PRE­LI­MI­NA­RES

CONSTRUCCIÓN SIN NE­CE­SI­DAD DE CO­LUM­NAS

Mundo Constructor - - Editorial Contenidos - Fo­to­gra­fías: Idea­la­lam­brec Be­kaert

Hor­mi­gón posten­sa­do, ma­te­rial de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que per­mi­te edi­fi­car sin ne­ce­si­dad de co­lum­nas.

En el mar­co de la II Con­ven­ción Na­cio­nal de In­ge­nie­ría, un en­cuen­tro que reúne a los me­jo­res ex­per­tos del país, se reali­zó una am­plia pre­sen­ta­ción y aná­li­sis de di­fe­ren­tes es­truc­tu­ras. En­tre las que más lla­ma­ron la aten­ción fue el hor­mi­gón posten­sa­do, un ma­te­rial cons­truc­ti­vo de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que per­mi­te a los in­ge­nie­ros edi­fi­car in­mue­bles sin ne­ce­si­dad de co­lum­nas.

Pa­ra es­to, Idea­la­lam­brec Be­kaert tra­jo al ex­per­to in­ter­na­cio­nal Bi­jan O. Aa­la­mi (in­ge­nie­ro, desa­rro­lla­dor de 'soft­wa­re' y pro­fe­sor de In­ge­nie­ría Ci­vil de la San Fran­cis­co Sta­te Uni­ver­sity), quien com­par­tió con pro­fe­sio­na­les ecuatorianos sus ex­pe­rien­cias y co­no­ci­mien­tos en la apli­ca­ción de es­te ma­te­rial cons­truc­ti­vo.

En­tre al­gu­nas de sus bon­da­des, el hor­mi­gón posten­sa­do man­tie­ne la fuer­za y evita el co­lap­so de un edi­fi­cio du­ran­te un mo­vi­mien­to te­lú­ri­co. “La pre­com­pre­sión es fun­da­men­tal pa­ra que la es­truc­tu­ra se man­ten­ga er­gui­da du­ran­te un sis­mo o en el ca­so

de al­gu­na ca­tás­tro­fe na­tu­ral”, ase­gu­ró el ex­per­to, quien tam­bién es es­pe­cia­lis­ta en es­truc­tu­ras de con­cre­to.

Aun­que ca­da país tie­ne su pro­pio có­di­go de construcción, to­dos po­seen una cla­si­fi­ca­ción de riesgo pa­ra mo­vi­mien­tos te­lú­ri­cos: al­to, me­dio y ba­jo. Una de las pre­mi­sas del hor­mi­gón posten­sa­do es que per­mi­te des­pla­za­mien­tos gran­des en zo­nas en las que el riesgo sís­mi­co es al­to. De ahí que quie­nes cons­tru­yen con es­te sis­te­ma de edi­fi­ca­ción de­ben ana­li­zar dos pun­tos im­por­tan­tes: la ca­te­go­ría del riesgo sís­mi­co y el ti­po del te­rreno, y en­con­trar una ma­ne­ra efi­cien­te pa­ra que la es­truc­tu­ra re­sis­ta la car­ga.

Aa­la­mi ase­gu­ró que pa­ra usar hor­mi­gón posten­sa­do, las lo­sas no de­ben for­mar par­te de la es­truc­tu­ra que re­sis­te. Si es­to no se cum­ple, el sis­te­ma de­ja­rá de fun­cio­nar y la es­truc­tu­ra po­dría es­tar en riesgo. El posten­sio­na­mien­to es apli­ca­ble úni­ca­men­te en vi­gas y pa­re­des. En al­gu­nos ejem­plos mos­tra­dos al pú­bli­co du­ran­te la pre­sen­ta­ción, se ob­ser­vó que las co­lum­nas cons­trui­das con hor­mi­gón posten­sa­do tie­nen de 20 a 22 cen­tí­me­tros de es­pe­sor. Es­to se de­be a que no tie­nen vi­gas, pues el hor­mi­gón posten­sa­do da ri­gi­dez, en lu­gar de fle­xi­bi­li­dad.

En ge­ne­ral, los có­di­gos cons­truc­ti­vos se orien­tan en el aná­li­sis de la edi­fi­ca­ción des­de un pun­to de vis­ta me­ra­men­te cog­ni­ti­vo; mien­tras el mar­co teó­ri­co que ri­ge los hor­mi­go­nes posten­sa­dos se es­pe­cia­li­zan en la se­gu­ri­dad. Es­to no quie­re de­cir que no exis­ta co­no­ci­mien­to de por me­dio, so­la­men­te que el en­fo­que des­de el que par­te la nor­ma­ti­va es di­fe­ren­te.

Exis­ten di­ver­sos ti­pos de aná­li­sis pa­ra de­mos­trar la efi­cien­cia y se­gu­ri­dad de la es­truc­tu­ra. Las­ti­mo­sa­men­te, es­tos no pue­den ser utilizados al ha­blar del hor­mi­gón posten­sa­do, de­bi­do a que el com­por­ta­mien­to del in­mue­ble es di­fe­ren­te. En es­ta lí­nea, las co­ne­xio­nes en­tre co­lum­nas y lo­sas se de­ben li­be­rar o abi­sa­grar, pa­ra que la es­truc­tu­ra ten­ga un com­por­ta­mien­to ade­cua­do.

Por úl­ti­mo, to­do sis­te­ma de re­fuer­zo con hor­mi­gón posten­sa­do de­be ter­mi­nar en la pared. Es­te fac­tor bus­ca man­te­ner la duc­ti­li­dad del mis­mo y evi­tar una apli­ca­ción de fuer­za que da­ñe y co­lap­se la es­truc­tu­ra.

20 CEN­TÍ­ME­TROS TIE­NE UNA VI­GA DE HORMINGÓN POSTEN­SA­DO

www.fa­bri­ca­lo.net

www.sa­be­mos­cons­truir.com

www.ar­chi­ex­po.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.