Nues­tra fau­na: ano­lis de Soi­ni

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

Lo­sa­no­lis son pri­mos de igua­nas y ca­ma­leo­nes; co­mo es­tos útli­mos, cam­bian de co­lor. Los ca­rac­te­ri­za una lar­ga co­la y un ho­ci­co elon­ga­do. Son un gé­ne­ro evo­lu­ti­va­men­te muy exi­to­so, con cer­ca de cua­tro­cien­tas es­pe­cies re­par­ti­das en las zo­nas tro­pi­ca­les y tem­pla­das de Amé­ri­ca. Tal di­ver­si­dad es po­si­ble por la es­pe­cia­li­za­ción den­tro de los ni­chos del bos­que: unos vi­ven en ra­mas cer­ca del sue­lo, otros en tron­cos y otros en el do­sel. Los ano­lis “de ra­ma” son de pa­tas cor­tas, mo­vi­mien­tos len­tos y con­fían en su ca­mu­fla­je pa­ra ca­zar, mien­tras que los “de tron­co” tie­nen pa­tas lar­gas y fuer­tes y ca­zan por velocidad. Su ali­men­to prin­ci­pal son pe­que­ños in­sec­tos. Por lo ge­ne­ral es­tán ac­ti­vos de día.

Es par­ti­cu­lar el aba­ni­co gu­tu­ral que los ma­chos des­plie­gan pa­ra mar­car te­rri­to­rio y atraer a la pa­re­ja. Des­pués de apa­rear­se, la hem­bra po­ne unos­lo hue­vo a la vez.

El ano­lis de Soi­ni, una de las 35 es­pe­cies en Ecua­dor, va­ría de ver­de cla­ro a ca­fé. Su aba­ni­co gu­tu­ral es blan­cuz­co con pun­tos y ra­yas gri­ses, ver­des y tur­que­sas. No se co­no­ce mu­cho de su his­to­ria na­tu­ral, pues re­cién fue en­con­tra­do en 2008, en Pe­rú; en Ecua­dor se lo re­gis­tró en 2009. Su res­trin­gi­do ran­go es una ame­na­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.