LA EUROPOL de­tie­ne a una ban­da acu­sa­da de pro­pa­gar el MALWA­RE

PC Evolution - - Da­tos Ban­ca­rios -

En una ope­ra­ción a nivel in­ter­na­cio­nal de la Europol, han si­do de­te­ni­dos un ac­ti­vo gru­po de de­lin­cuen­tes ci­ber­né­ti­cos que se sos­pe­cha que es­tán de­trás del desa­rro­llo y pro­pa­ga­ción del malwa­re Zeus y Sp­ye­ye. El malwa­re ha si­do uti­li­za­do pa­ra ro­bar di­ne­ro de cuen­tas ban­ca­rias en lí­nea, que la ban­da ha­bría cau­sa­do da­ños por va­lor de 2 mi­llo­nes.

La ope­ra­ción, que tu­vo lu­gar los días 18 y 19 de ju­nio en Ucra­nia y re­ci­bió el apo­yo de Europol ape­nas se de­tu­vo a cin­co sos­pe­cho­sos y se han re­gis­tra­do ocho vi­vien­das. Se­gún Europol, los de­lin­cuen­tes uti­li­zan el malwa­re pa­ra ata­car los sis­te­mas de ban­ca on­li­ne en Eu­ro­pa y más allá. “Ca­da ci­ber­de­lin­cuen­te te­nía su pro­pia es­pe­cia­li­dad y el un gru­po se de­di­ca a dis­tri­buir el malwa­re, in­fec­tar má­qui­nas, re­co­gien­do cre­den­cia­les de ban­ca en lí­nea y otros al la­va­do de di­ne­ro a tra­vés de hom­bres de pa­ja”, di­jo que la in­ves­ti­ga­ción eu­ro­pea. En los fo­ros de ci­ber­de­lin­cuen­tes cre­den­cia­les ro­ba­das fue­ron com­pro­me­ti­dos da­tos de la cuen­ta y el malwa­re ne­go­cian. El gru­po tam­bién sus “ser­vi­cios de hac­king” a otros par­ti­dos y la coope­ra­ción con otros cri­mi­na­les ci­ber­né­ti­cos se han en­con­tra­do. “Es­te fue un gru­po muy ac­ti­vo de de­lin­cuen­tes que es­ta­ban ac­ti­vos en los paí­ses en to­dos los con­ti­nen­tes, de­ce­nas de mi­les de usua­rios in­fec­ta­dos con tro­ya­nos ban­ca­rios lue­go ata­ca­ron los gran­des ban­cos”, ha di­cho la Europol.

El ob­je­ti­vo de es­te JIT era apun­tar a los cri­mi­na­les ci­ber­né­ti­cos de al­to nivel y sus cóm­pli­ces que son sos­pe­cho­sos de desa­rro­llo, la ex­plo­ta­ción y dis­tri­bu­ción de Zeus y Sp­ye­ye de malwa­re - dos tro­ya­nos ban­ca­rios muy co­no­ci­dos -, así co­mo la ca­na­li­za­ción y el co­bro de sa­li­da del pro­duc­to de sus de­li­tos. Los ci­ber­de­lin­cuen­tes uti­li­zan el malwa­re pa­ra ata­car los sis­te­mas de ban­ca on­li­ne en Eu­ro­pa y más allá, la adap­ta­ción de sus so­fis­ti- ca­dos tro­ya­nos ban­ca­rios con el tiem­po pa­ra de­rro­tar a las me­di­das de se­gu­ri­dad im­ple­men­ta­das por los ban­cos. Ca­da de­lin­cuen­te te­nía su es­pe­cia­li­dad y el gru­po es­tu­vo in­vo­lu­cra­do en la crea­ción de malwa­re, in­fec­tar má­qui­nas, co­se­chan­do cre­den­cia­les ban­ca­rias y la­va­do de di­ne­ro a tra­vés de las lla­ma­das re­des de mu­las de di­ne­ro. En los fo­ros sub­te­rrá­neos di­gi­ta­les, ellos ne­go­cian ac­ti­va­men­te cre­den­cia­les ro­ba­das, in­for­ma­ción de cuen­tas ban­ca­rias com­pro­me­ti­do y malwa­re, mien­tras que la ven­ta ‘ser­vi­cios’ de su pi­ra­te­ría y la bús­que­da de nue­vos so­cios de coope­ra­ción en otras ac­ti­vi­da­des ci­ber­cri­mi­na­les. Es­te era un gru­po cri­mi­nal muy ac­ti­vo que tra­ba­jó en los paí­ses en to­dos los con­ti­nen­tes, in­fec­tan­do a de­ce­nas de mi­les de equi­pos de los usua­rios con tro­ya­nos ban­ca­rios, y pos­te­rior­men­te di­ri­gi­do mu­chos de los prin­ci­pa­les ban­cos. Se es­ti­ma que el da­ño pro­du­ci­do por el gru­po pa­ra te­ner por lo me­nos 2 mi­llo­nes de eu­ros.

“En una de las ope­ra­cio­nes más im­por­tan­tes coor­di­na­dos por la agen­cia en los úl­ti­mos años Europol tra­ba­jó con un equi­po in­ter­na­cio­nal de in­ves­ti­ga­do­res pa­ra de­rri­bar un gru­po cri­mi­nal ci­ber­né­ti­co muy des­truc­ti­va. Con nues­tros so­cios in­ter­na­cio­na­les, es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con la lu­cha con­tra las ame­na­zas pro­vo­ca­das por el malwa­re y otros for­mas de ci­ber­de­lin­cuen­cia, que dan cuen­ta de las in­fra­es­truc­tu­ras tec­no­ló­gi­cas más se­gu­ras y transac­cio­nes fi­nan­cie­ras en lí­nea pa­ra las em­pre­sas y per­so­nas de to­do el mun­do “, di­jo Rob Wainw­right, di­rec­tor de Europol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.