To­do un equi­po de pro­fe­sio­na­les se pre­pa­ra pa­ra la lle­ga­da del hués­ped. El ser­vi­cio per­so­na­li­za­do va des­de el mo­men­to de ha­cer la re­ser­va has­ta su sa­li­da del ho­tel.

Revista Abordo - - VIAJERO EXPERT - TEX­TO: Ma. Cris­ti­na Gue­va­ra FO­TOS: Eduar­do Na­ran­jo / Cortesía NH Co­llec­tion

DA­TOS: Nú­me­ro de ha­bi­ta­cio­nes: 124 Ser­vi­cios: Gim­na­sio Wi­fi Gra­tis Spa Es­ta­cio­na­mien­to Sa­las de reunio­nes

Ima­gi­ne un aje­trea­do día de ne­go­cios. Lle­ga al ho­tel y le re­ci­ben con una es­ta­ción de bien­ve­ni­da: una be­bi­da ca­lien­te y di­fe­ren­te co­mo el ca­ne­la­zo, o un re­fres­can­te ju­go de fru­ta. Pe­ro aún no se sien­te com­ple­ta­men­te re­la­ja­do, por eso uno de los an­fi­trio­nes del ho­tel le su­gie­re que se di­ri­ja al spa pa­ra re­ci­bir un ma­sa­je de re­la­ja­ción de cortesía. Al día si­guien­te, tie­ne una jun­ta im­por­tan­te, por es­ta razón re­quie­re de un ser­vi­cio de In­ter­net con al­ta ve­lo­ci­dad y un lu­gar pri­va­do pa­ra tra­tar sus te­mas de ne­go­cios. El per­so­nal le su­gie­re que use la sa­la VIP. Y en la no­che, unas có­mo­das y mo­der­nas ha­bi­ta­cio­nes -con agra­da­ble y fres­co olor- le es­pe­ran pa­ra re­ga­lar­le un des­can­so re­pa­ra­dor.

Es­ta ex­pe­rien­cia es po­si­ble en el NH Co­llec­tion Ro­yal Qui­to. “Que­re­mos ser un alia­do es­tra­té­gi­co pa­ra sus ne­go­cios”, co­men­ta Luis Ale­xan­der Fe­rrer, Ge­ren­te del ho­tel, quien tra­ba­ja pa­ra que el clien­te vi­va una ex­pe­rien­cia di­fí­cil de ol­vi­dar. Pa­ra lo­grar­lo, va de la mano con el per­so­nal, quien tie­ne la mi­sión de sor­pren­der y de es­tar 100% dis­po­ni­ble pa­ra las ne­ce­si­da­des del hués­ped.

NH Co­llec­tion ha desa­rro­lla­do gran ex­pe­rien­cia en el seg­men­to de via­je­ros de ne­go­cios, pe­ro cuando se tra­ta de tu­ris­mo fa­mi­liar o de di­ver­sión, el ho­tel tam­bién pre­pa­ra un tra­to per­so­na­li­za­do. Pa­ra lo­grar­lo, se tra­ba­ja an­tes del arri­bo del hués­ped. Las eje­cu­ti­vas de ven­tas ave­ri­guan las ex­pec­ta­ti­vas y ne­ce­si­da­des en el mo­men­to de ha­cer la re­ser­va­ción. De es­ta ma­ne­ra co­no­cen há­bi­tos ali­men­ti­cios (por ejem­plo si el hués­ped es ve­ge­ta­riano), la can­ti­dad de per­so­nas a hos­pe­dar­se (se pue­de adap­tar las ha­bi­ta­cio­nes pa­ra fa­mi­lias, en ca­so de que se re­quie­ra), en­tre otras. La idea es que el via­je­ro sien­ta que to­dos han es­pe­ra­do su lle­ga­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.