30 MIN CON

Luis Flo­res

Hola El Salvador - - Contenido - Tex­to: AMANDA RO­DAS Fo­to­gra­fías: EST­HER RE­QUENO Pro­duc­ción: CRISTIAN ROMERO Lo­ca­ción: ES­TU­DIO PA­PA­YAS STY­LE

SEA JAZZ o un bos­sa-no­va, lo cier­to es que Luis Flo­res cau­ti­va el oí­do de cual­quie­ra cuan­do to­ma el sa­xo­fón y se de­ja lle­var por las me­lo­días. La pa­sión que le in­yec­ta a la ho­ra de su rol artístico, lo ha lle­va­do a te­ner pre­sen­cia en bo­das im­por­tan­tes, even­tos de gran­des mar­cas, en­tre otros. Cu­rio­sa­men­te Luis o co­mo me­jor se co­no­ce en el mun­do artístico, Lui­sax, se desem­pe­ña en el día co­mo Di­se­ña­dor Grá­fi­co y por la no­che co­mo mú­si­co sa­xo­fo­nis­ta. So­ña­dor y en­tre­ga­do a ca­da una de las ac­ti­vi­da­des que desem­pe­ña, es­tá en cons­tan­te pre­pa­ra­ción pa­ra se­guir cum­plien­do con ca­da uno de sus sue­ños. Con su hi­ja Gabriela Flo­res de 8 años, su no­via Jac­kie, sus pa­dres y sus dos her­ma­nos, que re­pre­sen­tan el mo­tor de su vi­da, le im­pul­san a me­jo­rar ca­da día en sus pa­sio­nes que van des­de la mú­si­ca, la avia­ción, el ae­ro­mo­de­lis­mo, la in­ves­ti­ga­ción y la lec­tu­ra.

—¿Cuán­do co­men­zó a so­nar en su men­te la idea de ser un mú­si­co en su ra­ma?

—Es­to de la mú­si­ca co­men­zó en el año 1985 cuan­do ini­cié en un gru­po de mi Igle­sia co­mo te­cla­dis­ta y des­de en­ton­ces no he de­ja­do de es­tar in­vo­lu­cra­do en la mú­si­ca. Ini­cié con te­cla­do, lue­go con ba­jo, trom­pe­ta, gui­ta­rra y fi­na­li­cé con el sue­ño de mi vi­da y el re­ga­lo que me dio Dios en 1990, el sa­xo­fón.

En 2001 ini­cié a tra­ba­jar en el mer­ca­do cor­po­ra­ti­vo co­mo “Lui­Sax” pa­ra even­tos so­cia­les y pri­va­dos. Mi ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria co­mo Di­se­ña­dor Am­bien­tal y Grá­fi­co me ha ayu­da­do de gran ma­ne­ra a desa­rro­llar es­ta lí­nea de ne­go­cio con más fuer­za y de una ma­ne­ra pro­fe­sio­nal.

—¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra us­ted ser ‘ar­tis­ta’ co­mo mú­si­co en un es­ce­na­rio?

—Co­mo el mis­mo tér­mino lo di­ce, ar­tis­ta es aque­lla per­so­na que prac­ti­ca al­gu­na de las be­llas ar­tes, en es­pe­cial si se de­di­ca a ello pro­fe­sio­nal­men­te... El año pa­sa­do tu­ve el ho­nor de abrir el con­cier­to de IL VOLO, fue la pri­me­ra vez en el país que inau­gu­ré un con­cier­to. Fue to­do una sor­pre­sa pa­ra mí.

Ser ar­tis­ta pa­ra mí es un re­ga­lo de Dios, es una ma­ne­ra de ex­pre­sar sen­ti­mien­tos, es una ma­ne­ra de abrir el co­ra­zón y de lle­gar al co­ra­zón de las per­so­nas me­dian­te el oí­do. Que ca­da no­ta trai­ga re­cuer­dos y sen­ti­mien­tos. Mi mi­sión co­mo mú­si­co es in­cen­ti­var y fo­men­tar la bue­na mú­si­ca en la ju­ven­tud, que sea un me­dio sano y lleno de paz.

—¿Cuál ha si­do la ex­pe­rien­cia co­mo sa­xo­fo­nis­ta que más ha dis­fru­ta­do?

—To­dos los even­tos son ex­pe­rien­cias dis­tin­tas por­que co­noz­co ca­da día a más gen­te ma­ra­vi­llo­sa, la ex­pe­rien­cia más me­mo­ra­ble, por su en­torno fue la aper­tu­ra de IL VOLO en el Tea­tro Presidente, mee tem­bla­ba to­do. (Ri­sas)

—¿Cuál es el gé­ne­ro que más dis­fru­ta to­car?

—La mú­si­ca ha si­do una he­ren­cia de mi pa­dre, to­do lo que es­cu­cha­ba él, tam­bién lo ha­cía yo To­da la me­mo­ria mu­si­cal que él me de­jó guar­da­da, es la que ac­tual­men­te in­ter­pre­to.

—Cuá­les son sus in­fluen­cias mu­si­ca­les? ¿Quié­nes son sus ído­los?

—Co­men­cé es­cu­chan­do Kenny G, Da­ve Koz y Da­vid San­born y otros más que me han de­ja­do cier­tas téc­ni­cas que a la fe­cha me ha­cen un sa­xo­fo­nis­ta dis­tin­to a los de­más.

—¡De mi co­ra­zón!

—¿De dón­de sa­ca su ins­pi­ra­ción? —Us­ted ya gra­ba dis­co, ¿Há­ble­me de esa ex­pe­rien­cia?

—En el 2006 gra­be uno jun­to a un pro­gra­ma de Ra­dio, don­de lo pre­sen­te jun­to a Cé­sar Ri­ve­ra en la YSKL. El año pa­sa­do gra­bé dos más, los he de­ja­do jun­tos en un so­lo dis­co, son 37 can­cio­nes. Ac­tual­men­te se pue­de ad­qui­rir en to­das mis pre­sen­ta­cio­nes. La ca­rac­te­rís­ti­ca de mi CD es que se gra­bó en vi­vo, qui­se ha­cer­lo por­que mu­chas per­so­nas se pre­gun­tan el por qué al­gu­nos mú­si­cos to­can di­fe­ren­te a sus gra­ba­cio­nes cuan­do es­tan en vi­vo.

—¿Qué con­se­jo le da­ría a una per­so­na que es­tá em­pe­zan­do a apren­der so­bre mú­si­ca y có­mo to­car un ins­tru­men­to?

—“Si tie­nen un sue­ño que de­man­de pa­sión y lu­cha cons­tan­te, no desis­tan a pe­sar de los obs­tácu­los que ten­gan, mi­ren ha­cia ade­lan­te y lu­chen ca­da día. No hay me­jor pa­so que el co­men­zar”.

—Ten­go pro­yec­tos en las áreas en las que tra­ba­jo. Di­se­ño, mú­si­ca y avia­ción.En Di­se­ño, se­guir in­no­van­do en ar­tes grá­fi­cas y so­bre­pa­sar las ex­pec­ta­ti­vas de mis clien­tes. Y co­mo Mú­si­co, in­cre­men­tar mi re­per­to­rio mu­si­cal, se­guir mo­vien­do co­ra­zo­nes, te­ner pre­sen­ta­cio­nes fue­ra del país, gra­bar más dis­cos, me­jo­rar mis téc­ni­cas en el Sa­xo­fón y que es­cu­chen mi mú­si­ca no so­lo en El Sal­va­dor sino que a ni­vel mun­dial.

En Avia­ción, se­guir con tu­ris­mo aé­reo, fo­to­gra­fía aé­rea, tra­ba­jar co­mo pi­lo­to co­mer­cial siem­pre a ni­vel cor­po­ra­ti­vo. Y en ae­ro­mo­de­lis­mo, in­no­var en pro­yec­tos de di­se­ño de Avio­nes y Dro­nes con tec­no­lo­gía lo­cal.

—¿Cuá­les son sus pro­yec­tos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.