Los equi­pos que las cons­truc­to­ras bus­can

Ca­li­dad, efi­cien­cia, ga­ran­tía y op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to son los cua­tro fac­to­res que mo­ti­van a las cons­truc­to­ras a op­tar por un pro­vee­dor de equi­po u otro.

Construir El Salvador - - Sumario - Por Ka­ri­na Ce­di­llos, pe­rio­dis­ta | ka­ri­na.ce­di­llos@gru­po­cer­ca.com Co­la­bo­ran: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des, Kar­la Fer­nán­dez

Ga­ran­tía y op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to son dos fac­to­res que in­cli­nan a las em­pre­sas por uno u otro pro­vee­dor de ma­qui­na­ria.

Los gran­des pro­yec­tos eje­cu­ta­dos en la cons­truc­ción de la re­gión como ca­rre­te­ras, edi­fi­cios, puen­tes, acue­duc­tos, re­si­den­cia­les, en­tre otros, han si­do eje­cu­ta­dos con la ayu­da del uso de equi­po pe­sa­do idó­neo.

Es por eso que hoy en día la in­dus­tria de­man­da de la mejor ma­qui­na­ria pa­ra que los cons­truc­to­res reali­cen sus pro­yec­tos en el me­nor tiem­po po­si­ble y con al­ta ca­li­dad. An­te es­to, los con­su­mi­do­res de es­te ti­po de equi­pos bus­can las me­jo­res op­cio­nes del mer­ca­do, donde el ren­di­mien­to y efi­cien­cia son fac­to­res fun­da­men­ta­les.

¿Pe­ro cuál es la ma­qui­na­ria que las cons­truc­to­ras de la re­gión an­dan bus­can­do? Tras una con­sul­ta con em­pre­sas con­su­mi­do­ras de equi­pos pe­sa­dos, sur­ge una am­plia lis­ta.

En cuan­to a pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra des­ta­can las ex­ca­va­do­ras hi­dráu­li­cas, car­ga­do­ras fron­ta­les, re­tro ex­ca­va­do­res, ca­mio­nes ar­ti­cu­la­dos, mo­to­ni­ve­la­do­ras, com­pac­ta­do­ras de sue­lo, plan­tas de tri­tu­ra­ción, ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos, ca­be­za­les, va­go­ne­tas, trai­le­tas, pa­vi­men­ta­do­res, dis­tri­bui­do­res de as­fal­to, fre­sa­do­ras, re­cu­pe­ra­do­ras de ca­mi­nos, ba­rre­do­ras y tan­ques de agua.

Ade­más, fi­gu­ran las plan­tas de hor­mi­gón, plan­tas de as­fal­to, mez­cla­do­ras, pa­las ex­ca­va­do­ras mon­ta­das so­bre oru­gas, ge­ne­ral­men­te de 35 has­ta las 90 to­ne­la­das de peso ope­ra­ti­vo, ca­mio­nes de vol­teo fue­ra de ca­rre­te­ra, ya sea ar­ti­cu­la­dos o rí­gi­dos, con ca­pa­ci­da­des de car­ga de 30 has­ta 60 to­ne­la­das, trac­to­res to­pa­do­res mon­ta­dos so­bre oru­gas, con po­ten­cias de 300 a 450 hp, mo­to­ni­ve­la­do­ras de 18 a 24 to­ne­la­das de peso ope­ra­ti­vo, vi­bro-com­pac­ta­do­res de sue­lo, de 10 a 16 to­ne­la­das de peso ope­ra­ti­vo y ca­mio­nes irri­ga­do­res de agua.

¿Y qué ca­rac­te­rís­ti­cas bus­can en es­tos equi­pos? De acuer­do al Arq. Peter Silhy, ge­ren­te ge­ne­ral de la em­pre­sa sal­va­do­re­ña Sil­ter S.A. de C.V., el res­pal­do lo­cal de la mar­ca que se ad­quie­ra, un buen so­por­te téc­ni­co y la dis­po­ni­bi­li­dad de re­pues­tos tam­bién son fac­to­res que de­ter­mi­nan la elec­ción o el al­qui­ler del mis­mo.

Pa­ra Alan So­lís, ge­ren­te de Ma­qui­na­ria de Cons­truc­to­ra H. So­lís en Cos­ta Ri­ca, se tra­ta so­bre to­do de ga­ran­tía y fi­nan­cia­mien­to. “Los equi­pos de cons­truc­ción son muy cos­to­sos por lo que se­ría ca­si im­po­si­ble ha­cer frente a la com­pra de equi­po sin un fi­nan­cia­mien­to pa­ra la com­pra del mis­mo, se re­quie­ren pri­mas ba­jas, pla­zos ra­zo­na­bles y ta­sas com­pe­ti­ti­vas”, ase­gu­ró. En cuan­to a la ga­ran­tía, des­ta­có que bus­can op­cio­nes que cu­bran la ma­yor can­ti­dad de sis­te­mas de ope­ra­ción del equi­po en el ma­yor pla­zo po­si­ble.

So­bre es­te úl­ti­mo pun­to, el Ing. Jo­sé Alfredo Sán­chez, vi­ce­pre­si­den­te de Cons­truc­to­ra Me­co, agre­gó que se bus­can ga­ran­tías que in­clu­yan la to­ta­li­dad de com­po­nen­tes y sis­te­mas, y que ten­gan ven­ci­mien­to en un de­ter­mi­na­do pla­zo de tiem­po y no por lí­mi­tes de can­ti­dad de ho­ras tra­ba­ja­das. “Otro plus son las ga­ran­tías ex­ten­di­das, en donde el fa­bri­can­te co­bra un adi­cio- nal por ex­ten­der más tiem­po la ga­ran­tía del equi­po. Es muy im­por­tan­te que las ga­ran­tías sean brin­da­das en las obras y no en las se­des de los dis­tri­bui­do­res de ma­qui­na­ria. Res­pec­to al fi­nan­cia­mien­to se bus­ca con­di­cio­nes fle­xi­bles que se ajus­ten a los pla­zos y ca­rac­te­rís­ti­cas de los pro­yec­tos de gran en­ver­ga­du­ra”, de­ter­mi­nó el Ing. Sán­chez.

La de­ci­sión de com­prar o al­qui­lar re­cae so­bre un aná­li­sis de dos va­ria­bles: cos­tos y dis­po­ni­bi­li­dad mecánica de los equi­pos en cues­tión.

¿Com­prar o al­qui­lar? La eter­na pre­gun­ta

La de­ci­sión de al­qui­lar o com­prar ma­qui­na­ria pe­sa­da se rea­li­za en fun­ción de los re­que­ri­mien­tos téc­ni­cos y es­pe­cí­fi­cos de ca­da pro­yec­to, ex­pli­ca­ron los ex­per­tos, donde se con­tem­plan va­ria- bles

como el cli­ma, la to­po­gra­fía, los vo­lú­me­nes, las dis­tan­cias de aca­rreo y las res­tric­cio­nes y exi­gen­cias de ca­da pro­yec­to. “De­pen­de de ca­da ca­so, se eva­lúa la duración de la ac­ti­vi­dad es­pe­cí­fi­ca del tra­ba­jo que de­be de rea­li­zar el equi­po y se va­lo­ra si va­le la pe­na fi­nan­cie­ra­men­te la ad­qui­si­ción del equi­po o no. Ade­más, se to­ma en cuen­ta la po­si­bi­li­dad de que la má­qui­na pue­da o no te­ner tra­ba­jo en pró­xi­mos pro­yec­tos a los que es­te apun­tan­do la em­pre­sa”, ex­pli­có So­lís en Cos­ta Ri­ca. El nú­me­ro aquí son 24 me­ses, pues si la duración de la obra su­pe­rará es­te pla­zo, ge­ne­ral­men­te se ad­quie­ren los equi­pos con el ob­je­ti­vo de ga­ran­ti­zar un mejor cos­to ho­ra­rio. Tam­bién in­flu­ye el ta­ma­ño del pro­yec­to y la di­men­sión del uso que se le va­ya a dar a los equi­pos. Por ejem­plo, el Arq. Silhy ex­pli­ca que un tra­ba­jo de te­rra­ce­ría no se jus­ti­fi­ca la com­pra de una re­tro­ex­ca­va­do­ra, al con­tra­rio e s mejor al­qui­lar­la; en cam­bio, si en el pro­yec­to de­be mo­ver mu­cho vo­lu­men o ten­drá que ha­cer uso de una grúa en to­do el pla­zo, sí se jus­ti­fi­ca la com­pra porque al fi­nal es más ba­ra­to que al­qui­lar el equi­po. El Ing. Jai­me Cor­tez, ge­ren­te de Pro­yec­tos de Cons­truc­to­ra DISA, es de­ter­mi­nan­te al ase­gu­rar que pa­ra el em­pre­sa­rio es más con­ve­nien­te la ad­qui­si­ción o com­pra de ma­qui­na­ria pe­sa­da, de­bi­do a que ten­drá dis­po­ni­bi­li­dad to­do el ti­po pa­ra la eje­cu­ción del pro­yec­to, “lo cual po­ne én­fa­sis en la pla­ni­fi­ca­ción, se­gui­mien­to y con­trol de los tra­ba­jos desa­rro­lla­dos an­tes y du­ran­te el desa­rro­llo de los pro­yec­tos, como par­te fun­da­men­tal pa­ra al­can­zar el éxi­to de es­te”, opi­na el Ing. Jai­me Cor­tez, ge­ren­te de pro­yec­to de Cons­truc­to­ra DISA.

Al fi­nal, la de­ci­sión de com­prar o al­qui­lar re­cae so­bre un aná­li­sis de dos va­ria­bles: cos­tos y dis­po­ni­bi­li­dad mecánica de los equi­pos en cues­tión.

En cuan­to a la pri­me­ra va­ria­ble, lo más im­por­tan­te es el aná­li­sis de cos­to por ca­da ho­ra la­bo­ra­da o cos­to ho­ra­rio. Por ejem­plo, en un equi­po pro­pio se to­ma en cuen­ta el cos­to de ope­ra­ción, el cual va­ría se­gún mar­ca del equi­po, com­bus­ti­ble, re­pa­ra­cio­nes co­rrec­ti­vas, man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo, llan­tas y tren de ro­da­je, he­rra­mien­ta de cor­te y con­su­mi­bles; mien­tras los cos­tos de po­se­sión, va­rían se­gún com­pra y ne­go­cia­ción, de­pre­cia­ción, se­gu­ros y cos­tos fi­nan­cie­ros.

Cuan­do el equi­po es ren­ta­do in­flu­yen los cos­tos de al­qui­ler y se­gún el pro­vee­dor va­ría el cos­to de al­qui­ler men­sual, ho­ras mí­ni­mas in­clui­das, el pla­zo del al­qui­ler y el com­bus­ti­ble.

En el ca­so de pro­yec­tos de ca­rre­te­ras, la opi­nión del con­tra­tis­ta que rea­li­za la obra tam­bién es im­por­tan­te, pues an­tes de de­fi­nir las ca­rac­te­rís­ti­cas de la ma­qui­na­ria a com­prar o al­qui­lar, es ne­ce­sa­rio que es­te de­fi­na los pa­rá­me­tros que in­flu­yen en la es­tra­te­gia ge­ne­ral del mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.