El po­der de las

Semana (Ecuador) - - Mujeres -

Aun­que prac­ti­car ba­llet, en sus ini­cios jun­to a su her­ma­na, fue su ba­se ar­tís­ti­ca, a los 16 años Glo­ria co­men­zó a co­no­cer so­bre la dan­za es­pa­ño­la, cau­ti­ván­do­la por com­ple­to. Aho­ra ca­da vez que es­tá a pun­to de in­ter­pre­tar una pie­za, su son­ri­sa y ros­tro ama­ble dan pa­so a una mi­ra­da fuer­te y pro­fun­da, ca­rac­te­rís­ti­ca del fla­men­co.

Du­ran­te su carrera, la ar­tis­ta no so­lo ha de­mos­tra­do in­te­rés por el bai­le, pues en su ado­les­cen­cia tam­bién es­tu­vo in­vo­lu­cra­da en el tea­tro, can­to y piano, de­mos­tran­do que el ar­te es real­men­te par­te de su esen­cia.

Una pa­sión que no sa­be de im­pe­di­men­tos ni res­tric­cio­nes. Re­cuer­da que a los 24 años, mien­tras aún es­ta­ba en proceso de re­cu­pe­ra­ción por una le­sión su­fri­da, via­jó a Ma­drid pa­ra es­tu­diar por dos me­ses en la Es­cue­la de Fla­men­co Amor de Dios.

Su tono de voz cam­bia cuan­do ha­bla de su hi­ja Na­tas­ha Are­llano, de 17 años. Ex­pre­sa con or­gu­llo que des­de los dos años la pe­que­ña co­men­zó a pre­sen­tar­se en shows ar­tís­ti­cos y que aho-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.