Ar­mas an­ti­ac­né, ni un bro­te más

COM­BA­TIR ES­TA EN­FER­ME­DAD Y SUS SE­CUE­LAS ES PO­SI­BLE CON UNA ALI­MEN­TA­CIÓN SA­LU­DA­BLE Y CUI­DA­DO DERMATOLÓGICO.

Semana (Ecuador) - - Salud - Vanessa Ta­pia Alar­cón ta­piav@gra­na­sa.com.ec

TO­DOS DESEA­MOS lu­cir un ros­tro sano y ter­so, li­bre de cual­quier im­per­fec­ción, pe­ro es­te an­he­lo pue­de ver­se in­te­rrum­pi­do cuan­do apa­re­cen los sig­nos del ac­né (gra­nos con cú­mu­los de gra­sa), que ge­ne­ran man­chas o se­cue­las en la piel, afec­tan­do la se­gu­ri­dad e in­ter­ac­ción so­cial de quien lo pa­de­ce. Así lo afir­ma la der­ma­tó­lo­ga Martha Heras, past­pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ecua­to­ria­na de Dermatología y Cien­cias Afi­nes (Aed­ca) del 2017.

Se­gún la pro­fe­sio­nal, los ca­sos con ma­yor in­ci­den­cia se pre­sen­tan du­ran­te la ado­les­cen­cia (de 14 a 18 años), aun­que tam­bién exis­te un al­to ín­di­ce de mu­je­res ma­yo­res de 28 años que su­fren la te­mi­da en­fer­me­dad.

Su apa­ri­ción ocu­rre prin­ci­pal­men­te en el ros­tro, pe­cho y es­pal­da, por ser

Del 100 % de ca­sos aten­di­dos a dia­rio, ca­si el 70 % de las con­sul­tas es por pro­ble­mas de ac­né”.

Klé­ber Olla­gue || Der­ma­tó­lo­go

las zo­nas en don­de más glán­du­las se­bá­ceas exis­ten. De­bi­do a eso, un buen cui­da­do de la piel y tra­ta­mien­tos ten­drán al ac­né ba­jo con­trol.

In­ci­den los cam­bios hor­mo­na­les

Las pie­les gra­sas tie­nen ma­yor pre­dis­po­si­ción de te­ner ac­né, afec­ción que apa­re­ce cuan­do se ta­po­nan las glán­du­las se­bá­ceas, el en­torno ideal pa­ra la pro­li­fe­ra­ción de la Pro­pio­ni­bac­te­rium, que in­fec­ta el po­ro, con la sa­li­da de pus.

La pre­dis­po­si­ción ge­né­ti­ca y los cam­bios hor­mo­na­les tam­bién in­ci­den, se­ña­la Bea­triz Pon­ce, aler­gó­lo­ga con es­pe­cia­li­za­ción en la­se­ro­lo­gía en Es­ta­dos Uni­dos y Ar­gen­ti­na.

Su co­le­ga Klé­ber Olla­gue, miem­bro fun­da­dor de Aed­ca, coin­ci­de con ella y ano­ta que “al exis­tir un tras­fon­do he­re­do-fa­mi­liar, los hi­jos del 15 % de los pa­dres que han te­ni­do ac­né, tam­bién lo su­fri­rán”.

El es­trés, enemi­go de cui­da­do

El es­trés es el prin­ci­pal enemi­go por­que pue­de ge­ne­rar cam­bios hor­mo­na­les drás­ti­cos. De allí que el der­ma­tó­lo­go Hu­go Ro­me­ro, con en­tre­na­mien­to en lá­ser y fo­to­bio­lo­gía en Puer­to Ri­co, acon­se­ja prac­ti­car una die­ta ba­ja en car­bohi­dra­tos y azú­ca­res, don­de las fru­tas y ver­du­ras sean los ali­men­tos es­tre­lla.

De­be evi­tar­se el uso de ma­qui­lla­je y mas­ca­ri­llas con acei­tes o pro­duc­tos gra­so­sos so­bre la piel, por­que pue­den obs­truir los po­ros y pro­pi­ciar el desa­rro­llo de bac­te­rias.

Ade­más, si se so­me­tió a se­sio­nes de apa­ra­to­lo­gía evi­te, prin­ci­pal­men­te la pri­me­ra se­ma­na, la so­bre­ex­po­si­ción al sol por­que pue­de afec­tar los re­sul­ta­dos. Por eso Heras acon­se­ja el em­pleo de som­bre­ros y blo­quea­dor so­lar (en gel), ca­da tres ho­ras pa­ra evi­tar pig­men­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.