CA­MI­NAN­DO POR EL CO­LOR Y LA ABUN­DAN­CIA

El en­can­to del Mer­ca­do de Iña­qui­to

Revista Abordo - - SALA VIP -

Se di­ce que pa­ra co­no­cer la ver­da­de­ra gas­tro­no­mía de una ciu­dad, se de­be vi­si­tar un mer­ca­do. En Qui­to hay mu­chos, abun­dan­tes en fru­tas y verduras, lle­nos de co­lor, lle­nos de vi­da. Pe­ro Ma­ría Susana es­co­gió en es­ta oca­sión el Mer­ca­do de Iña­qui­to, uno de sus lu­ga­res fa­vo­ri­tos al mo­men­to de co­mer al­go tra­di­cio­nal con su fa­mi­lia, cuan­do vi­si­ta la ca­pi­tal.

Ella dis­fru­ta de su ca­mi­na­ta. “Esa gra­cia, ese fol­clor, esa for­ma, ese ca­ris­ma, la ama­bi­li­dad de las ca­se­ri­tas, esas fru­tas fres­cas, el de­li­cio­so hor­na­do, los ju­gos, hi­cie­ron de mi ex­pe­rien­cia muy pla­cen­te­ra”, co­men­ta. To­dos la re­ci­ben con ese ca­ri­ño ca­rac­te­rís­ti­co de quie­nes tra­ba­jan en los pues­tos: “Ven­ga mi rei­na”, le di­cen las ca­se­ras. Le regalan los co­lo­ri­dos ju­gos, le ha­cen pro­bar el de­li­cio­so cue­ro del hor­na­do, ella co­me es­te pla­to con gus­to en un lu­gar con 35 años de tra­di­ción.

Ese ra­dian­te sol se con­vier­te en una no­che es­tre­lla­da y fresca. Lle­va­mos a Ma­ría Susana a Car­lo­ta, un ho­tel bou­ti­que que se es­tá con­vir­tien­do en un ícono del Cen­tro His­tó­ri­co de Qui­to. Su loun­ge, ubi­ca­do en el

roof­top per­mi­te ver a la Vir­gen del Pa­ne­ci­llo, un lu­gar que pa­ra Ma­ría Susana es cla­ve cuan­do al­guien vi­si­ta Qui­to. Se sir­ve un gin de ci­lan­tro y ají; la no­che es de en­sue­ño.

Si quie­re co­mer el au­tén­ti­co hor­na­do qui­te­ño, acu­da al Mer­ca­do de Iña­qui­to. Acom­pa­ñe su co­mi­da con un de­li­cio­so y con­tun­den­te ju­go de na­ran­ji­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.