Hac­ker Aus­tra­liano

PC Evolution - - Niños Hackers -

El hac­ker aus­tra­liano de 13 años es co­no­ci­do en In­ter­net co­mo “s3r­ver.exe” y se ga­nó la aten­ción de los me­dios el año pa­sa­do cuan­do su­pues­ta­men­te, in­gre­só a los si­tios de Sony Pic­tu­res, la UFC y pá­gi­nas gu­ber­na­men­ta­les muy re­le­van­tes. Una de las si­tua­cio­nes más so­na­das fue la del hac­keo al si­tio de la UFC, pues con ese even­to se fil­tró la información per­so­nal de Da­na Whi­te, ya que él ha­bía de­cla­ra­do es­tar a fa­vor de la ley SO­PA.

Des­pués de unos me­ses, va­rios si­tios co­mo Ca­ge­po­ta­to re­por­ta­ron que el ver­da­de­ro cul­pa­ble era un hom­bre co­no­ci­do co­mo Josht­he­god. Aún así, el ni­ño aus­tra­liano ha ha­bla­do con si­tios co­mo Soft­pe­dia y a tra­vés de ese me­dio ha de­cla­ra­do ser el res­pon­sa­ble de­trás de los ata­ques a si­tios co­mo el de la po­li­cía de Oa­kland o el del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se. Cuan­do le han pre­gun­ta­do por qué de­ci­dió ser hac­ker, él ha res­pon­di­do que le in­tere­só por­que vio mu­chos vi­deos y no­ti­cias al res­pec­to, des­pués co­no­ció ami­gos en In­ter­net, y fue­ron ellos quie­nes se en­car­ga­ron de en­se­ñar­le los pri­me­ros tru­cos.

Ca­da vez es más co­mún que apa­rez­can ca­sos de ni­ños hac­kers que ha­cen va­rias co­sas: desa­rro­llan malwa­re, ata­can si­tios o blo­quean al­go es­pe­cí­fi­co en In­ter­net. Hoy en día, mu­chos ni­ños cre­cen a la par de la tec­no­lo­gía y si an­tes era más co­mún que los adul­tos fue­ran quie­nes co­me­ten ac­tos ile­ga­les re­la­cio­na­dos a ella, aho­ra ya no es ra­ro es­cu­char de ni­ños has­ta me­nos de 10 años que ya sa­ben más de pro­gra­ma­ción y tec­no­lo­gía que mu­cha gen­te ma­yor que ellos.

Se­gún las le­yes de di­fe­ren­tes paí­ses, es­tos ni­ños de­ben de ser cas­ti­ga­dos por sus ac­tos, pe­ro al­gu­nos pien­san que más bien de­be­rían ser apo­ya­dos y edu­ca­dos so­bre la éti­ca re­la­cio­na­da a la tec­no­lo­gía pa­ra que usen sus ta­len­tos en al­go po­si­ti­vo. Aquí les com­par­ti­mos cin­co ca­sos de ni­ños hac­kers, y aun­que sus iden­ti­da­des no son co­no­ci­das por tra­tar­se de me­no­res de edad, las dis­tin­tas au­to­ri­da­des de sus res­pec­ti­vos paí­ses sí han ex­pli­ca­do sus ca­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.