8 EL MI­ME­TIS­MO LES SIR­VE A LOS ANI­MA­LES PARA PA­SAR DESAPERCIBIDOS PARA SUS DEPREDADORES.

Ecuador Terra Incognita - - PERCAPITA -

Hay al­gu­nos, sin em­bar­go, que prac­ti­can un mi­me­tis­mo agre­si­vo: se dis­fra­zan para ca­zar. Un ca­so es el de las man­tis or­quí­dea (la más co­no­ci­da es Hy­me­no­pus co­ro­na­tus), cu­yas for­mas, co­lo­res y po­si­ción imitan una flor (no se ha de­ter­mi­na­do cuál, ni si­quie­ra si en efec­to es una or­quí­dea; es pro­ba­ble que lo que imi­ten sea el ar­que­ti­po de una flor). Al­gu­nas es­pe­cies tie­nen in­clu­so un pun­to ne­gro que su­gie­re una mos­ca, lo que acre­cien­ta la ilu­sión. La man­tis per­ma­ne­ce in­mó­vil so­bre una flor o una ra­ma (pues se ha vis­to que son ca­pa­ces de atraer in­sec­tos por ellas so­las), y lan­za sus ve­lo­ces y mor­tí­fe­ras pa­tas de­lan­te­ras so­lo cuan­do una pre­sa que le ape­te­ce se po­ne a su al­can­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.