LA BAN­CA EN LA PAL­MA DE LA MANO

IT Now El Salvador - - Future -

Ba­nist­mo par­tió de los de­sa­fíos de la ges­tión de fi­nan­zas y desa­rro­lló un eco­sis­te­ma de pa­gos, re­car­gas, trans­fe­ren­cias y con­ver­sa­cio­nes des­de smartphones.

Así na­ció Ne­qui, una pla­ta­for­ma fi­nan­cie­ra ce­ro cos­to pa­ra los usua­rios que bus­ca re­sol­ver los de­sa­fíos del mer­ca­do y fa­ci­li­te la in­clu­sión fi­nan­cie­ra de quie­nes no es­tán ban­ca­ri­za­dos, al tiem­po que in­cor­po­ra fa­ci­li­da­des de uso na­tu­ra­les en otros ne­go­cios que per­mi­ten com­pras en lí­nea o brin­dan ser­vi­cios ba­jo de­man­da.

Ne­qui ra­di­ca en el smartp­ho­ne y per­mi­te ad­mi­nis­trar el di­ne­ro, es­ta­ble­cer me­tas de aho­rro y bol­si­llos per­so­na­li­za­dos, en­viar y re­ci­bir ca­pi­tal en­tre con­tac­tos sus­cri­tos al ser­vi­cio. El efec­ti­vo es re­ti­ra­do en kios­cos y se apo­ya en ca­je­ros elec­tró­ni­cos y co­rres­pon­sa­les ban­ca­rios; pa­ra ser acep­ta­da en los dis­tin­tos co­mer­cios.

“Da op­cio­nes de pa­gar, pa­sar, pe­dir, y aho­rrar di­ne­ro di­gi­ta­li­zan­do el efec­ti­vo, y con in­ter­ac­cio­nes más na­tu­ra­les a nues­tro uso co­ti­diano”, ase­gu­ró Pon­ce.

Por ejem­plo, pa­ra el re­ti­ro de di­ne­ro, ge­ne­ra un có­di­go que du­ra 15 mi­nu­tos pa­ra in­tro­du­cir­lo en un PIN Pad y va­li­dar la transac­ción in­di­vi­dual o gru­pal. Pa­ra rea­li­zar pa­gos, usa un có­di­go QR. La ver­sión co­lom­bia­na in­clu­ye Eva, el bot de Fa­ce­book pa­ra asis­tir al usua­rio.

Pa­ra im­ple­men­tar­la, se ba­só en me­to­do­lo­gías ági­les de tra­ba­jo, de­di­có mu­cho desa­rro­llo pa­ra el pen­sa­mien­to del ser­vi­cio y el di­se­ño y creó equi­pos mul­ti­dis­ci­pli­na­rios que tra­ba­ja­ron en “tribus” con au­to­no­mía y em­po­de­ra­mien­to, ade­más de tec­no­lo­gías de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

Por aho­ra, son 900 pun­tos Ne­qui, que sig­ni­fi­ca guía, y la pro­yec­ción es que pa­ra abril del pró­xi­mo año se in­te­gren cer­ca de 50 000.

Co­mo me­di­da de se­gu­ri­dad, la cla­ve de la cuen­ta no se al­ma­ce­na en el dis­po­si­ti­vo, en ca­so de ro­bo o ex­tra­vío, es po­si­ble blo­quear de for­ma pre­ven­ti­va la cuen­ta des­de el si­tio web del ser­vi­cio. La bio­me­tría se em­plea pa­ra la va­li­da­ción de pa­rá­me­tros que re­quie­ran la iden­ti­dad del usua­rio y vin­cu­la el smartp­ho­ne de for­ma úni­ca.

“Lo im­por­tan­te fue la orien­ta­ción es­tra­té­gi­ca de nues­tra or­ga­ni­za­ción pa­ra desa­rro­llar pro­duc­tos in­no­va­do­res que trans­for­men la for­ma en que ha­ce­mos ban­ca”, agre­gó Pon­ce.

La pla­ta­for­ma ha crea­do un par­tea­guas en la trans­for­ma­ción di­gi­tal de es­ta in­dus­tria, ha crea­do un mo­de­lo de ne­go­cio cen­tra­do en la ex­pe­rien­cia de los usua­rios. Esas in­ter­ac­cio­nes le per­mi­ten apren­der de ca­da cuen­taha­bien­te pa­ra me­jo­rar el desem­pe­ño de la pla­ta­for­ma de ma­ne­ra cons­tan­te y es­ca­lar­la a me­di­da que crez­ca su uso.

“Bus­ca la in­clu­sión fi­nan­cie­ra de aque­llos que aún no han de­ci­dió op­tar por los ser­vi­cios de la ban­ca tra­di­cio­nal”

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.