TIPS PA­RA LU­CIR RADIANTE AL BA­JAR DEL AVIÓN

MU­CHAS HO­RAS DE VUE­LO PUE­DEN AFEC­TAR SU ROS­TRO TORNÁNDOLO CAN­SA­DO, CON OJERAS Y LA PIEL SE­CA. AQUÍ AL­GU­NOS CON­SE­JOS PA­RA LLE­GAR RADIANTE A SU DES­TINO.

Semana (Ecuador) - - Sumario - Vir­gi­nia Gó­mez go­mezv@granasa.com.ec

EL GLAMOUR y el es­ti­lo de­be con­ser­var­los in­clu­so du­ran­te las ho­ras de vue­lo. Lle­var mi­ni­kits de ma­qui­lla­je y de pro­duc­tos pa­ra el cuidado de su piel es po­si­ble, to­do es cues­tión de adap­tar­se a las re­glas de las ae­ro­lí­neas, sin de­jar nin­gún ar­tícu­lo fue­ra de su bol­so de via­je. Si es de las que via­jan cons­tan­te­men­te, re­cuer­de que mu­chas ho­ras de vue­lo pue­den pa­sar­le fac­tu­ra a su cuer­po, no so­lo ha­cién­do­le sen­tir can­san­cio sino pro­vo­can­do su­fri­mien­to a la piel de su ca­ra, ha­cién­do­la lu­cir can­sa­da, oje­ro­sa y des­hi­dra­ta­da. Pe­ro si ex­tien­de los cui­da­dos den­tro del avión, con se­gu­ri­dad al ate­rri­zar lu­ci­rá fa­bu­lo­sa.

1. La hi­dra­ta­ción es fun­da­men­tal En el avión la hu­me­dad es mu­cho más ba­ja que en con­di­cio­nes nor­ma­les y esa se­que­dad am­bien­tal se tra­du­ce en des­hi­dra­ta­ción. Si po­see piel se­ca o sen­si­ble, o pre­sen­ta ec­ce­mas, no­ta­rá aún más esa se­que­dad en for­ma de ti­ran­tez. Si usa len­tes de con­tac­to, no­ta­rá sus ojos más se­cos y con mo­les­tias co­mo ar­dor y es­co­zor. “Por eso hi­drá­te­se du­ran­te el vue­lo, tan­to por den­tro, be­bien­do agua (evi­tan­do el al­cohol), co­mo por fue­ra, usan­do cre­mas li­ge­ras pa­ra el ros­tro, lo­cio­nes de ma­nos y bál­sa­mos pa­ra los la­bios”, re­co­mien­da la es­te­ti­cis­ta Eli­za­beth Mar­ti­llo. 2. Pro­tec­ción con­tra los ra­yos UV Y si creía que den­tro del avión es­ta­ba a sal­vo de los ra­yos ul­tra­vio­le­ta (UV), se equi­vo­ca. La der­ma­tó­lo­ga Blan­ca Al­mei­da di­ce que si via­ja al la­do de la ven­ta­ni­lla de­be­rá pro­te­ger­se de ellos ba­jan­do las per­sia­nas y uti­li­zan­do pro­tec­tor so­lar, con­tra la ra­dia­ción UVA y los UVB. Los pri­me­ros no que­man su piel, pe­ro son los res­pon­sa­bles de las arru­gas, man­chas y el res­que­bra­ja­mien­to de la piel.

3. Mue­va sus pier­nas En los via­jes lar­gos se re­co­mien­da dar pa­seos ca­da dos ho­ras, le­van­tar­se pa­ra ir al ser­vi­cio, mo­ver los to­bi­llos y las pier­nas cuan­do es­té sen­ta­da, así co­mo los de­dos de las ma­nos. La fal­ta de mo­vi­li­dad, ade­más de ser un ries­go pa­ra las per­so­nas con an­te­ce­den­tes de trom­bo­sis o en­fer­me­da­des del co­ra­zón, pue­de pro­vo­car re­ten­ción de lí­qui­dos. Y es­to ade­más se aso­cia a la hin­cha­zón de pier­nas, ojeras y bol­sas de­ba­jo de los ojos.

4. In­ten­te des­can­sar Hay per­so­nas a las que les cues­ta dor­mir, pe­ro tra­te de ha­cer una mi­ni­sies­ta. Es­to es ne­ce­sa­rio, so­bre to­do, cuan­do via­ja de Es­te a Oes­te o vi­ce­ver­sa y se pro­du­ce un des­fa­se ho­ra­rio. Uti­li­ce ro­pa có­mo­da, que no le ajus­te. Quí­te­se los za­pa­tos y pón­ga­se cal­ce­ti­nes, lle­ve una cha­que­ta pa­ra abri­gar­se, evi­te los pen­dien­tes, anillos y jo­yas XXL, y há­ga­se de un an­ti­faz y unos ta­po­nes, pa­ra con­se­guir des­can­sar. E in­clu­so lle­ve su al­moha­da.

5. Ri­tual en el avión Si va a dor­mir en el avión, cum­pla con su ri­tual de be­lle­za, acon­se­ja Mar­ti­llo: lim­piar el ros­tro con una toa­lli­ta y apli­car su cre­ma de no­che. Cuan­do es­té lle­gan­do a su des­tino, lim­piar nue­va­men­te la piel y apli­car una hi­dra­tan­te de día, pa­ra el con­torno de ojos, y el pro­tec­tor so­lar. Pue­de op­tar por pro­duc­tos de be­lle­za flash co­mo am­po­llas, boos­ter o sé­rum re­vi­ta­li­zan­tes.

11

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.