LA AR­GO­LLA: DU­RA PO­LÉ­MI­CA EN­TRE AN­TO­NIO FLO­RES JIJÓN Y N. CLE­MEN­TE PONCE

“…LEO­NAR­DO STAGG, HER­MANO DE LOS SRES. CAR­LOS Y EN­RI­QUE; SO­BRINO LOS ÚL­TI­MOS TRES[…] DEL RETADOR AN­TO­NIO FLO­RES JIJÓN…” N. CLE­MEN­TE PONCE

Memorias Porteñas - - NUESTRA HISTORIA - POR: GUI­LLER­MO AROSEMENA A. ga­ro­se­me@gra­na­sa.com.ec

N ues­tra his­to­ria es­tá lle­na de so­bre­sal­tos, in­tri­gas, po­lé­mi­cas e im­pug­na­cio­nes. En ca­da dé­ca­da se sus­ci­tan es­cán­da­los, per­so­nas acu­sa­das y pro­yec­tos que se pa­ra­li­zan. Nin­gún pre­si­den­te se sal­va. Den­tro de es­te coc­tel de sen­ti­mien­tos, el jui­cio de va­lo­res da­do por los his­to­ria­do­res so­bre los pre­si­den­tes es al­go apre­su­ra­do, car­ga­do de emo­ti­vi­dad y po­ca eva­lua­ción confiable. Ejem­plo, An­to­nio Flo­res Jijón, fue pro­fe­sio­nal, per­so­na cul­ta, ca­paz e in­tere­sa­do en con­tri­buir con el país (muy di­fe­ren­te a su pa­dre, Juan José). Fue acu­sa­do de fa­vo­re­cer a em­pre­sa­rios gua­ya­qui­le­ños, en­tre ellos los her­ma­nos Stagg y un her­mano del an­te­rior pre­si­den­te, José Ma­ría Plá­ci­do Caa­ma­ño. Tam­bién se lo acu­só jun­to a Aníbal Gon­zá­lez (fun­da­dor del Ban­co del Ecua­dor) de es­pe­cu­lar con la deu­da ex­ter­na ecua­to­ria­na.

CRÍ­TI­CO DEL MA­NE­JO ANTITÉCNICO

Flo­res Jijón vi­vió mu­chos años en Eu­ro­pa re­pre­sen­tan­do a Ecua­dor; cuan­do se lo ne­ce­si­tó pa­ra so­lu­cio­nar con­flic­tos con los es­ta­dou­ni­den­ses, via­jó a Was­hing­ton DC. Él asu­mió la pre­si­den­cia du­ran­te la fie­bre de fe­rro­ca­rri­les; exis­tían con­tra­tos pa­ra cons­truir la líneas del sur, cen­tro, Ma­na­bí, Pai­lón, Ba­ba y otros. El fra­ca­so de todos es­tos lle­vó a Flo­res Jijón a de­cla­rar que en Ecua­dor se ha­bía ca­mi­na­do de error en error. No en­ten­día có­mo los an­te­rio­res go­bier­nos ha­bían pres­cin­di­do del cré­di­to ex­terno, y echa­do mano pa­ra la fi­nan­cia­ción de las ta­les em­pre­sas de una par­te del exi­guo pre­su­pues­to na­cio­nal, con­tra­rio de lo que de­cía la téc­ni­ca. Pa­ra Flo­res Jijón: “...de­bían apro­bar­se los pro­yec­tos téc­ni­cos; que la cons­truc­ción se hi­cie­ra con so­lo la ga­ran­tía del in­te­rés por par­te del Es­ta­do; que es­ta mis­ma no se hi­cie­ra obli­ga­to­ria sino des­de que las líneas es­tu­vie­ran en vías de eje­cu­ción; que los tra­ba­jos se di­vi­die­ran por sec­cio­nes, ca­da una con pla­zo fi­jo, ven­ci­do el cual sin con­cluir­se la obra ca­du­ca­ría la con­ce­sión”.

FI­NAN­CIA­MIEN­TO PA­RA EL FE­RRO­CA­RRIL

Flo­res no es­tu­vo de acuer­do con que la cons­truc­ción del fe­rro­ca­rril Gua­ya­quil-Qui­to se fi­nan­cia­ra con las par­ti­das del pre­su­pues­to, es­te ape­nas ser­vía pa­ra cu­brir los gas­tos in­dis­pen­sa­bles. Se de­bía fi­nan­ciar a ba­se de prés­ta­mos ex­ter­nos y pa­ra ello era ne­ce­sa­rio que el país re­sol­vie­ra su des­cré­di­to en el ex­te­rior y re­co­bra­ra la con­fian­za en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros in­ter­na­cio­na­les. Lo acon­se­ja­ble era pos­ter­gar la cons­truc­ción del fe­rro­ca­rril Gua­ya­quil-Qui­to e im­pul­sar y me­jo­rar los ca­mi­nos de he­rra­du­ra y la cons­truc­ción de nue­vos, al igual que pro­lon­gar las líneas te­le­grá­fi­cas. En su man­da­to hi­zo al­gu­nos ca­mi­nos, in­clu­yen­do la Vía Flo­res. Sin co­no­ci­mien­to de Flo­res Jijón, el guayaquileño Cle­men­te Ba­llén, re­pre­sen­ta­te de Ecua­dor en Fran­cia, lle­va­ba a buen tér­mino, una ne­go­cia­ción en Pa­rís que com­bi­na­ba todos aque­llos pen­sa­mien­tos de Flo­res Jijón, de usar el cré­di­to ex­terno pa­ra fi­nan­ciar el fe­rro­ca­rril Gua­ya­quil-Qui­to. La pro­pues­ta de la ope­ra­ción cre­di­ti­cia se co­no­ció co­mo el Con­tra­to Ocks­za, el cual ini­ció una in­cen­dia­ria po­lé­mi­ca en el país. Flo­res no qui­so des­apro­ve­char la ofer­ta y des­pués del es­tu­dio de la do­cu­men­ta­ción es­tu­vo de acuer­do; el Ban­co de Des­cuen­tos de Pa­rís, pa­tro­ci­na­ba la pro­pues­ta de Ocks­za.

BOI­COT DE LA OPE­RA­CIÓN

Por pri­me­ra vez en Ecua­dor, se ha­bía ofre­ci­do una lí­nea de cré­di­to muy fa­vo­ra­ble, más de dos mi­llo­nes de fran­cos. Ca­mi­lo Ponce, con el apo­yo de N. Cle­men­te Ponce, li­de­ra­ron la opo­si­ción por con­si­de­rar que el pre­cio por ki­ló­me­tro era muy ele­va­do. Es­ta opo­si­ción se en­car­gó de des­pres­ti­giar al fi­nan­cia­dor; sos­te­nía que atrás del ne­go­cia­do es­ta­ban los her­ma­nos Stagg, so­bri­nos de Flo­res Jijón y los Caa­ma­ño. Otros po­lí­ti­cos y pe­rio­dis­tas tam­bién ata­ca­ron el pro­yec­to. El Se­na­do vo­tó en con­tra de la pro­pues­ta del con­de de Ocks­za y al mis­mo tiem­po afec­tó al pro­yec­to de con­ver­sión de la deu­da ex­ter­na, vin­cu­la­da a ese pro­yec­to. Geo Cham­bers, cón­sul de In­gla­te­rra en Gua­ya­quil y re­pre­sen­tan­te de los acree­do­res, se sin­tió frus­tra­do. Los fi­nan­cis­tas e in­ge­nie­ros en fa­vor del pro­yec­to se asom­bra­ron por la pre­ci­pi­ta­ción de los opo­si­to­res. De na­da sir­vie­ron los in­for­mes fa­vo­ra­bles de pres­ti­gio­sos hom­bres pú­bli­cos co­mo Agus­tín Leo­ni­das Ye­ro­vi, Cle­men­te Ba­llén y José M. Borja, en­tre otros.

An­to­nio Flo­res Jijón.

Cle­men­te Ponce Borja.

Leo­nar­do Stagg Flo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.