Al­ter­na­ti­vas tu­rís­ti­cas

La Hora Esmeraldas - - PORTADA - TEX­TO Y FO­TOS: JOSÉ LEO­NAR­DO VI­LLA­FUER­TE

El am­bien­te fa­mi­liar y de ca­ma­ra­de­ría acom­pa­ña­do con un buen cli­ma, es lo que se vi­ve los fi­nes de se­ma­na y du­ran­te los fe­ria­dos en los bal­nea­rios de agua dul­ce, pis­ci­nas y las pla­yas de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das, que son los lu­ga­res que los tu­ris­tas vi­si­tan pa­ra pa­sar mo­men­tos de es­par­ci­mien­to en fa­mi­lia, en­tre ami­gos y así sa­lir de la ru­ti­na dia­ria de las la­bo­res. Ca­mi­nar por la pla­ya, prac­ti­car al­gún de­por­te ex­tre­mo o de­gus­tar un rico ce­vi­che o un pla­to tí­pi­co, son co­sas que enamo­ran al tu­ris­ta y les in­vi­ta a vi­si­tar Es­me­ral­das.

GAS­TRO­NO­MÍA. Dis­fru­tan­do de la ex­qui­si­tez de lo que es pro­bar un rico ce­vi­che en sus va­ria­das pre­sen­ta­cio­nes de ca­ma­rón, pes­ca­do con­cha o mix­tos, es par­te de la de­li­cio­sa gas­tro­no­mía que se ofre­ce a los vi­si­tan­tes.

NA­TU­RA­LE­ZA. Si lo que se desea es es­tar en con­tac­to con la na­tu­ra­le­za, dis­fru­tan­do de un am­bien­te fa­mi­liar y con ami­gos, los bal­nea­rios de agua dul­ce (Ta­bia­zo) son una bue­na op­ción.

MAN­JAR. Las co­ca­das son un pro­duc­to muy ape­te­ci­do por tu­ris­tas cu­ya fá­bri­ca ‘Tie­rra Ne­gra’, al igual que otras que se les ofer­ta a los via­je­ros que lle­gan o sa­len de vi­si­tar las pla­yas.

VI­SI­TA. Un pa­seo por el ma­le­cón de Las Pal­mas y sen­tir la ca­li­dad de su gen­te, vi­si­tar la pla­ya y sa­bo­rear la ri­ca gas­tro­no­mía que en el pa­tio de co­mi­da se en­cuen­tra, son muy bue­nas op­cio­nes pa­ra te­ner en cuen­ta.

PRÁC­TI­CA. El Slac­kli­ne (cuer­da ten­sa) es un de­por­te de equi­li­brio en el que se usa una cin­ta que se en­gan­cha en­tre dos pun­tos fi­jos co­mo mues­tra Ru­bén Avei­ga.

ADRE­NA­LI­NA. La banana es unos de los atrac­ti­vos que se la en­cuen­tra en la pla­ya de Ata­ca­mes, don­de por un pre­cio de tres dó­la­res por per­so­na, se vi­ve una aven­tu­ra ex­tre­ma de adre­na­li­na en el mar.

DES­TRE­ZA. Prac­ti­car al­gún de­por­te ex­tre­mo en el mar es bue­na al­ter­na­ti­va. Marcos Pu­llas, sur­fis­ta con 10 años prac­ti­can­do es­te de­por­te, da una mues­tra de su des­tre­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.