Des­apa­ri­ción del Co­mi­té de Via­li­dad del Gua­yas

TRAS 25 AÑOS DE IM­POR­TAN­TE LA­BOR, POR PE­DI­DO DEL PRE­FEC­TO BU­CA­RAM, EL CVG FUE SUPRIMIDO ME­DIAN­TE DE­CRE­TO Y SU AC­TI­VI­DAD VIAL FUE TRANS­FE­RI­DA AL CON­SE­JO PRO­VIN­CIAL.

Memorias Porteñas - - Portada - Por GA­BRIEL PA­RE­DES

Co­mo di­cen en mi pue­blo “de un plu­ma­zo” se echó aba­jo una fruc­tí­fe­ra la­bor ca­si 25 años de tra­ba­jar por unir ca­se­ríos, pue­blos y ciu­da­des, y de abrir ca­mi­nos, do­tan­do de ca­rre­te­ras al país, pa­ra lle­var­lo ha­cia el pro­gre­so. Al mo­men­to de dar­se a co­no­cer el de­cre­to No 160, fir­ma­do el 29 de ju­lio de 1970, por el en­ton­ces pre­si­den­te Dr. Jo­sé Ma­ría Ve­las­co Iba­rra, por el cual se su­pri­mía el Co­mi­té de Via­li­dad del Gua­yas, y se tras­pa­sa­ban sus bie­nes, obli­ga­cio­nes, ren­tas y fun­cio­nes al Con­se­jo Pro­vin­cial del Gua­yas, se vino la he­ca­tom­be. Pa­ra ese en­ton­ces, el re­cién elec­to pre­fec­to de la pro­vin­cia, As­sad Bu­ca­ram Elm­ha­lin, es­ta­ba pro­gra­ma­do pa­ra ha­cer­se car­go del pues­to el 1 de agos­to. El pri­mer man­da­ta­rio jus­ti­fi­ca­ba su ac­cio­nar res­pec­to del co­mi­té “de­bi­do a la pro­li­fe­ra­ción de en­ti­da­des au­tó­no­mas, es­tas han des­ar­ti­cu­la­do la ges­tión del po­der gu­ber­na­men­tal y su pre­sen­cia; es fun­da­men­tal evi­tar la du­pli­ca­ción de fun­cio­nes y la dis­per­sión de los re­cur­sos pú­bli­cos, que afec­tan gra­ve­men­te a la eco­no­mía fis­cal”.

LU­TO GUA­YA­QUI­LE­ÑO

El de­cre­to en su ar­tícu­lo pri­me­ro su­pri­mía al Co­mi­té Eje­cu­ti­vo de Via­li­dad del Gua­yas, la Jun­ta de Via­li­dad y Cons­truc­cio­nes Es­co­la­res de Los Ríos y el Con­sor­cio de Mu­ni­ci­pios Ma­na­bi­tas. Aun­que sor­pren­di­do, el Ing. Ar­tu­ro Ca­bre­ra So­to­ma­yor (eje­cu­ti­vo en­car­ga­do de la ins­ti­tu­ción) por es­ta abrup­ta de- ci­sión, se­guía la­bo­ran­do nor­mal­men­te, mien­tras que los em­plea­dos mos­tra­ban emi­nen­te preo­cu­pa­ción por el fu­tu­ro in­cier­to que se les ve­nía, al aplicarse el re­fe­ri­do de­cre­to. Se reunió por ello de in­me­dia­to el Co­mi­té de Tra­ba­ja­do­res, con­vo­can­do a una Asam­blea Ge­ne­ral pa­ra de­jar fi­ja­da su po­si­ción fren­te al pro­ble­ma, de­bi­do al Con­tra­to Co­lec­ti­vo fir­ma­do con es­ta ins­ti­tu­ción. De esa ma­ne­ra em­pe­za­ron las re­cla­ma­cio­nes, a fin de que el per­so­nal no fue­ra se­pa­ra­do de sus fun­cio­nes y pa­sa­ra a se­guir la­bo­ran­do en el Con­se­jo Pro­vin­cial.

Pro­pa­ga­da la in­faus­ta no­ti­cia, en se­ñal de due­lo y pro­tes­tan­do por la ex­tin­ción de la en­ti­dad gua­ya­qui­le­ña, cer­ca del me­dio­día, el Dr. Jai­me Da­mer­val Mar­tí­nez co­lo­có un in­men­so cres­pón en la par­te fron­tal del edi­fi­cio don­de fun­cio­na­ba la en­ti­dad, arran­can­do so­na­dos aplau­sos y vi­vas de apo­yo por par­te de los em­plea­dos y tra­ba­ja­do­res, an­te un ges­to tan opor­tuno.

LA GRAN OBRA DEL CO­MI­TÉ DE VIA­LI­DAD

“¿Có­mo es po­si­ble que se co­me­ta es­ta bar­ba­ri­dad?”, co­men­ta­ban mi­les de cam­pe­si­nos, per­so­nas be­ne­fi­cia­das con las obras rea­li­za­das por es­ta em­pre­sa. “Ella nos abrió los ca­mi­nos No­bol-Ji­pi­ja­pa, la Dau­le-Sa­li­tre, tra­zó la pri­me­ra tron­cal Gua­ya­quil-Dau­le-Bal­zar- El Em­pal­me, fa­vo­re­cien­do de es­ta ma­ne­ra la pro­duc­ción agrí­co­la, con­si­de­ra­da la zo­na más ri­ca del país. De­jó una red de ca­rre­te­ras as­fal­ta­das co­mo la Mi­la­gro-Mariscal Su­cre, la Ma­ta e’ plátano-Si­món Bo­lí­var; aquí no más la Du­rán Tam­boTau­ra; por esa di­rec­ción la Na­ran­ja­lPuer­to Ba­que­ri­zo, Chi­ca­les-Bu­cay. Ha­cia la cos­ta se tra­ba­jó la vía Pla­yas- Po­sor­ja, Pro­gre­so-Sa­li­nas. Abrió sen­de­ros en Ba­baho­yo-Is­la de Be­ju­cal-Vin­ces, y mu­chas más, unien­do de es­ta ma­ne­ra Gua­yas, Los Ríos y Ma­na­bí, de­ján­do­nos más o me­nos dos mil ki­ló­me­tros de ca­rre­te­ra, unos se­sen­ta puen­tes, en­tre los que se des­ta­can, el puen­te col­gan­te de Dau­le, ca­li­fi­ca­do en su tiem­po co­mo el más largo de Su­da­mé­ri­ca; los cons­trui­dos to­tal­men­te en me­tal en Ba­ni­fe, Ma­gro, el de Ma­cul, ten­di­do so­bre la ca­rre­te­ra Pa­les­ti­na-Vin­ces; el em­ble­má­ti­co puen­te 5 de Ju­nio de Gua­ya­quil y la obra mo­nu­men­tal de los úl­ti­mos vein­te años, pues­to en ser­vi­cio re­cien­te­men­te, el puen­te Río Gua­yas, le­van­ta­do so­bre el Dau­le y el Ba­baho­yo”.

Sus ma­qui­na­rias ha­bían re­mo­vi­do ca­si dos mi­llo­nes dos­cien­tos mil me­tros cú­bi­cos de ma­te­rial pé­treo, re­lle­nan­do el puer­to de Ba­baho­yo, sin ol­vi­dar­nos de los tra­ba­jos que eje­cu­tó a lo largo del Ma­le­cón Si­món Bo­lí­var.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.