra de las me­sas sa­bo­rean­do un se­co de chan­cho se en­con­tra­ba Pe­dro Tum­ba­co con uno de sus hi­jos me­no­res. Él es un asi­duo clien­te de Ve­ra, no so­lo atraí­do por lo ba­ra­to, sino por la bue­na co­mi­da. “En tiem­po de cri­sis hay que cui­dar el bol­si­llo”, di­ce.

“Siem­pre co­mo aquí, es bueno y por es­ta zo­na ca­si no hay me­rien­das de un dólar”, in­di­ca Jor­ge Ro­sa­les, un ven­de­dor am­bu­lan­te de ac­ce­so­rios para ce­lu­la­res, mien­tras co­mía un se­co de po­llo.

ES­TU­DIA PARA SER PAS­TOR

An­drés Ve­ra es­tu­dia el se­gun­do año de Teo­lo­gía Bí­bli­ca y den­tro de dos más re­ci­bi­ría su in­ves­ti­du­ra para ser pas­tor. Su idea es com­prar un te­rreno para le­van­tar un tem­plo y pre­di­car­les la pa­la­bra de Dios es­pe­cial­men­te a los jó­ve­nes de la zo­na.

Tam­bién an­he­la re­to­mar la en­se­ñan­za de fút­bol para unos 200 ni­ños de Mon­te Si­naí. “Con­tra­té a un ami­go para que me ayu­da­ra, unos pa­ga­ban po­qui­to y los que no te­nían re­ci­bían la en­se­ñan­za gra­tis, pe­ro cuan­do apa­re­ció la pan­de­mia se trun­có esa obra so­cial que du­ró ocho me­ses”.

Así, en­tre me­rien­das de ‘do­la­ra­zo’, ora­cio­nes y ala­ban­zas, An­drés Ve­ra ayu­da de for­ma hon­ra­da a la gen­te que más ne­ce­si­ta. Él no tie­ne ‘ham­bre’ de ri­que­za, to­do lo ha­ce por amor al pró­ji­mo y a Dios.

ME­NÚ

Ofre­cen des­de arroz con me­nes­tra y car­ne asa­da, has­ta un se­co de chan­cho, o pes­ca­do fri­to.

1. Una pa­re­ja dis­fru­ta de un ban­que­te a so­lo un do­la­ri­to. 2. El ne­go­cio de An­drés Ve­ra es­tá ubi­ca­do fren­te a las pis­ci­nas en Mon­te Si­naí, nor­te de Gua­ya­quil. 3. Es­tos clien­tes, al pa­re­cer, le pre­gun­tan a uno de los co­la­bo­ra­do­res del lo­cal el me­nú de la me­rien­da para de­gus­tar. 2 3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.