AN­GE­LI­NA JO­LIE

AFIR­MA QUE LA SE­PA­RA­CIÓN LA HA HE­CHO “MÁS FUER­TE”

Expresiones - - Mundo De Famosos (i) -

Aun­que An­ge­li­na Jo­lie ha di­cho que ha pa­sa­do por al­ti­ba­jos y que la si­tua­ción que ha vi­vi­do tras su se­pa­ra­ción con Brad Pitt ha si­do di­fí­cil y “muy do­lo­ro­sa”, ase­gu­ra que to­do es­to la ha he­cho “un po­co más fuer­te”. La ac­triz ha­bló abier­ta­men­te por pri­me­ra vez an­te la pren­sa es­ta­dou­ni­den­se de su se­pa­ra­ción de Pitt que se dio en sep­tiem­bre del pa­sa­do año y de lo que es­to su­pu­so pa­ra ella y sus seis hi­jos. “Na­da de eso es fá­cil, es muy, muy di­fí­cil, una si­tua­ción muy do­lo­ro­sa, y so­lo quie­ro que mi fa­mi­lia es­té bien”, ase­gu­ró la ac­triz a Peo­ple The New York Times, y re­afir­mó que su pri­me­ra y prin­ci­pal res­pon­sa­bi­li­dad son sus hi­jos. “To­do lo de­más va en un se­gun­do lu­gar”, agre­gó. En ple­na pro­mo­ción de su nue­va pe­lí­cu­la co­mo di­rec­to­ra, First they ki­lled my fat­her, pro­du­ci­da por Net­flix y que la es­tre­na­rá ma­ña­na en su pla­ta­for­ma, Jo­lie re­ci­bió a dos pe­rio­dis­tas en su nue­va man­sión de $ 25 mi­llo­nes, ubi­ca­da en el ba­rrio de Los Fe­liz, en Los Án­ge­les. La ca­sa per­te­ne­ció a Ce­cil B. DeMi­lle, y Jo­lie y sus hi­jos se mu­da­ron allí tras nue­ve me­ses vi­vien­do de al­qui­ler y des­pués de aban­do­nar el ho­gar que com­par­tían con Brad Pitt - con quien com­par­tió du­ran­te on­ce años- en la mis­ma zo­na de Los Án­ge­les. “No he tra­ba­ja­do du­ran­te más de un año por­que me ne­ce­si­ta­ban en ca­sa”, di­ce la ac­triz en re­fe­ren­cia a sus hi­jos: Mad­dox, de 16 años, Pax ( 13), Zaha­ra ( 12), Shi­loh ( 11) y los me­lli­zos Knox y Vi­vien­ne, de 9. “Son los me­jo­res ami­gos que he te­ni­do ja­más. Na­die en mi vi­da ha es­ta­do más cer­ca de mí”, afir­ma de sus hi­jos, los tres ma­yo­res adop­ta­dos y los tres pe­que­ños bio­ló­gi­cos, na­ci­dos de su re­la­ción con Pitt. Y aun­que aún no es­tán re­cu­pe­ra­dos del to­do, Jo­lie cree que ya es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra vi­vir “nue­vas aven­tu­ras”. “To­dos he­mos es­ta­do un po­co blo­quea­dos”, pe­ro aho­ra “es­tán an­sio­sos de vol­ver a sa­lir al mun­do”. El ma­yor ya ha em­pe­za­do a in­vo­lu­crar­se en el tra­ba­jo de su ma­dre y apa­re­ce co­mo pro­duc­tor en los cré­di­tos de su nue­va pe­lí­cu­la, que se desa­rro­lla en Cam­bo­ya, país don­de Mad­dox fue adop­ta­do. “Que­ría que Mad­dox vie­ra lo ex­tra­or­di­na­rio que es su país”, di­ce de una pe­lí­cu­la ba­sa­da en una his­to­ria real de una su­per­vi­vien­te del ge­no­ci­dio de los Je­me­res Ro­jos. En las en­tre­vis­tas tam­bién ha­bló de có­mo echa de me­nos a su ma­dre, Mar­che­li­ne Ber­trand, que mu­rió por un cán­cer de ova­rios ha­ce diez años. De­bi­do a es­tos an­te­ce­den­tes, la ac­triz de­ci­dió so­me­ter­se a una do­ble mas­tec­to­mía y a una ex­tir­pa­ción de ova­rios y se­ña­la que “has­ta aho­ra” su sa­lud es bue­na. Y so­bre su ima­gen de “rei­na de hie­lo”, ase­gu­ra que es­tá acos­tum­bra­da a no en­ca­jar. “Nun­ca es­pe­ro ser la que to­do el mun­do en­tien­de o le gus­ta y es­tá bien, por­que yo sé quién soy, y los ni­ños sa­ben quién soy”.

en nues­tra App GRANASA. Bús­ca­nos en App Sto­re y Goo­gle Play.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.