Tec­no­lo­gías y so­lu­cio­nes pa­ra el con­trol de la ero­sión

Con­ti­nua­men­te las em­pre­sas que desa­rro­llan tec­no­lo­gías ver­des han rea­li­za­do avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos en téc­ni­cas que per­mi­ten mi­ti­gar los pro­ble­mas de ero­sión, mi­ni­mi­zan­do su se­ve­ri­dad.

Construir El Salvador - - Branded Content -

En el mer­ca­do exis­ten al­ter­na­ti­vas pa­ra la pro­tec­ción con­tra la ero­sión plu­vial y/o eó­li­ca, sien­do las geo­man­tas y re­des de al­ta re­sis­ten­cia las más uti­li­za­das. La elec­ción de las mis­mas de­pen­de de las con­di­cio­nes del sue­lo, geo­me­tría y com­po­si­ción del ta­lud, en­tre otros.

En­tre las fun­cio­nes de las geo­man­tas des­ta­ca la pro­tec­ción de la su­per­fi­cie del te­rreno del efec­to de la llu­via y del vien­to; la re­duc­ción de la ve­lo­ci­dad del agua so­bre la su­per­fi­cie del te­rreno; la pro­tec­ción del te­rreno de los efec­tos del sol; evi­tar la fu­ga del ma­te­rial del te­rreno; crear un am­bien­te pro­pi­cio pa­ra el cre­ci­mien­to de la ve­ge­ta­ción; y “ar­mar” las raí­ces de la ve­ge­ta­ción.

Ge­ne­ral­men­te son ele­men­tos pla­nos y fle­xi­bles que se aco­mo­dan y ad­hie­ren a la su­per­fi­cie del te­rreno, la fun­ción pri­mor­dial de los man­tos es evi­tar el con­tac­to di­rec­to del agua y el vien­to con el sue­lo, lo cual pro­vo­ca­ría de ma­ne­ra di­rec­ta el ini­cio del pro­ce­so de ero­sión.

La fun­ción se­cun­da­ria de es­tas in­ter­ven­cio­nes es pro­mo­ver la in­te­gra­ción del me­dio cir­cun­dan­te, per­mi­tien­do que la ve­ge­ta­ción lo­cal lo­gre re­cons­ti­tuir­se cuan­do sea po­si­ble.

Las so­lu­cio­nes van desde es­truc­tu­ras le­ves, has­ta re­ves­ti­mien­tos pe­sa­dos. En oca­sio­nes de­bi­do a la in­cli­na­ción del ta­lud o del ma­te­rial que lo cons­ti­tu­ye, es ne­ce­sa­rio in­cor­po­rar ele­men­tos de ele­va­da re­sis­ten­cia a la trac­ción, con ca­pa­ci­dad de re­ten­ción de fi­nos del sue­lo y que fa­vo­rez­can el cre­ci­mien­to de la ve­ge­ta­ción.

Den­tro de la ga­ma de tec­no­lo­gías dis­po­ni­bles en el país se en­cuen­tran los man­tos pa­ra con­trol de ero­sión, re­des de al­ta re­sis­ten­cia, col­cho­nes de ma­lla de do­ble tor­sión e hi­dro­siem­bra.

Ma­cMat R3®

En el ca­so de taludes en sue­los fi­nos, con ba­ja cohe­sión y le­ve in­cli­na­ción, la so­lu­ción más op­ti­ma es el uso del Ma­cMat R3®, el cual es una geo­man­ta re­for­za­da, fa­bri­ca­da a par­tir de fi­la­men­tos de po­lie­ti­leno fun­di­dos en to­dos los pun­tos de con­tac­to, la fle­xi­bi­li­dad que lo ca­rac­te­ri­za per­mi­te que el man­to se adap­te a la su­per­fi­cie del ta­lud, es tri­di­men­sio­nal y pre­sen­ta un 90% de va­cíos. Desa­rro­lla­da es­pe­cial­men­te pa­ra el con­trol de ero­sión en taludes y cur­sos de agua.

Pa­ra la co­lo­ca­ción del man­to se de­ben se­guir los si­guien­tes pa­sos: • Lim­piar y re­gu­la­ri­zar el ta­lud con equi­pos ade­cua­dos, pa­ra ob­te­ner una su­per­fi­cie uni­for­me. • En la co­ro­na del ta­lud, abrir una zan­ja de apro­xi­ma­da­men­te 30x30cm pa­ra an­clar el man­to. • Fi­jar el man­to en el fon­do de la zan­ja con gra­pas es­pa­cia­das a ca­da 2,0m. Pos­te­rior­men­te co­lo­car el sue­lo excavado en la zan­ja y com­pac­tar­lo.

Los man­tos son uti­li­za­dos en taludes geo­téc­ni­ca­men­te es­ta­bles, evi­tan­do su de­gra­da­ción am­bien­tal y re­cu­pe­ran­do el me­dio cir­cun­dan­te, im­pi­dien­do des­li­za­mien­tos su­per­fi­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.