EL AVARO Y EL ORO

La Hora Esmeraldas - - CRONOS -

Un avaro ven­dió to­do lo que te­nía de más y com­pró una pie­za de oro, la cual en­te­rró en la tie­rra a la ori­lla de una vie­ja pa­red y to­dos los días iba a mi­rar el si­tio.

Uno de sus ve­ci­nos ob­ser­vó sus fre­cuen­tes vi­si­tas al lu­gar y de­ci­dió ave­ri­guar que pa­sa­ba. Pron­to des­cu­brió lo del te­so­ro es­con­di­do, y ca­van­do, to­mó la pie­za de oro, ro­bán­do­se­la. El avaro, a su si­guien­te vi­si­ta en­con­tró el hue­co va­cío y ja­lán­do­se sus ca­be­llos se la­men­ta­ba amar­ga­men­te.

En­ton­ces otro ve­cino, en­te­rán­do­se del mo­ti­vo de su que­ja, lo con­so­ló di­cién­do­le:

- Da gra­cias de que el asun­to no es tan gra­ve. Ve y trae una pie­dra y co­ló­ca­la en el hue­co. Ima­gí­na­te en­ton­ces que el oro aún es­tá allí. Pa­ra ti se­rá lo mis­mo que aque­llo sea o no sea oro, ya que de por sí no ha­rías nun­ca nin­gún uso de él.

Mo­ra­le­ja: Va­lo­ra las co­sas por lo que sir­ven, no por

lo que apa­ren­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.