MA­DU­REZ

Expresiones - - Ocio (e) -

Tie­nes ma­du­rez es­pi­ri­tual cuan­do de­jas de tra­tar de cam­biar a los de­más y te con­cen­tras en cam­biar­te a ti mis­mo. Cuan­do acep­tas a las per­so­nas co­mo son y en­tien­des que en to­dos hay al­go de ra­zón se­gún las pro­pias vi­ven­cias y pers­pec­ti­vas. Se ha al­can­za­do la ma­du­rez es­pi­ri­tual cuan­do se apren­de a ‘ de­jar ir’ y de dar de uno mis­mo por el pla­cer de dar. Cuan­do com­pren­de­mos que lo que ha­ce­mos lo ha­ce­mos pa­ra nues­tra pro­pia paz. Cuan­do pa­ras de de­mos­trar al mun­do lo in­te­li­gen- te que eres en bus­ca de apro­ba­ción. Cuan­do de­jas de com­pa­rar­te con otros y es­tás en paz con­ti­go mis­mo. La ma­du­rez es­pi­ri­tual exis­te cuan­do pue­des dis­tin­guir en­tre ‘ ne­ce­si­dad’ y ‘ que­rer’, y eres ca­paz de de­jar ir ese que­rer. Y lo más im­por­tan­te: se ga­na ma­du­rez es­pi­ri­tual cuan­do de­jas de ane­xar la fe­li­ci­dad a las co­sas ma­te­ria­les y ba­na­les. ANÓ­NI­MO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.