Abs­trac­cio­nes des­de el ai­re

To­ma­do del li­bro “Abs­trac­cio­nes del pai­sa­je”

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO - Jor­ge An­hal­zer

La inusual pers­pec­ti­va que Jor­ge An­hal­zer con­si­gue des­de su avion­ci­to ul­tra­li­ge­ro nos mues­tra pa­tro­nes y tex­tu­ras inima­gi­na­bles pa­ra el ob­ser­va­dor de a pie. Es­ta mues­tra es­co­ge al­gu­nas de sus imá­ge­nes que re­cuer­dan la obra de ar­tis­tas con­tem­po­rá­neos su­mi­dos en otra cla­se de vue­los.

Es­tas imá­ge­nes son to­das aé­reas, cap­ta­das des­de un ul­tra­li­ge­ro, don­de se vue­la sin obs­tácu­los, con el ai­re en la ca­ra y el pai­sa­je en la re­ti­na. Es­te apa­ra­to es ca­paz de vo­lar a ba­ja al­tu­ra y con las puer­tas abier­tas. Más de ca­tor­ce mil ki­ló­me­tros re­co­rri­dos en­tre los An­des y la cos­ta del Pa­cí­fi­co fue­ron ne­ce­sa­rios pa­ra cap­tar es­tas fo­to­gra­fías. Ca­si to­das son fo­to­gra­fia­das en án­gu­lo per­pen­di­cu­lar, si­guien­do la lí­nea en la que cae la plo­ma­da, con la pri­ma­ria in­ten­ción de no de­for­mar las lí­neas con una pers­pec­ti­va obli­cua, y abs­traer to­da­vía más los de­ta­lles del pai­sa­je cir­cun­dan­te.

Hay quie­nes ven en la geo­me­tría, los de­ta­lles y en la au­sen­cia de con­tex­to, imá­ge­nes abs­trac­tas que pro­veen su­fi­cien­te va­lor es­té­ti­co, sin que ha­ga fal­ta ave­ri­guar qué mis­mo es lo que es­tán vien­do. Otros, no sa­tis­fe­chos sin un en­ten­di­mien­to ca­bal de lo ob­ser­va­do en la ima­gen, re­quie­ren de una ex­pli­ca­ción. Por es­ta ra­zón, in­clui­mos información más de­ta­lla­da en los pies de foto.

Las imá­ge­nes no tie­nen fir­ma le­gi­ble de sus au­to­res. To­das son tem­po­ra­les, frá­gi­les crea­cio­nes en el tiem­po, a mer­ced de las fuer­zas na­tu­ra­les que cons­tan­te­men­te en­sa­yan nue­vas obras. Las he­chas por el ser hu­mano son igual­men­te mag­ní­fi­cas pe­ro ca­sua­les. Nin­gu­na, aun­que no pa­rez­ca, tie­ne re­to­que al­guno. To­do es tal cual se vio. ¿Cuán­tas ma­ra­vi­llas ha­brán que­da­do a la ve­ra del tra­yec­to? Iz­quier­da. Los mi­ne­ra­les de­jan su hue­lla cro­má­ti­ca en la su­per­fi­cie del de­sier­to; el hie­rro se oxi­da co­lo­ra­do, el co­bre ver­de, el li­tio es co­mo la nie­ve y el car­bón lo con­tra­rio... y así, ca­da ele­men­to con su fir­ma (Tau­lli­pam­pa, Pe­rú).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.