Big Da­ta: Ren­ta­bi­li­zan­do la Información

Revista Ekos - - BUSINESS CULTURE -

Ex­plo­rar có­mo Big Da­ta es­tá cam­bian­do la for­ma en la que las em­pre­sas to­man sus de­ci­sio­nes y có­mo a tra­vés de es­tra­te­gias in­te­li­gen­tes po­drían me­jo­rar su com­pe­ti­ti­vi­dad fue­ron las te­má­ti­cas prin­ci­pa­les que se abor­dó en Big Da­ta: Ren­ta­bi­li­zan­do la Información, un even­to or­ga­ni­za­do por Com­pu­ter­world Ecua­dor jun­to a Noux (re­pre­sen­tan­te de Te­ra­da­ta en el país), Gru­po No­va­tech y Nexsys del Ecua­dor.

Al en­cuen­tro asis­tie­ron, apro­xi­ma­da­men­te 200 asis­ten­tes del sec­tor tec­no­ló­gi­co na­cio­nal, quie­nes du­ran­te un jor­na­da -que in­cluía char­la y ta­ller- se die­ron ci­ta pa­ra com­pren­der una nue- va di­ná­mi­ca de ne­go­cio de la mano de Step­hen Brobst, Chief Tech­no­logy Of­fi­cer (CTO) de Te­ra­da­ta (foto), com­pa­ñía es­pe­cia­li­za­da en he­rra­mien­tas de da­ta wa­rehou­sing y ana­lí­ti­cas em­pre­sa­ria­les con pre­sen­cia en más de 60 paí­ses. En el 2014, Brobst fue se­lec­cio­na­do co­mo el cuar­to CTO de EE UU. Es­ta se­lec­ción fue rea­li­za­da por Exe­crank, de una lis­ta de 2.500 pros­pec­tos, que en un ini­cio se pro­yec­tó so­bre los 10.000. El CTO de Te­ra­da­ta com­par­te los pri­me­ros lu­ga­res con sus pa­res de Ama­zon.com, Tes­la Mo­tors e In­tel. Con un pre­gra­do en In­ge­nie­ría Eléc­tri­ca y Cien­cias de la Compu­tación, en la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia y ade­más de un mas­te­ra­do y doc­to­ra­do en Cien­cias de la Compu­tación en MIT, Brobst se ha des­ta­ca­do co­mo una fi­gu­ra re­pre­sen­ta­ti­va del mun­do Big Da­ta - Analy­tics.

La char­la dic­ta­da es­tu­vo di­vi­di­da en tres par­tes. En la pri­me­ra, se ex­pli­có qué es Big Da­ta y su im­por­tan­cia pa­ra las in­dus­trias. En la se­gun­da y ter­ce­ra par­te, el ex­po­si­tor tra­tó el fu­tu­ro del Clou­dcom­pu­ting y el ma­ne­jo de da­tos tan­to en las em­pre­sas pú­bli­cas y pri­va­das. Una de las pre­mi­sas de la con­fe­ren­cia fue que to­da em­pre­sa ne­ce­si­ta de información, la cual de­be ser im­por­tan­te pa­ra su rol de ne­go­cio. To­da em­pre­sa pue­de crear ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas gra­cias a Big Da­ta.

Se­gún Brobst, la economía en Ecua­dor si­gue cre­cien­do en re­fe­ren­cia a la adop­ción de es­tas he­rra­mien­tas. De he­cho, ac­tual­men­te la com­pa­ñía ase­so­ra a or­ga­ni­za­cio­nes na­cio­na­les co­mo Cor­po­ra­ción Favorita (Su­per­ma­xi), Di­ners Club del Ecua­dor y Te­le­fó­ni­ca.

A par­tir de lo ex­pues­to, Ch­ris­tián Ce­rón, del Ban­co Cen­tral del Ecua­dor, ideó es­tra­te­gias pa­ra con­so­li­dar las ac­cio­nes ya eje­cu­ta­das en la en­ti­dad a tra­vés de he­rra­mien­tas de BI. Por su par­te Iris Vi­lo­ria, Sub­ge­ren­te de Fi­de­li­za­ción y Aná­li­sis de Mer­ca­dos de Gru­po GPF, se con­ven­ció so­bre el po­der de Big Da­ta en la em­pre­sa que co­la­bo­ra. “Po­dría­mos uti­li­zar la da­ta de for­ma efec­ti­va, pa­ra me­jo­rar pro­ce­sos in­ter­nos, que se orien­ten a ge­ne­rar so­lu­cio­nes de va­lor".

¿Los lí­mi­tes de la Big Da­ta? Brobst no pue­de ima­gi­nar­los; cree que aho­ra es el ini­cio. Y aun­que con­si­de­ra que pue­de so­nar sí­ni­co de su par­te, ase­gu­ra que en un fu­tu­ro ya no se uti­li­za­rá el tér­mino de Big Da­ta, ya que ac­tual­men­te ha­ce re­fe­ren­cia a una gran can­ti­dad de re­cur­sos, pe­ro des­pués “se­rá da­ta, sin im­por­tar si es gran­de, pe­que­ña, cua­dra­da o cir­cu­lar. Big Da­ta es una ter­mi­no­lo­gía que tie­ne que ir­se. Even­tual­men­te ten­dre­mos un nue­vo nom­bre pa­ra de­no­mi­nar­la”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.