PER­SO­NA­JE

ZA­PA­TA

Mundo Constructor - - Editorial Contenidos - Fo­to­gra­fías: CZ Stu­dio

Car­los Za­pa­ta es un nom­bre que fi­gu­ra en las es­fe­ras más al­tas de la ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na mun­dial.

Car­los Za­pa­ta es un nom­bre que fi­gu­ra en las es­fe­ras más al­tas de la Ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na mun­dial. Lo que po­cos sa­ben es que es­te pro­fe­sio­nal, que por­ta su fir­ma en pro­yec­tos en Estados Uni­dos, Chi­na, Ja­pón, Viet­nam, An­go­la..., pa­só gran par­te de su vi­da en Ecua­dor.

En Quito, sus pa­dres eran due­ños de una ga­le­ría. Siem­pre es­tu­vo ro­dea­do de ar­tis­tas que iban y ve­nían a la ciu­dad. El arte y las gran­des maquinas mos­tra­ron, a lar­go de su vi­da, su fas­ci­na­ción. “La Ar­qui­tec­tu­ra com­bi­na mis dos pa­sio­nes, por lo que fue muy sen­ci­llo sa­ber qué ca­mino se­guir”, di­ce.

Sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios los cur­só en Nue­va York, en el Pratt Ins­ti­tu­te, re­co­no­ci­do por su pro­gra­ma de Ar­qui­tec­tu­ra. Años des­pués com­ple­tó su re­co­rri­do aca­dé­mi­co con una maes­tría, en Ar­qui­tec­tu­ra tam­bién, en la pres­ti­gio­sa Uni­ver­si­dad de Co­lum­bia. Su pri­me­ra vin­cu­la­ción la­bo­ral fue en la se­gun­da fir­ma más gran­de de Estados Uni­dos: Eller­be Bec­ket. Aun­que ad­qui­rió nu­me­ro­sas com­pe­ten­cias y di­se­ñó im­por­tan­tes pro­yec­tos co­mo di­rec­tor de es­ta com­pa­ñía, no tu­vo la fa­ci­li­dad pa­ra pal­par, pa­so a pa­so, el pro­ce­so cons­truc­ti­vo. Es­te fue el em­pu­jón que lo lle­vó a abrir Car­los Za­pa­ta Stu­dio, en 1993.

Mu­chos de sus clien­tes vi­vían en Mia­mi. La ‘ciu­dad del sol' fue es­tra­té­gi­ca pa­ra la aper­tu­ra de su es­tu­dio, cuan­do ape­nas te­nía 28 años. Des­de un ini­cio y con po­cos años de tra­yec­to­ria, Za­pa­ta se des­ta­có en im­por­tan­tes pro­yec­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos. Su ta­len­to se re­fle­jó en pre­mios, co­mo el Re­cord Hou­ses Award y mu­chos mas. La vi­si­bi­li­dad que le die­ron los re­co­no­ci­mien­tos le acer­ca­ron ha­cia im­por­tan­tes in­ver­sio­nis­tas.

El estilo de Za­pa­ta, sin du­da al­gu­na, es mo­derno. Quie­nes co­no­cen su obra lo

A PE­SAR DE QUE CAR­LOS NA­CIÓ EN EL ES­TA­DO TÁ­CHI­RA (VENEZUELA), CRE­CIÓ EN QUITO. OB­TU­VO SU LI­CEN­CIA­TU­RA EN AR­QUI­TEC­TU­RA EN EL INS­TI­TU­TO PRATT Y SU MAESTRÍA EN LA UNI­VER­SI­DAD DE CO­LUM­BIA. SIN EM­BAR­GO, SU RE­LA­CIÓN CON LA ACA­DE­MIA NO TER­MI­NÓ ALLÍ. AC­TUAL­MEN­TE, DA CLA­SES EN RE­CO­NO­CI­DAS UNI­VER­SI­DA­DES DE ESTADOS UNI­DOS.

iden­ti­fi­can de in­me­dia­to por ser úni­co. De ahí que, lue­go de cua­tro años, Za­pa­ta bus­ca­ra nue­vos ho­ri­zon­tes. “Me di cuen­ta de que Mia­mi no es­ta­ba pre­pa­ra­da por una ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na”. La bús­que­da de nue­vos re­tos y ex­pe­rien­cias lo tras­la­da­ron a Bos­ton, en 1996.

Jun­to con Ben Wood fun­da­ron la fir­ma Wood & Za­pa­ta. En­tre sus gran­des obras se en­cuen­tra el es­ta­dio Bears de Chica­go, el cual fue ca­li­fi­ca­do por el New York Ti­mes co­mo uno de los cin­co me­jo­res pro­yec­tos de construcción y pla­ni­fi­ca­ción en el 2003, y ga­nó un pre­mio in­ter­na­cio­nal en la Bie­nal de Bue­nos Ai­res XII. Sin em­bar­go, ese fue so­lo el ini­cio, pues pron­to dio un sal­to ha­cia Asia, don­de es­tu­vo a car­go de di­ver­sos e im­por­tan­tes obras.

¿El pri­me­ro? Xin­tian­di, un pro­yec­to co­mer­cial, que in­te­gra varios edificios de Shanghái. Ad­mi­te que la ex­pe­rien­cia en Chi­na no fue del to­do sa­tis­fac­to­ria.; es­ta fue la ra­zón por la que di­vi­die­ron Wood & Za­pa­ta. Su so­cio to­mó to­dos los pro­yec­tos en Asia y él Estados Uni­dos.

Po­co tiem­po des­pués, re­ci­bió una lla­ma­da pa­ra tra­ba­jar en el di­se­ño de uno de sus pro­yec­tos más em­ble­má­ti­cos: la torre fi­nan­cie­ra Bi­tex­co, en Ho Chi Minh-viet­nam. A es­te ras­ca­cie­los, CNN lo nom­bró co­mo uno de los 25 íco­nos de construcción.

Una flor de lo­to a pun­to de bro­tar fue la idea que ins­pi­ró el di­se­ño de es­te pro­yec­to, que cuen­ta con 68 pi­sos de ofi­ci­nas, seis sub­sue­los, un he­li­puer­to y un ob­ser­va­to­rio en el pi­so 56. En un mes, tiem­po pla­zo que le con­ce­die­ron, Za­pa­ta con­cep­tua­li­zó la obra. Es­te mis­mo país, Viet­nam, le dio la opor­tu­ni­dad de di­se­ñar Ho­tel JW Ma­rriot, en Ha­nói. Am­bos pro­yec­tos fue­ron se­lec­cio­na­dos pa­ra la Bie­nal de Ve­ne­cia del 2014.

Za­pa­ta cree que su rápido as­cen­so se de­be a cier­tas cir­cuns­tan­cias. “El ta­len­to es com­bi­na­ción de suer­te, ha­bi­li­dad pa­ra desa­rro­llar la téc­ni­ca y ha­cer bue­nas re­la­cio­nes em­pre­sa­ria­les”.

Su lar­go y exi­to­so re­co­rri­do pro­fe­sio­nal lo han lle­va­do aho­ra a en­ten­der de me­jor ma­ne­ra las ciu­da­des. “El trá­fi­co vehi­cu­lar y la in­fra­es­truc­tu­ra son un ver­da­de­ro pro­ble­ma”. De ahí que el fu­tu­ro de las ur­bes sean las cons­truc­cio­nes mix­tas, es de­cir, in­mue­bles que com­bi­nen di­fe­ren­tes ti­pos de es­pa­cios: re­si­den­cia­les, comerciales, ser­vi­cios, ofi­ci­nas, etc., ex­pli­ca el es­pe­cia­lis­ta.

Za­pa­ta los de­fi­ne co­mo pro­yec­tos de uso múl­ti­ple. “Está re­la­cio­na­do con la men­te for­ma de pen­sar de los jó­ve­nes, a quié­nes les in­tere­sa es­tar en un lu­gar y no per­der tiem­po”. Se­gún el ex­per­to, es­tas obras se mul­ti­pli­can en las gran­des ciu­da­des, y han cam­bia­do el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co y so­cial de las mis­mas.

Por es­ta ra­zón que no se ha li­mi­ta­do a un so­lo pro­yec­to, es­ce­na­rio o país. Es autor de ras­ca­cie­los, ho­te­les, es­ta­dios de fút­bol, con­do­mi­nios y ae­ro­puer­tos im­plan­ta­dos en di­fe­ren­tes lu­ga­res. Ac­tual­men­te tie­ne obras en An­go­la y Es­co­cia.

Es­to lo con­vier­te en un ar­qui­tec­to mul­ti­fa­cé­ti­co, lo cual no lo ale­ja de su estilo mo­der­nis­ta; sim­ple­men­te se adap­ta a tra­ba­jar e im­pri­me su arte en cual­quier par­te del mundo.

TRA­YEC­TO­RIA SU FRUCTÍFERA CA­RRE­RA CUEN­TA CON IN­NU­ME­RA­BLES RE­CO­NO­CI­MIEN­TOS, QUE EVI­DEN­CIAN LA MA­JES­TUO­SI­DAD DE LAS OBRAS

QUE HA LLE­VA­DO A CA­BO EN DIS­TIN­TOS CON­TI­NEN­TES.

1

2

3

4

5

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.