Hay que lle­gar al co­ra­zón de los hi­jos

No es di­fí­cil en­con­trar mo­men­tos y es­pa­cios pa­ra po­der com­par­tir con nues­tros hi­jos y pa­ra co­nec­tar­nos.

Metro Ecuador (Guayaquil) - - PLUS (I) -

Es nues­tra mi­sión co­mo pa­dres es­ta­ble­cer una re­la­ción cons­truc­ti­va con nues­tros hi­jos. Pa­ra lo­grar­la ne­ce­si­ta­mos co­nec­tar­nos con ellos des­de sus sen­ti­mien­tos, es de­cir, sin­to­ni­zar­nos con lo que sien­ten en ca­da mo­men­to de su vi­da. Cuan­do lo lo­gra­mos, se sien­ten aco­gi­dos, com­pren­di­dos y va­lo­ra­dos. Cre­cen en la se­gu­ri­dad de que tie­nen un lu­gar re­le­van­te en nues­tra vi­da y que son im­por­tan­tes en la fa­mi­lia. Po­de­mos lo­grar es­ta co­ne­xión y for­ta­le­cer la re­la­ción con nues­tros hi­jos en las ac­ti­vi­da­des y ru­ti­nas de to­dos los días.

Ob­ser­var

No es so­lo mi­rar, es dar­nos cuen­ta de lo que ellos ha­cen y lo que nos es­tán di­cien­do a tra­vés de su com­por­ta­mien­to. Leer los sen­ti­mien­tos que es­tán pre­sen­tes en ca­da mo­men­to pa­ra ayu­dar­les a re­co­no­cer­los, a ma­ne­jar­los y a desa­rro­llar au­to­con­trol emo­cio­nal. Acep­te­mos y en­se­ñé­mos­les que to­das las emo­cio­nes son vá­li­das, que no hay ni bue­nas ni ma­las, sino agra­da­bles y des­agra­da­bles.

Es im­por­tan­te que reali­ce­mos en equi­po ac­ti­vi­da­des con ellos. Las ru­ti­nas de la ca­sa, sus ac­ti­vi­da­des es­co­la­res y es­pa­cios de jue­go.

Es­cu­char

Es­tar aten­tos a com­pren­der lo que nues­tros hi­jos nos es­tán di­cien­do con sus pa­la­bras, su cuer­po, sus ex­pre­sio­nes y su es­ta­do de áni­mo. Es­to re­quie­re que les pres­te­mos to­da nues­tra aten­ción, de­je­mos de pen­sar o de ha­cer otras co­sas y los mi­re­mos a los ojos. Es­cu­char­los no ne­ce­sa­ria­men­te im­pli­ca dar­les con­se­jos o de­cir­les lo que de­ben ha­cer. Mu­chas ve­ces so­lo quie­ren que en­ten­da­mos có­mo se sien­ten, y oír­los abre la puer­ta a la co­mu­ni­ca­ción con ellos. Así po­dre­mos sa­ber lo que es­tán vi­vien­do, sin co­rre­gir, di­ri­gir o juz­gar.

CORTESIA

Ca­da uno de los mo­men­tos de­be ser es­pe­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.