MAR­TIN LLO­RENS HA­BLA­MOS CON EL CA­RIS­MÁ­TI­CO MO­TI­VA­DOR DU­RAN­TE SU VI­SI­TA A PA­NA­MÁ

Con­ver­sa­mos con el sim­pá­ti­co pre­sen­ta­dor de te­le­vi­sión du­ran­te una cor­ta vi­si­ta a Pa­na­má “Es­toy fe­liz de po­der de­di­car­me a ins­pi­rar a mu­je­res y hom­bres, a des­cu­brir to­do su po­ten­cial y su be­lle­za in­ter­na” «Quie­ro que la mu­jer se dé cuen­ta que la ima­gen

Hola El Salvador - - Portada - Tex­to: ELI­ZA­BETH CAN­TÚ MACÍAS Fo­to­gra­fías: CAR­LOS CAS­TRO

SI SU BUE­NA VI­BRA, ca­ris­ma y don de gen­te se per­ci­ben al mi­nu­to de co­no­cer­lo, tan pron­to cru­zas pa­la­bras con él, su po­si­ti­vis­mo, sim­pa­tía y so­bre to­do su ca­li­dez hu­ma­na, es lo que te de­ja con esa son­ri­sa ca­da vez que re­cuer­das a Mar­tín Llo­rens. Su tra­yec­to­ria in­ter­na­cio­nal de 20 años, lo han po­si­cio­na­do co­mo uno de los gu­rús de la mo­da en el mer­ca­do his­pano en los Es­ta­dos Uni­dos, gra­cias a sus seg­men­tos de mo­da y es­ti­lo to­das las se­ma­nas en el pro­gra­ma de Uni­vi­sión Des­pier­ta Amé­ri­ca y de­bi­do al éxi­to de su pro­pio pro­gra­ma te­le­vi­si­vo, HO­LA Mar­tín, trans­mi­ti­do por la ca­de­na Fox Li­fe, en más de 16 paí­ses. Es tam­bién pre­sen­ta­dor de “Tu Vi­da Más Sim­ple”.

Su pa­sión y en­tre­ga con sus mi­les de se­gui­do­ras, va aún más allá ya que re­cién lan­zó su nue­vo pod­cast y show di­gi­tal por Fa­ce­book Li­fe “Be­lle­za y Po­der”, así co­mo su nue­vo si­tio web www.mar­tin­llo­rens.com

Sen­ta­do có­mo­da­men­te, co­men­ta que des­de pe­que­ño, en su na­tal Es­pa­ña, siem­pre es­tu­vo mo­ti­va­do por el buen gusto, ya sea en el ves­tir o en el arre­glo per­so­nal, y cuan­do lle­ga a los Es­ta­dos Uni­dos, em­pie­za a bri­llar con luz pro­pia, al tra­ba­jar pa­ra re­co­no­ci­das mar­cas mun­dia­les, en­fo­ca­das en el es­ti­lo y el mun­do de la mo­da. Fue así, co­mo una co­sa lle­va a la otra, y al es­tar tan in­vo­lu­cra­do en la in­dus­tria de la mo­da, el es­ti­lis­ta lle­ga a la te­le­vi­sión y de allí, siem­pre en su bús­que­da de ir más allá a ni­vel pro­fe­sio­nal y per­so­nal, de­ci­de con­ver­tir­se en un ase­sor de la be­lle­za in­te­gral de la mu­jer, don­de a tra­vés de char­las, ta­lle­res y sus re­des so­cia­les, mo­ti­va a las mu­je­res a cui­dar­se y que­rer­se por fue­ra, pe­ro so­bre to­do, re­sal­tan­do la be­lle­za in­ter­na de ca­da una de ellas.

Par­te del men­sa­je que bus­ca tras­mi­tir a sus mi­les de se­gui­do­ras es la im­por­tan­cia de que la ima­gen que la mu­jer desea pro­yec­tar, cual­quie­ra que sea, de­be ser un re­fle­jo de quien real­men­te la per­so­na es, de su ver­da­de­ra per­so­na­li­dad. “Es una ma­ne­ra de uti­li­zar tu ima­gen pa­ra pro­yec­tar­te, y pa­ra con­se­guir que tus sue­ños se ha­gan reali­dad, pe­ro so­bre to­do, es la se­gu­ri­dad y co­mo tú te sien­tes”, ex­pli­ca el tam­bién coach de vi­da. “La ma­ne­ra co­mo la mu­jer sien­te, pien­sa, se ali­men­ta, se ejer­ci­ta, de­ci­de ma­qui­llar­se y ves­tir­se, to­do tie­ne un men­sa­je. Es una be­lle­za 360°”, sos­tie­ne mien­tras se aco­mo­da en el so­fá.

Co­mo es­ti­lis­ta es­pi­ri­tual, uti­li­za to­do lo que con­lle­va la mo­da e ima­gen y le brin­da a la mu­jer, las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra

Mar­tín uti­li­za to­do lo que con­lle­va la mo­da e ima­gen y le brin­da a la mu­jer, las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra sen­tir­se se­gu­ra. “In­vier­te en ti, acon­se­ja, se­ña­lan­do que por eso no eres egoís­ta. Es self-lo­ving, es amor ha­cia uno

mis­mo”

sen­tir­se se­gu­ra. “Lo más ma­ra­vi­llo­so de ser es­ti­lis­ta, es que ten­go la ca­pa­ci­dad en un par de ho­ras, de po­der dar es­pe­ran­za a esa per­so­na que la per­dió”, re­la­ta de for­ma en­tu­sias­ta.

Es pre­ci­sa­men­te en ese mo­men­to, cuan­do el re­co­no­ci­do pre­sen­ta­dor ha­ce una tras­for­ma­ción de ima­gen, sim­ple­men­te cam­bián­do­le un co­lor de ca­be­llo, una fal­da, dán­do­le unos za­pa­tos con un po­co de ta­cón, ma­qui­llán­do­la, pei­nán­do­la ha­cia atrás o mos­tran­do el ros­tro, que el mun­do de la mo­da tie­ne la ca­pa­ci­dad de con­ver­tir­se en un puen­te, en una es­pe­cie de puer­ta o ven­ta­na que te per­mi­te ir al in­te­rior. Y es allí, don­de real­men­te el es­ti­lis­ta de vi­da en­cuen­tra su pa­sión y su ver­da­de­ra mi­sión. “Es­toy fe­liz de po­der de­di­car­me a ins­pi­rar a mu­je­res y hom­bres, a des­cu­brir to­do su po­ten­cial y su be­lle­za in­ter­na, to­man­do

«No im­por­ta si vi­ves en Cen­troa­mé­ri­ca, el Ca­ri­be, Es­ta­dos Uni­dos o Eu­ro­pa, to­do el mun­do siem­pre bus­ca te­ner sa­lud, sen­tir­se me­jor y ver­se más jo­ven»

res­pon­sa­bi­li­dad de su ima­gen ex­ter­na, así co­mo de las de­ci­sio­nes que to­ma a dia­rio pa­ra cui­dar y me­jo­rar su es­ti­lo de vi­da”.

Uno de los te­mas que más re­sal­ta es­te pro­fe­sio­nal de la mo­da, es la au­to­es­ti­ma. Ex­pli­ca que mu­chas mu­je­res han per­di­do la es­pe­ran­za y la vi­sión, y es cuan­do él en­tra en ac­ción, y les ayu­da a abrir los ojos, a tra­vés de trans­for­ma­cio­nes de ima­gen, y es cuan­do las mu­je­res em­pie­zan a sen­tir­se bien con­si­go mis­mas, y cuan­do es­to su­ce­de, to­do al­re­de­dor em­pie­za a cam­biar pa­ra me­jor en la vi­da de ca­da una de ellas.

Por es­to re­co­mien­da a to­das las mu­je­res, to­mar cur­sos de ma­qui­lla­je e ima­gen, pa­ra que re­sal­ten sus me­jo­res atri­bu­tos y desa­rro­llen esa con­fian­za in­ter­na tan im­por­tan­te.

In­vier­te en ti, acon­se­ja, se­ña­lan­do que por eso no eres egoís­ta. Es sel­flo­ving, es amor ha­cia uno mis­mo. “Quie­ro que la mu­jer se dé cuen­ta que la ima­gen, al­go que to­do el mun­do cree que es su­per­fi­cial, se pue­de con­ver­tir en un ins­tru­men­to pa­ra em­pe­zar a que­rer­te más”.

A Mar­tín la pa­la­bra se le da muy fá­cil y los te­mas van tor­nan­do aún más pro­fun­dos, es­pi­ri­tua­les, más bien. Es un hom­bre que se en­cuen­tra en una eta­pa ma­du­ra a ni­vel emo­cio­nal y con la su­fi­cien­te con­fian­za en sí mis­mo, pa­ra dar­se a co­no­cer tal cual es, sin ta­pu­jos, ni re­ser­vas.

A tra­vés de sus li­bros “Des­cu­bre tu es­ti­lo, tu guía pa­ra ves­tir me­jor”, de la edi­to­rial Ran­dom Hou­se, y “Vi­ve la vi­da de tus sue­ños: Tu guía al éxi­to y la fe­li­ci­dad”, de la edi­to­rial Pen­guin, ha ayu­da­do a mi­les de mu­je­res la­ti­noa­me­ri­ca­nas, a se­guir los an­he­los más pro­fun­dos de su co­ra­zón, y que a la vez bus­can ver­se y sen­tir­se bien.

Su tra­yec­to­ria in­ter­na­cio­nal de 20 años, lo han po­si­cio­na­do co­mo uno de los gu­rús de la mo­da en el mer­ca­do his­pano en los Es­ta­dos Uni­dos.

Uno de los te­mas que más re­sal­ta es­te pro­fe­sio­nal de la mo­da, es la au­to­es­ti­ma. Ex­pli­ca que mu­chas mu­je­res han per­di­do la es­pe­ran­za y la vi­sión, y es cuan­do él en­tra en ac­ción, y les ayu­da a abrir los ojos, a tra­vés de trans­for­ma­cio­nes de ima­gen, y es cuan­do las mu­je­res em­pie­zan a sen­tir­se bien con­si­go mis­mas, y cuan­do es­to su­ce­de, to­do al­re­de­dor em­pie­za a cam­biar pa­ra me­jor en la

vi­da de ca­da una de ellas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.