Ing. Jo­sé Ja­ra­mi­llo

"El Eje­cu­ti­vo ha en­con­tra­do en la cons­truc­ción, una vál­vu­la de es­ca­pe a la ac­tual si­tua­ción eco­nó­mi­ca del país".

Mundo Constructor - - Personaje Destacado - Fuen­te: Mun­do Cons­truc­tor / Fo­tos: Die­go To­ral y Eduar­do Na­ran­jo

En tiem­pos don­de el sec­tor cons­truc­ción no pa­sa por su me­jor mo­men­to, Mun­do Cons­truc­tor en­tre­vis­tó al Ing. Jo­sé Ja­ra­mi­llo, Pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Cons­truc­ción de Cuen­ca, pa­ra co­no­cer los desafíos que en­fren­ta su ges­tión y las pro­yec­cio­nes pa­ra el si­guien­te se­mes­tre del año.

¿Qué desafíos pre­sen­ta la Cá­ma­ra de Cons­truc­ción de Cuen­ca pa­ra es­te si­guien­te se­mes­tre del año?

Con­si­de­ro que los lo­gros den­tro de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción de Cuen­ca ac­tual­men­te son realidades tan­gi­bles. El po­der re­sal­tar co­mo un he­cho la rea­li­za­ción de la fe­ria de cons­truc­ción más gran­de del sur del país, con resultados al­ta­men­te po­si­ti­vos en la eje­cu­ción de ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios de gran en­ver­ga­du­ra, hi­zo que cum­pla­mos con uno de nues­tros ma­yo­res ob­je­ti­vos: el de di­na­mi­zar la eco­no­mía en el sec­tor cons­truc­tor del país. Sin lu­gar a du­das, otro gran lo­gro pa­ra nues­tra ad­mi­nis­tra­ción es el te­ner un es­pa­cio pro­pio de co­mu­ni­ca­ción ra­dial, mis­mo

“El pró­xi­mo se­mes­tre del año, la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción de Cuen­ca de­be con­ti­nuar con el tra­ba­jo en re­pre­sen­ta­ción de los agre­mia­dos, prin­ci­pal­men­te ac­tuan­do co­mo vo­ce­ros de nues­tros re­pre­sen­ta­dos an­te las au­to­ri­da­des na­cio­na­les”.

que se en­cuen­tra al aire por ter­cer mes con­se­cu­ti­vo con ex­ce­len­tes resultados de sin­to­nía y de co­mu­ni­ca­ción. Asi­mis­mo, el pró­xi­mo se­mes­tre del año, la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción de Cuen­ca de­be con­ti­nuar con el tra­ba­jo en re­pre­sen­ta­ción de los agre­mia­dos, prin­ci­pal­men­te ac­tuan­do co­mo vo­ce­ros de nues­tros re­pre­sen­ta­dos an­te las au­to­ri­da­des na­cio­na­les. Con­si­de­ro que el mo­men­to po­lí­ti­co es ade­cua­do por la pre­dis­po­si­ción del eje­cu­ti­vo de abrir un diá­lo­go con los di­fe­ren­tes ac­to­res de la so­cie­dad. Nues­tro ob­je­ti­vo de apor­tar en re­for­mas a la ley de con­tra­ta­ción pú­bli­ca y de ma­ne­ra di­rec­ta a la eli­mi­na­ción de la re­so­lu­ción 078 del SERCOP, mis­ma que li­mi­ta la par­ti­ci­pa­ción de los pro­fe­sio­na­les al ca­li­fi­car la tem­po­ra­li­dad de los cu­rrícu­los de los ofe­ren­tes.

A su pa­re­cer, ¿có­mo ha be­ne­fi­cia­do la de­ro­ga­ción de la de­no­mi­na­da ‘Ley de Plus­va­lía' al sec­tor cons­truc­ción en lo que va del año?

La res­pues­ta es sen­ci­lla y di­rec­ta. Al de­ro­gar­se la ‘Ley de Plus­va­lía', re­gre­só la con­fian­za, tan­to pa­ra el com­pra­dor co­mo pa­ra el in­ver­sio­nis­ta, que es quien ha­ce la in­yec­ción de ac­ti­vos a la eco­no­mía al cons­truir sus pro­yec­tos pues­to que aho­ra se­rá mu­cho me­nos com­pli­ca­da la ven­ta de un de­ter­mi­na­do in­mue­ble.

Se de­be re­cor­dar tam­bién que, al de­ro­gar es­ta ley, se crea­ron in­cen­ti­vos tri­bu­ta­rios por par­te de la ban­ca pú­bli­ca y de la CFN, otor­gan­do ma­yor agi­li­dad al com­pra­dor y al pro­po­nen­te pa­ra ac­ce­der a un cré­di­to con me­jo­res ta­sas de in­te­rés y pla­zos ade­cua­dos. El te­ma es cla­ro: el Eje­cu­ti­vo ha en­con­tra­do en la cons­truc­ción, una vál­vu­la de es­ca­pe a la ac­tual si­tua­ción eco­nó­mi­ca del país.

¿Por qué con­si­de­ra tan im­por­tan­te el apo­yo que de­be re­ci­bir el sec­tor des­de el Go­bierno?

Den­tro de la eco­no­mía na­cio­nal, la cons­truc­ción ac­túa co­mo cuar­to pro­duc­tor den­tro del PIB, des­pués de sec­to­res co­mo ma­nu­fac­tu­ra, pe­tró­leo y co­mer­cio. De es­ta for­ma, por ca­da pla­za di­rec­ta de tra­ba­jo que ge­ne­ran otras ac­ti­vi­da­des de la eco­no­mía, es­te sec­tor al­ber­ga al­re­de­dor de tres pla­zas in­di­rec­tas, ta­les co­mo trans­por­tis­tas, me­cá­ni­cos, fe­rre­te­ros o dis­tri­bui­do­ras de ali­men­tos que ge­ne­ral­men­te lle­gan al lu­gar de la obra con sus pro­duc­tos, en­tre otros pro­vee­do­res. Tam­bién es im­por­tan­te des­ta­car que la mano de obra que re­quie­re es­te sec­tor, no es ca­li­fi­ca­da y pre­pa­ra­da en su to­ta­li­dad, por lo que es­ta ac­ti­vi­dad abre un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des pa­ra la cla­se obre­ra, es de­cir, pa­ra aque­llas per­so­nas que no po­drían desen­vol­ver­se en otro ám­bi­to por su fal­ta de pre­pa­ra­ción. Por con­si­guien­te, el desa­rro­llo de la cons­truc­ción in­ci­de de ma­ne­ra di­rec­ta en la cla­se so­cio-eco­nó­mi­ca más ne­ce­si­ta­da, me­jo­ran­do pro­ble­mas so­cia­les co­mo el des­em­pleo, un fac­tor que siem­pre ha exis­ti­do en nues­tro país. Por to­do lo an­tes des­cri­to y, su­ma­do a que el ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio di­na­mi­za la eco­no­mía de ma­ne­ra ins­tan­tá­nea, (pues in­clu­ye al sec­tor financiero, a cons­truc­to­res y a com­pra­do­res di­rec­ta­men­te) ha­ce que es­ta ac­ti­vi­dad me­rez­ca to­tal aten­ción y apo­yo por par­te de los go­ber­nan­tes de turno.

¿Qué es­tra­te­gias o es­fuer­zos se de­ben plan­tear pa­ra que se reac­ti­ve el sec­tor?

Los es­fuer­zos de­ben di­rec­cio­nar­se de ma­ne­ra uni­fi­ca­da y en ellos de­be­rían in­cluir­se a to­dos los sec­to­res: eje­cu­ti­vo, le­gis­la­ti­vo, in­ver­sio­nis­ta y com­pra­dor. La reali­dad ac­tual nos per­mi­te en­tre­ver que po­co a po­co

se ha re es­ta­ble­ci­do la con­fian­za, por en­de, los me­ca­nis­mos co­mer­cia­les que pue­dan lle­gar a te­ner ca­da uno de los pro­yec­tos tie­nen que ser bien tra­ba­ja­dos. Por otro la­do, el ciu­da­dano co­mún tam­bién de­be ser un ac­tor ac­ti­vo den­tro de la vo­ce­ría. Aho­ra, es im­por­tan­te co­no­cer que la obra pú­bli­ca es un mo­tor fun­da­men­tal del sec­tor y en ese sen­ti­do, exis­te to­da­vía mu­cho tra­ba­jo por desa­rro­llar pues la 'Ley de Con­tra­ta­ción Pú­bli­ca' tie­ne al­gu­nos va­cíos que de­ben ser tra­ba­ja­dos con los cons­truc­to­res, con las per­so­nas que la vi­vi­mos día a día. Con­si­de­ro muy im­por­tan­te tam­bién que el por­tal de com­pras pú­bli­cas, una he­rra­mien­ta bá­si­ca pa­ra quie­nes que­re­mos ac­ce­der a un con­tra­to pú­bli­co, tie­ne que pre­sen­tar me­jo­ras y de­be con­tar con me­ca­nis­mos más di­ná­mi­cos de co­mu­ni­ca­ción. Asi­mis­mo, pien­so que los con­tra­tos tie­nen que ser exi­gen­tes pa­ra am­bas par­tes; tan­to pa­ra el con­tra­tis­ta co­mo pa­ra el con­tra­tan­te; y por su­pues­to, el uni­ver­so de ofe­ren­tes de­be ser abier­to y la me­jor ma­ne­ra de ha­cer­lo es me­jo­ran­do la re­so­lu­ción 078 del Sercop.

“Al de­ro­gar la ‘Ley de Plus­va­lía', se crea­ron in­cen­ti­vos tri­bu­ta­rios por par­te de la ban­ca pú­bli­ca y de la CFN, otor­gan­do ma­yor agi­li­dad al com­pra­dor y al pro­po­nen­te pa­ra ac­ce­der a un cré­di­to con me­jo­res ta­sas de in­te­rés y pla­zos ade­cua­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.