Carta del Edi­tor

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

Pa­ra pre­pa­rar nues­tro ar­tícu­lo cen­tral so­bre el re­cien­te acuer­do cli­má­ti­co fir­ma­do en Pa­rís, de­bí es­car­bar no so­lo en los ru­di­men­tos de la cien­cia del cli­ma, sino tam­bién so­bre sus ar­ti­cu­la­cio­nes con la po­lí­ti­ca y las fi­nan­zas globales. A lo que me aso­mé es­pe­luz­na. Estamos en una si­tua­ción de emer­gen­cia co­lec­ti­va que re­que­ri­rá de un es­fuer­zo ágil y coor­di­na­do de to­da la hu­ma­ni­dad pa­ra li­brar­nos de los es­ce­na­rios más se­ve­ros. Ya no po­dre­mos evi­tar las mi­gra­cio­nes for­za­das, la ace­le­ra­ción en la ex­tin­ción de es­pe­cies y la dis­lo­ca­ción de im­por­tan­tes pro­ce­sos na­tu­ra­les por el ca­len­ta­mien­to glo­bal. Los pri­me­ros efec­tos ya es­tán con no­so­tros: even­tos cli­má­ti­cos ex­tre­mos más fre­cuen­tes, re­duc­ción de los gla­cia­res, al­te­ra­ción de es­ta­cio­nes y ci­clos na­tu­ra­les... Y aunque es­ta­ble­cer cau­sas di­rec­tas es com­pli­ca­do, el cam­bio cli­má­ti­co ha­bría ju­ga­do un pa­pel de­ter­mi­nan­te en el ini­cio de la gue­rra ci­vil en Si­ria y la cri­sis de re­fu­gia­dos en Eu­ro­pa. Se­re­mos tes­ti­gos de pro­ce­sos geo­ló­gi­cos en tiem­po real.

In­mer­sos en es­tos ti­tu­la­res y dis­cu­sio­nes, ten­de­mos a acep­tar­los como la nue­va nor­ma. To­mar dis­tan­cia nos de­vuel­ve el asom­bro: ¡có­mo dia­blos pu­di­mos lle­gar a es­ta si­tua­ción! Pri­me­ro, es­tá cla­ro que el cam­bio cli­má­ti­co es so­lo una aris­ta de una cri­sis eco­ló­gi­ca ge­ne­ra­li­za­da de un sis­te­ma guia­do por la com­pe­ten­cia, la ava­ri­cia y la bús­que­da del cre­ci­mien­to sin fin. Por otro la­do (de aquí tam­bién vie­ne el es­pan­to), hay cla­ra evi­den­cia de que to­das las gran­des com­pa­ñías pe­tro­le­ras han es­ta­do cons­cien­tes de la acu­mu­la­ción de CO2 y sus consecuencias ha­ce ca­si cua­ren­ta años. To­do es­te tiem­po han he­cho lo que les ha si­do po­si­ble por ne­gar que es­ta­ba ocu­rrien­do y blo­quear cual­quier acuer­do o re­gu­la­ción so­bre com­bus­ti­bles fó­si­les. Del mis­mo mo­do, los go­bier­nos han si­len­cia­do las alarmas cien­tí­fi­cas al me­nos por trein­ta años. En­tre­tan­to se ha pro­du­ci­do la mi­tad de to­das las emi­sio­nes de la his­to­ria. A pe­sar de los ví­to­res en Pa­rís, qui­zá sea un po­co in­ge­nuo pen­sar que es­tos mis­mos mu­cha­chos nos sa­ca­rán del ato­lla­de­ro. No lo ha­rán sin una so­cie­dad ci­vil in­for­ma­da y ac­ti­va que los obli­gue a ha­cer­lo. Con es­tas en­tre­gas so­bre el te­ma es­pe­ra­mos po­ner nues­tro gra­ni­to de are­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.