Fa­mi­lias ilus­tres que po­bla­ron es­te ba­rrio gua­ya­qui­le­ño

ES­TE TRA­DI­CIO­NAL BA­RRIO CON­SER­VA EDI­FI­CA­CIO­NES POS­TE­RIO­RES AL IN­CEN­DIO GRAN­DE DE 1896. DOS EX­PRE­SI­DEN­TES Y UN IM­POR­TAN­TE JU­RIS­CON­SUL­TO NA­CIE­RON ALLÍ.

Memorias Porteñas - - PORTADA - POR: MELVIN HO­YOS

Va­rias se­rían las épo­cas vi­vi­das por el ba­rrio de acuer­do a su ocu­pa­ción, épo­cas que van des­de los tiempos en los que vi­vie­ran en él im­por­tan­tes em­pre­sa­rios, po­lí­ti­cos y ex­pre­si­den­tes de la Re­pú­bli­ca, pa­san­do por el tiem­po en el que fue ocu­pa­do por in­te­lec­tua­les de no­ta y per­so­na­li­da­des que pro­fe­sa­ban ideas so­cia­lis­tas, has­ta la épo­ca en la que prác­ti­ca­men­te fue “to­ma­do” por los ar­tis­tas plás­ti­cos.

En la dé­ca­da del diez (si­glo XX), se es­ta­ble­cen en el ba­rrio tan­to don Fran­cis­co Man­ri­que y su fa­mi­lia, co­mo don Bar­to­lo­mé Vig­no­lo, don Luis Orran­tia, don Pablo Arosemena Me­rino y la pa­re­ja for­ma­da por Os­wal­do Za­va­la Ar­baí­za y Ana Baquerizo Ger­mán. Los Man­ri­que vi­vían en la ter­ce­ra ca­sa fren­te al río, te­nien­do co­mo ve­ci­nos a los Con­cha Torres, Cu­ca­lón Con­cha y Ta­ma­yo Con­cha. To­dos ellos, y prin­ci­pal­men­te los más jó­ve­nes, cre­cie­ron co­mo her­ma­nos, ra­zón por la cual, con el pa­so del tiem­po, las re­la­cio­nes afec­ti­vas ali­men­ta­das por años de amis­tad lle­va­ron a al­gu­nos a unir sus vi­das en ma­tri­mo­nio.

LOS VIG­NO­LO Y LOS ORRAN­TIA

Vig­no­lo era ya un muy ri­co co­mer­cian­te es­ta­ble­ci­do en la ciudad des­de 1874, cuan­do com­pró a Alfredo Por­ter su ca­sa en Las Pe­ñas, pues es­te se ra­di­có en París lue­go de con­traer ma­tri­mo­nio con la da­ma am­ba­te­ña Eli­na Qui­ro­la, pa­san­do la ca­sa al poder del comandante Tri­vi­ño gra­cias al fa­llo da­do por un jui­cio de em­pleo an­tes de 1925.

Don Luis Orran­tia Cor­ne­jo com­pró en 1912 una de las me­jo­res ca­sas del ba­rrio. Es­ta te­nía fren­te al río y ha­bía per­te­ne­ci­do du­ran­te mu­chos años a don Car­los Ren­dan Pé­rez, quien he­re­da­rá el pre­dio de su fa­mi­lia, cons­tru­yen­do en él dos años des­pués del In­cen­dio Gran­de. Don Luis for­mó fa­mi­lia con Ca­ro­li­na Wright Yca­za, ha­bien­do na­ci­do en Las Pe­ñas los úl­ti­mos tres de sus ocho hi­jos: En­ri­que, en 1913, Luis Fe­de­ri­co y To­más Car­los. La fa­mi­lia man­tu­vo en su poder el pre­dio has­ta 1965, año en el que fue ven­di­do a los es­po­sos Klein Lof­fre­do.

LOS AROSEMENA

Don Pablo Arosemena Me­rino com­pró pa­ra 1913 la de­ci­ma­cuar­ta ca­sa del la­do del ce­rro. En ella se es­ta­ble­ció con su es­po­sa, do­ña Su­sa­na Co­ro­nel, y con sus hi­jos, ha­bien­do si­do el ba­rrio la cu­na de na­ci­mien­to de los úl­ti­mos y el lu­gar en don­de cre­ce­rán y se­rán famosos Pablo y Eduar­do, sus pri­me­ros vás­ta­gos. Tam­bién se­rá es­ta ca­sa el es­ce­na­rio en el que su hi­ja Su­sa­na re­ci­bi­rá los ho­no­res co­mo la pri­me­ra rei­na que tu­vo la ciudad y en don­de ella vi­vi­rá des­de 1925, lue­go de ca­sar­se con Vi­cen­te San­tis­te­van Eli­zal­de, ve­cino de la ca­sa de al la­do, em­pa­ren­ta­do con ella por par­te de su ma­dre.

Dos años des­pués, pa­ra 1927, se ca­sa­rá Inés Arosemena Co­ro­nel con Alex Ash­ton Ful­cher, otro ve­cino que re­cién ha­bía ter­mi­na­do de cons­truir su ca­sa en el ba­rrio. Los Arosemena Co­ro­nel vi­vie­ron en es­ta ca­sa por más de me­dio si­glo, has­ta la muer­te de do­ña Su­sa­na, ma­tro­na y pi­lar de la fa­mi­lia.

UN JU­RIS­CON­SUL­TO Y DOS PRE­SI­DEN­TES

Los Za­va­la Baquerizo ha­bi­ta­ron en una ca­sa del la­do del ce­rro, que era pro­pie­dad del Dr. Vi­cen­te San­tis­te­van y en la que na­ció, el 23 de ma­yo de 1922, el ilus­tre ju­ris­con­sul­to y ex­vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Dr. Jor­ge Za­va­la Baquerizo.

En las primeras dé­ca­das del si­glo tam­bién fin­ca­ron en él su lu­gar de ha­bi­ta­ción Fo­rrest La Ro­se Yo­der, ad­mi­nis­tra­dor de la Cer­ve­ce­ría; Ot­to Berg van Lin­de, co­mer­cian­te sue­co asen­ta­do en la ciudad; En­ri­que Agui­rre Over­weg, co­mer­cian­te; Ri­go­ber­to Sán­chez Bruno, pro­pie­ta­rio ren­te­ro; Gas­tón Tho­ret, in­ge­nie­ro; Manuel Ma­ría Arro­yo, co­mer­cian­te co­lom­biano, y su hi­jo Car­los Al­ber­to Arro­yo del Río, doc­tor en Ju­ris­pru­den­cia y pre­si­den­te del Ecua­dor a ini­cios de los cua­ren­ta.

Ga­briel Pino Ro­ca, his­to­ria­dor; En­ri­que Maul­me Gó­mez; Manuel En­ri­que Se­mi­na­rio, em­pre­sa­rio y ha­cen­da­do; Ge­no­ve­va Yca­za de Gó­mez, abue­la de los Gó­mez Lin­ce; Max Meitz­ner, co­no­ci­do mé­di­co ale­mán; Au­re­lio Ca­rre­ro Cal­vo, co­no­ci­do em­pre­sa­rio; En­ri­que Gil Gil­bert, des­ta­ca­do es­cri­tor; Je­ró­ni­mo Avi­lés Agui­rre, co­mer­cian­te, es­po­so de do­ña Amé­ri­ca Al­fa­ro y pa­dre de los Avi­lés Al­fa­ro; Juan de Dios Mar­tí­nez Me­ra, doc­tor en Ju­ris­pru­den­cia, que lle­ga­ría a ser pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca en 1933. (F)

Ima­gen pos­tal del Ba­rrio Las Pe­ñas, se apre­cia su ca­rac­te­rís­ti­caca­lle em­pe­dra­da “Nu­ma Pom­pi­lio Llo­na”.

Ga­briel Pino Ro­ca, his­to­ria­dor ydi­plo­má­ti­co gua­ya­qui­le­ño

Su­sa­na Arosemena Co­ro­nel, pri­me­ra rei­na de Gua­ya­quil ele­gi­da en las fiestas por el cen­te­na­rio de la in­de­pen­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.