VI­DA

Expresiones - - Ocio (e) -

La fra­se no es mía, pe­ro me hu­bie­ra en­can­ta­do es­cri­bir­la: ‘ La gran tra­ge­dia de la vi­da no es la muer­te: la gran tra­ge­dia de la vi­da es lo que de­ja­mos mo­rir en nues­tro in­te­rior mien­tras es­ta­mos vi­vos’. En ello, la edad no tie­ne na­da que ver. Hay an­cia­nos que tie­nen una exis­ten­cia ple­na, y jó­ve­nes que pa­san por el mun­do co­mo zom­bies, por­que han de­ja­do ven­cer sus ilu­sio­nes. Mu­chas ve­ces nos de­ja­mos ga­nar por las cir­cuns­tan­cias. Nos em­pe­ci­na­mos en ha­cer­nos víc­ti­mas y de­ja­mos de ver los pro­ble­mas co­mo opor­tu­ni­da­des pa­ra cre­cer y ser me­jo­res. No te equi­vo­ques. Lo im­por­tan­te no es aque­llo que te pa­sa, sino la ac­ti­tud con que lo en­fren­tas. ¿ Quie­res de­jar­te de­rro­tar? Es tu res­pon­sa­bi­li­dad. ¿ Quie­res im­pe­dir que te afec­te? Esa es tu de­ci­sión. Tú eres el due­ño de tu vi­da, no per­mi­tas que na­die te la amar­gue, te la da­ñe, te la arre­ba­te. Des­pó­ja­te de la ira y la sed de ven­gan­za. En­ton­ces se­rás ver­da­de­ra­men­te li­bre. FE­DE­RI­CO ARCINIEGAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.