TE­MA CEN­TRAL

Mundo Constructor - - Contenidos - Fo­tos:cortesía Grand Dia­mond Beach

Grand Dia­mond Beach Ton­su­pa, el edi­fi­cio más al­to de la cos­ta ecua­to­ria­na es una reali­dad.

ES­ME­RAL­DAS ES PO­SEE­DO­RA DE UNO DE LOS PAISAJES MÁS SOR­PREN­DEN­TES DE LA COS­TA ECUA­TO­RIA­NA, DON­DE CON­TRAS­TA LA EXUBERANTE VE­GE­TA­CIÓN Y EL AZUL PRO­FUN­DO DEL PA­CÍ­FI­CO. BA­JO ES­TE MAR­CO NA­TU­RAL, LA FIR­MA VIP CONS­TRUC­TO­RA ES AR­TÍ­FI­CE DE UNO DE SUS PRO­YEC­TOS MÁS AM­BI­CIO­SOS: GRAND DIA­MOND BEACH TON­SU­PA, UN ÍCONO DEL PAÍS.

Ubi­ca­da en la ru­ta cos­te­ra del Océano Pa­cí­fi­co, a 26 ki­ló­me­tros al su­roes­te de Es­me­ral­das se en­cuen­tra Ton­su­pa, una pla­ya tran­qui­la de are­na sua­ve y en­torno má­gi­co, ideal pa­ra la re­la­ja­ción del vi­si­tan­te que desea dis­fru­tar de es­pec­ta­cu­la­res pues­tas de sol y de las co­mo­di­da­des que brin­da su ofer­ta ho­te­le­ra.

Ac­tual­men­te, la zo­na cuen­ta con un cre­ci­mien­to ur­ba­nís­ti­co im­por­tan­te y por ello, sus au­to­ri­da­des se preo­cu­pan por man­te­ner al día los con­tro­les y ope­ra­ti­vos de se­gu­ri­dad. Por es­to y más, Ton­su­pa fue el es­ce­na­rio idó­neo que la em­pre­sa VIP Cons­truc­to­ra eli­gió pa­ra cons­truir uno de sus pro­yec­tos más am­bi­cio­sos: Grand Dia­mond Beach. Hoy en día, una de las edi­fi­ca­cio­nes más icó­ni­cas del sec­tor y del país.

Cons­truc­ción

Grand Dia­mond Beach fue edi­fi­ca­da por la Cons­truc­to­ra Andrade Rodas VIP S.A, una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en el di­se­ño, cons­truc­ción y co­mer­cia­li­za­ción en pla­nos de de­par­ta­men­tos de lu­jo en di­fe­ren­tes sec­to­res del país.

La edi­fi­ca­ción se ele­va 32 pi­sos a126 me­tros so­bre el ni­vel del mar, con­vir­tién­do­se en el edi­fi­cio más al­to que se ha cons­trui­do en las pla­yas ecua­to­ria­nas, y el ter­ce­ro en to­do el país. Por la na­tu­ra­le­za de su es­truc­tu­ra - lle­na de dia­frag­mas - su cons­truc­ción tu­vo un tra­ta­mien­to adi­cio­nal: a sus do­ce me­tros de pro­fun­di­dad - sus plin­tos en una lo­sa de si­men­ta­ción - se in­yec­ta­ron cer­ca de 12.000 sa­cos de ce­men­to pa­ra pre­ve­nir un po­si­ble pro­ble­ma de li­cue­fac­ción.

Asi­mis­mo, en la cons­truc­ción de la obra par­ti­ci­pa­ron más de 2.000 tra­ba­ja­do­res, di­rec­tos e in­di­rec­tos. “El 80% de los tra­ba­ja­do­res son per­so­nas de la zo­na de Es­me­ral­das que apren­die­ron a tra­ba­jar ba­jo un rit­mo cons­tan­te y con pre­mi­sas cla­ras da­das por el equi­po de tra­ba­jo de VIP Cons­truc­to­ra. Con es­te edi­fi­cio, al igual que en las cua­tro to­rres an­te­rio­res de Dia­mond Beach, he­mos in­ter­na­cio­na­li­za­do el tu­ris­mo en es­te sec­tor pues el 25%

de los pro­pie­ta­rios son ex­tran­je­ros, de Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa y Amé­ri­ca La­ti­na”, des­ta­ca Ro­dri­go Andrade, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la em­pre­sa.

Ame­ni­ties:

Así, de­trás de es­te fren­te ar­tís­ti­co, el edi­fi­cio cuen­ta con 32 pi­sos que es­con­den en su in­te­rior am­plios de­par­ta­men­tos de 2 y 3 ha­bi­ta­cio­nes, ba­ña­dos con luz na­tu­ral gra­cias a su vis­ta pri­vi­le­gia­da a la cos­ta y 2 pent­hou­se ex­clu­si­vos que le per­mi­ti­rán al re­si­den­te dis­fru­tar de la me­jor vis­ta pa­no­rá­mi­ca del edi­fi­cio.

A su vez, las ins­ta­la­cio­nes cuen­tan con ame­ni­ties de pri­mer ni­vel y ofre­cen dos pi­sos com­ple­tos de áreas co­mu­na­les. El área re­crea­ti­va cuen­ta con una pis­ci­na prin­ci­pal de

600 m3 fren­te al mar, y otra de 200 m3 en el se­gun­do ni­vel to­tal­men­te tem­pe­ra­da con mu­ra­les ti­po acua­rio que ge­ne­ran una cas­ca­da ha­cia la pis­ci­na prin­ci­pal. Los 600 m3 de la pis­ci­na del pri­mer ni­vel, se ane­xan a una pi­sic­na de ni­ños con di­se­ño te­má­ti­co y par­que de agua.

El par­que acuá­ti­co dis­po­ne de to­bo­ga­nes pe­que­ños pa­ra los más chi­cos y otros más gran­des pa­ra ni­ños de 10 a 12 años. Su es­té­ti­ca tie­ne hon­gos de co­lo­res, ar­cos ma­sa­jea­do­res y un bal­de de agua, dis­pues­tos de tal ma­ne­ra, que for­man una is­la fren­te al mar que ha con­ser­va­do su pal­me­ra ori­gi­nal des­de ha­ce más de 40 años.

En el se­gun­do ni­vel se ubi­ca un gim­na­sio pro­fe­sio­nal con pre­cia­das vis­tas ha­cia el mar. Asi­mis­mo, dis­po­ne de can­chas de ten­nis, vo­lley e in­door fút­bol y un gol­fi­to ro­dea­do de un bos­que de ficus. En es­te ni­vel tam­bién se en­cuen­tra el área de spa que cuen­ta con sau­na, tur­co y dos hi­dro­ma­sa­jes - ti­po cru­ce­ro - re­sul­tan­do, una zo­na de ver­da­de­ro re­lax.

El edi­fi­cio cuen­ta con es­pec­ta­cu­la­res pent­hou­ses en los pi­sos 29, 30 y 31. Asi­mis­mo, en el pi­so 29, se en­cuen­tran las úni­cas pis­ci­nas tem­pe­ra­das del país y en el pi­so 31, los ar­qui­tec­tos han dis­pues­to un mirador de vi­drio tem­pla­do que ofre­ce a los re­si­den­tes una ex­pe­rien­cia úni­ca pa­ra apre­ciar la al­tu­ra des­de una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te.

Ya en el in­te­rior, los in­gre­sos al edi­fi­cio son con bra­za­le­tes elec­tró­ni­cos que per­mi­ten a los usua­rios te­ner ac­ce­so a to­das las áreas co­mu­na­les y a sus de­par­ta­men­tos.

Pre­mio in­ter­na­cio­nal

Grand Dia­mond Beach fue acree­dor al In­ter­na­tio­nal

'Star for Lea­ders­hip in Qua­lity Award', un re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal que se lle­va a ca­bo en Pa­rís y es otro­ga­do por el BID pa­ra re­co­no­cer el pres­ti­gio de em­pre­sas des­ta­ca­das, or­ga­ni­za­cio­nes y em­pren­de­do­res de di­ver­sos sec­to­res em­pre­sa­ria­les. “Es­te ga­lar­dón nos per­te­ne­ce a to­dos los pro­fe­sio­na­les ecua­to­ria­nos y a nues­tros pro­vee­do­res de pri­mer ni­vel que hi­cie­ron que es­te edi­fi­cio lle­gue a fe­liz tér­mino y que ha­ya so­por­ta­do, sin nin­gu­na afec­ta­ción en su es­truc­tu­ra, el te­rre­mo­to del 16 de abril”, ex­pli­ca Andrade.

Grand Dia­mond Beach fue pen­sa­do pa­ra ofre­cer a los clien­tes la po­si­bi­li­dad de dis­fru­tar de las bon­da­des de la pla­ya en un edi­fi­cio que ofre­ce múl­ti­ples co­mo­di­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.