Fran­cis­co Pinoargotti “Es­toy con Dios y con el dia­blo”

El Buen Mu­cha­cho pre­pa­ra una me­ga­pre­sen­ta­ción en el Tea­tro Sán­chez Agui­lar, pa­ra ce­le­brar jun­to al pú­bli­co una década de humor.

Dominguero - - El Personaje - Por Ivon­ne La­go M. la­goi@ gra­na­sa. com. ec

A mí me gus­ta ser em­pre­sa­rio y ar­tis­ta, me gus­ta es­tar con Dios y con el dia­blo.

Can­ta, ac­túa, bai­la, cuen­ta chis­tes y a la ho­ra de pa­ro­diar no per­do­na a na­die. Así se re­su­men diez años de humor en la vi­da de Fran­cis­co Pinoargotti, des­de que de­ci­dió lle­var to­do su ta­len­to a las ta­blas con sus mo­nó­lo­gos. Co­no­ci­do como el Buen Mu­cha­cho o el Show­man del Ecua­dor, Pinoargotti ce­le­bra­rá su década do­ra­da en el Tea­tro Sán­chez Agui­lar, en Sam­bo­ron­dón, los días 11, 12, 13 y 14 de oc­tu­bre con un me­ga­es­pec­tácu­lo que ten­drá 25 ar­tis­tas en es­ce­na, en­tre mú­si­cos y ac­to­res. La pre­sen­ta­ción, se­gún di­jo, ten­drá la mis­ma do­sis de humor con la que ha cau­ti­va­do a su pú­bli­co, que le ha da­do la sa­tis­fac­ción de lle­nar los tea­tros.

VAS A CE­LE­BRAR DIEZ AÑOS DE SHOWS, PE­RO TIE­NES MÁS DE UNA DÉCADA EN EL AM­BIEN­TE ARTÍSTICO.

Yo arran­qué real­men­te en el 2007, pe­ro en di­ciem­bre hi­ce el ex­pe­ri­men­to de ha­cer el pri­mer show; en el 2008 los más fuer­tes como mo­nó­lo­gos, big shows có­mi­cos se die­ron en­tre ju­nio y ju­lio de ese año. Ahí em­pe­za­mos a ha­cer ‘ No soy tan buen mu­cha­cho’, esa fue la pri­me­ra gran pre­sen­ta­ción.

PE­RO SI HABLAMOS EN RETROSPECTIVA, EMPEZASTE MU­CHOS AN­TES EN TV.

Ló­gi­co, yo em­pe­cé en 1996. Ten­go 22 años en TV, pe­ro como ar­tis­ta em­pe­cé a los 12 gra­ban­do dis­cos de ace­ta­to y ahí es­tán con un gru­po llamado Ego. Des­pués to­qué con to­das las ban­das ha­bi­das y por ha­ber de Gua­ya­quil en to­dos los ma­tri­mo­nios. Sa­lí como so­lis­ta a los 19 años. Es­toy en el mun­do artístico como tal des­de los 12 años y co­bran­do des­de los 14. Ten­go 30 años fac­tu­ran­do por mi ar­te. Pe­ro que no se en­te­re el SRI ( ri­sas). NI TAM­PO­CO LAS CULEBRAS... ¿ TIE­NES MU­CHAS DE­TRÁS DE TI? No. Lo que ten­go son ví­bo­ras que quie­ren pi­car­me... por en­vi­dia.

¿ SIENTES QUE HAY GEN­TE ENVIDIOSA?

Creo que hay gen­te envidiosa, que en­vi­dia lo que ha­ces, la ca­pa­ci­dad que tie­nes pa­ra ha­cer co­sas. Ha­bía un va­go que de­cía que tra­ba­ja­ba con­mi­go y en al­gún mo­men­to in­si­nuó que lo ha­bía echa­do del tra­ba­jo, y no fue así. De­ci­dió em­pren­der ac­cio­nes le­ga­les que aho­ra él es­tá pa­gan­do. Sí creo que en el mun­do hay gen­te así. Apren­dí a de­jar la mo­chi­la va­cía y las pie­dras bo­ta­das en la pla­ya. Yo ca­mino li­ge­ri­to. No me lle­vo na­da. Na­da pa­ra mí, to­do pa­ra mis hi­jos. Ten­go 4 hi­jos, los míos, los tu­yos y los nues­tros. Y es­pe­ro dos más.

¿ QUIE­RES DOS HI­JOS MÁS?

Cla­ro, en el mun­do hay que de­jar la ca­gada bien he­cha ( ri­sas). Mi es­po­sa quie­re so­lo uno, yo dos. Pe­ro si no quie­re, el otro se lo trai­go he­cho ( más ri­sas).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.