¿CÓ­MO SE ES­TÁ REINVENTANDO EL NE­GO­CIO DE CON­SUL­TO­RÍA EN IT?

An­tes las en­car­ga­das de guiar a los CIO eran las con­sul­to­ras, pe­ro los pro­vee­do­res y ven­dors tam­bién ofre­cen ese ser­vi­cio co­mo va­lor agre­ga­do su pro­duc­to o so­lu­ción.

IT Now El Salvador - - Sumario - Bo­ris Ríos

An­tes las en­car­ga­das de guiar a los CIO eran las con­sul­to­ras, pe­ro los pro­vee­do­res y ven­dors tam­bién ofre­cen ese ser­vi­cio co­mo va­lor agre­ga­do su pro­duc­to o so­lu­ción.

En la ac­tua­li­dad el uso del big da­ta analy­tics pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción más va­lio­sa del mer­ca­do an­tes de lan­zar una nue­va cam­pa­ña de mar­ke­ting; la im­por­tan­cia de los de­par­ta­men­tos de se­gu­ri­dad de TI que ga­ran­ti­cen un am­bien­te más se­gu­ro pa­ra sus ope­ra­cio­nes y apli­ca­cio­nes crí­ti­cas; y el au­men­to de la agi­li­dad con re­duc­ción del cos­to ope­ra­cio­nal de la in­fra­es­truc­tu­ra, son al­gu­nos ejem­plos de la cre­cien­te ac­tua­li­za­ción tec­no­ló­gi­ca que de­ben adop­tar las em­pre­sas.

Lo cual im­pli­ca cam­bios en la for­ma de pres­ta­ción de ser­vi­cios y tam­bién en la for­ma en que el ne­go­cio las con­su­me, ya no bas­ta con ven­der la so­lu­ción o pres­tar un ser­vi­cio, sino que los pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les se es­tán con­vir­tien­do en con­sul­to­res.

De es­ta ma­ne­ra los ser­vi­cios con­sul­ti­vos se han con­ver­ti­do en una pie­za fun­da­men­tal pa­ra ayu­dar a los lí­de­res de IT a pla­near de ma­ne­ra apro­pia­da sus pro­ce­sos de trans­for­ma­ción tec­no­ló­gi­ca. De he­cho, en una en­cues­ta re­cien­te con­du­ci­da por Gart­ner, la mi­tad de los par­ti­ci­pan­tes afir­ma­ron que es­pe­ran que su com­pa­ñía se ha­ya con­ver­ti­do en una em­pre­sa di­gi­tal an­tes de que con­clu­ya el 2017, y Gart­ner es­pe­ra que esa ci­fra au­men­te a 83% en el 2019.

Erick So­sa, lí­der del Gru­po de Ne­go­cios de Nu­be de Mi­cro­soft

Cen­troa­mé­ri­ca, ex­pli­có que pa­ra lo­grar es­ta trans­for­ma­ción di­gi­tal, las em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes ca­da vez más se apo­yan de pro­vee­do­res de tec­no­lo­gía que los pue­dan ase­so­rar con ba­se en su ex­pe­rien­cia, lo que con­ti­nua­rá en as­cen­so ya que a tra­vés de la ase­so­ría, se pue­den re­di­se­ñar me­jo­res pro­ce­sos, eva­luar nue­vas opor­tu­ni­da­des de ne­go­cios, en­tre otros.

Las con­sul­to­ras tra­di­cio­na­les ya no son las úni­cas que brin­dan el ser­vi­cio pa­ra guiar a las em­pre­sas en las ten­den­cias y es­tra­te­gias que

pue­den se­guir pa­ra con­tar con un ne­go­cio exi­to­so, tam­bién lo ha­cen pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les de hard­wa­re y soft­wa­re, que sa­bia­men­te han de­ci­di­do to­mar un pe­da­zo del pas­tel.

“En el ca­so par­ti­cu­lar de pro­vee­do­res de sis­te­mas de ges­tión, co­mo los de ERP y CRM el ne­go­cio de con­sul­to­ría no es nue­vo, pues por la na­tu­ra­le­za de es­ta tec­no­lo­gía, siem­pre ha ido acom­pa­ña­do con pro­ce­sos de con­sul­to­ría fun­da­men­ta­les co­mo par­te del ne­go­cio. Es­te com­por­ta­mien­to ha ido per­mean­do otras áreas de la in­dus­tria, don­de los aná­li­sis y pla­nes del ne­go­cio de­ben jus­ti­fi­car con cla­ri­dad cual­quier in­ver­sión tec­no­ló­gi­ca”, opi­nó Gon­za­lo Sands­tad, ge­ren­te de ven­tas de

Softland Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má. De es­ta ma­ne­ra ayu­dan a los clien­tes a ges­tio­nar su in­for­ma­ción y afron­tar nue­vos re­tos em­pre­sa­ria­les, pro­por­cio­nan­do orien­ta­ción, me­jo­res prácticas, co­no­ci­mien­to de la in­dus­tria y ex­pe­rien­cia en tec­no­lo­gía. El apo­yo que brin­dan es fun­da­men­tal pa­ra que las or­ga­ni­za­cio­nes ini­cien el ca­mino ha­cia la trans­for­ma­ción de IT, lle­van­do la es­tra­te­gia a una só­li­da eje­cu­ción.

An­tes la tec­no­lo­gía es­ta­ba en­fo­ca­da en el hard­wa­re, sim­ple­men­te a dar­le man­te­ni­mien­to a la compu­tado­ra, las re­des y co­mu­ni­ca­cio­nes, lo que es­tán bus­can­do las em­pre­sas aho­ra, es tra­tar de ha­cer la tec­no­lo­gía más pro­fe­sio­nal y dar­le ma­yor pe­so a la ge­ren­cia y al de­par­ta­men­to de IT co­mo tal.

“Los ser­vi­cios que no­so­tros da­mos es­tán en­fo­ca­dos en mos­trar co­mo de­be­rían de es­truc­tu­rar­se los de­par­ta­men­tos de tec­no­lo­gía, cuá­les son los ro­les que de­be­ría te­ner, in­clu­so a ni­vel de sa­la­rios cuá­les son los mon­tos que se pue­den ma­ne­jar. Otro as­pec­to im­por­tan­te son las im­ple­men­ta­cio­nes de soft­wa­re ti­po ERP in­te­gra­do que ma­ne­jan to­da la in­for­ma­ción de las or­ga­ni­za­cio­nes”, ex­pli­có Ro­bert Del­ga­do, di­rec­tor ad­vi­sory de PWC Hon­du­ras.

Car­los Ga­lle­gos, so­cio di­rec­tor

de Con­sul­to­ría de EY Cen­troa­mé­ri­ca, Pa­na­má y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, co­men­tó que en los dos úl­ti­mos años, la in­dus­tria de con­sul­to­ría tec­no­ló­gi­ca ha cre­ci­do en dos dí­gi­tos, ex­pe­ri­men­ta­do un fuer­te cre­ci­mien­to en la prác­ti­ca de con­sul­to­ría en ge­ne­ral, y par­ti­cu­lar­men­te en la prác­ti­ca de IT y di­gi­tal.

“Real­men­te es un ne­go­cio gran­de y con fuer­te cre­ci­mien­to, sin em­bar­go, su gran opor­tu­ni­dad re­cae en com­bi­nar­la con los pro­ce­sos de trans­for­ma­ción en ope­ra­cio­nes, y otras áreas de la em­pre­sa”, aco­tó.

En opi­nión de Da­ma­ris Pa­drón, ge­ren­te de Con­sul­to­ría de SAP, De­loit­te Gua­te­ma­la, se ha ob­ser­va­do que la ofer­ta de ser­vi­cios de con­sul­to­ría en IT ha su­fri­do cam­bios con­si­de­ra­bles, pa­san­do de ser ser­vi­cios de “im­ple­men­ta­ción” de soluciones tec­no­ló­gi­cas a ser “ase­so­res de ne­go­cio”.

Es­ta fun­ción de ase­so­ría per­mi­te, en­tre otras co­sas, iden­ti­fi­car cuál es el ni­vel de la ma­du­rez de la em­pre­sa pa­ra abor­dar una nue­va y sus ca­pa­ci­da­des a ni­vel de pro­ce­sos y es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal, de mo­do que al rea­li­zar la in­ver­sión se pue­da po­ten­ciar y ele­var el éxi­to de la es­tra­te­gia de ne­go­cio a la cual va di­ri­gi­da.

La con­sul­to­ría de IT ha cre­ci­do en los úl­ti­mos dos años en Cos­ta Ri­ca al­re­de­dor de un 3%. Es­pe­cí­fi­ca­men­te, pa­ra GBM el ne­go­cio de con­sul­to­ría re­pre­sen­ta al­re­de­dor de un 12% del ne­go­cio to­tal.

De acuerdo a Dou­glas Gi­mé­nez, re­gio­nal sa­les ma­na­ger en

GBM Con­sul­ting, la ma­yo­ría de los pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les en la re­gión ofre­cen ser­vi­cios de con­sul­to­ría en­fo­ca­dos en dis­tin­tos ne­go­cios, en­tre ellos, ca­da vez más, la tec­no­lo­gía.

“Mu­chos ca­re­cen de una es­tra­te­gia cla­ra de có­mo apa­lan­car sus ser­vi­cios de con­sul­to­ría con la tec­no­lo­gía co­mo ha­bi­li­ta­dor de cam­bios en la or­ga­ni­za­ción. Es de­cir, cuen­tan con po­ca es­pe­cia­li­za­ción en te­mas de IT”, ex­pli­có Dou­glas.

En Softland el ne­go­cio de con­sul­to­ría so­bre­pa­sa el 30% de los in­gre­sos to­ta­les.

“Los pro­vee­do­res de tec­no­lo­gía ya han acu­mu­la­do mu­chos años de ex­pe­rien­cia en es­tos pro­ce­sos que se re­fle­jan no so­lo en sus pro­duc­tos (de los cua­les mu­chas ve­ces son fa­bri­can­tes), sino tam­bién en su me­to­do­lo­gía de tra­ba­jo pa­ra

ob­te­ner el má­xi­mo be­ne­fi­cio de los mis­mos”, afir­mó Sands­tad. Rein­ven­ción

Efec­ti­va­men­te el ne­go­cio en con­sul­to­ría en IT se es­tá reinventando. Ac­tual­men­te se tra­ba­ja en te­mas co­mo: RPA (Ro­bo­tic Pro­cess Au­to­ma­tion), block­chain, In­ter­net of Things (IoT), in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial (IA), en­tre otros.

La par­te de ana­lí­ti­ca co­mien­za a abrir­se un es­pa­cio ca­da vez más re­le­van­te, ya que se es­tá ge­ne­ran­do mu­cha in­for­ma­ción y las em­tec­no­lo­gía,

“EN EL CA­SO PAR­TI­CU­LAR de pro­vee­do­res de sis­te­mas de ges­tión, co­mo los de ERP y CRM el ne­go­cio de con­sul­to­ría no es nue­vo, pues por la na­tu­ra­le­za de es­ta tec­no­lo­gía, siem­pre ha ido acom­pa­ña­do con pro­ce­sos de con­sul­to­ría fun­da­men­ta­les co­mo par­te del ne­go­cio”. Gon­za­lo Sands­tad, Softland.

pre­sas to­da­vía no en­tien­den muy bien qué ha­cer con ella.

Los pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les de hard­wa­re y soft­wa­re, más que una com­pe­ti­dor di­rec­to de las fir­mas de con­sul­to­ría en IT son vis­tos por al­gu­nos co­mo una par­te im­por­tan­te del eco­sis­te­ma. Sin em­bar­go, es ne­ce­sa­rio que ten­gan una vi­sión in­te­gral, orien­ta­da ha­cia el ne­go­cio (no ne­ce­sa­ria­men­te ha­cia la tec­no­lo­gía per se).

“Te­ne­mos la ven­ta­ja de ser con­sul­to­res no so­lo de tec­no­lo­gía sino de ne­go­cios, en­ton­ces no le de­ci­mos a una or­ga­ni­za­ción, sim­ple­men­te que im­ple­men­te cier­ta he­rra­mien­ta, sino que le ayu­da­mos a de­fi­nir que ne­ce­si­ta, por qué lo ne­ce­si­ta y qué mo­de­lo de in­for­ma­ción ne­ce­si­ta y le ayu­da­mos a im­ple­men­tar­lo. To­do es­to por­que te­ne­mos un com­po­nen­te de ne­go­cios y un com­po­nen­te de tec­no­lo­gía”, des­ta­có Del­ga­do.

A jui­cio de Roy­lin Cas­tri­llo, ad­vi­sory en PwC Cos­ta Ri­ca, los pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les que es­tán ofre­cien­do ser­vi­cios de con­sul­to­ría no son vis­tos co­mo una des­ven­ta­ja pa­ra es­ta in­dus­tria pe­ro qui­zás sí co­mo una ame­na­za. Pues se in­cre­men­ta la can­ti­dad de com­pe­ti­do­res que ofre­cen con­sul­to­ría de IT. Sin em­bar­go, ale­gó, cuan­do se con­tra­ta con­sul­to­ría, usual­men­te se con­si­de­ran fac­to­res co­mo: la ex­pe­rien­cia de la fir­ma, es­tán­da­res y me­to­do­lo­gías uti­li­za­das por la fir­ma, ca­sos de re­fe­ren­cia, ex­pe­rien­cia de sus con­sul­to­res, y fi­nal­men­te, las bue­nas re­la­cio­nes pre­vias con el clien­te.

La ame­na­za la vi­sua­li­za por el te­ma de pre­cios, por­que al ha­ber mu­chos ofe­ren­tes, es po­si­ble que los nue­vos com­pe­ti­do­res (con po­ca ex­pe­rien­cia) tien­dan a ba­jar mu­chos los pre­cios, pa­ra así em­pe­zar a ga­nar con­tra­tos.

“No­so­tros ase­so­ra­mos al clien­te, pa­ra que to­me las me­jo­res de­ci­sio­nes, y es­to in­clu­ye se­lec­cio­nar al pro­vee­dor que me­jor sa­tis­fa­ga sus ne­ce­si­da­des de IT (hard­wa­re, soft­wa­re, SaaS, etc). Co­mo so­mos con­sul­to­res “ag­nós­ti­cos”, te­ne­mos la li­ber­tad de ha­blar abier­ta­men­te so­bre los pros y con­tras de las he­rra­mien­tas dis­po­ni­bles en el mer­ca­do, y po­de­mos dar una opi­nión li­bre de pre­jui­cios so­bre la so­lu­ción que más le con­vie­ne a uno de nues­tros clien­tes”, di­jo Cas­tri­llo.

Agre­gó que no li­mi­tar­se a un úni­co pro­vee­dor es un di­fe­ren­cia­dor en es­te ne­go­cio. Es de­cir, sa­ber las ven­ta­jas y des­ven­ta­jas de una mar­ca y có­mo con­tra­rres­tar­las, pa­ra que el clien­te sa­que el ma­yor pro­ve­cho. “Un pro­vee­dor di­fí­cil­men­te te va a re­co­men­dar una so­lu­ción hí­bri­da, pues lo más pro­ba­ble es que te re­co­mien­de ha­cer to­do a su ma­ne­ra y usan­do só­lo su mar­ca de hard­wa­re/soft­wa­re”, aña­dió Cas­tri­llo.

El con­sul­tor y el CIO

El rol del CIO es­tá cam­bian­do en la or­ga­ni­za­ción, es al­go que úl­ti­ma­men­te se vie­ne es­cu­chan­do.

El cre­cien­te y rá­pi­do mo­vi­mien­to tec­no­ló­gi­co que se da a ni­vel mun­dial y la de­man­da que sur­ge de las em­pre­sas en la ges­tión de in­for­ma­ción ca­da vez más com­ple­ja pa­ra to­ma de de­ci­sio­nes, han si­do la gé­ne­sis pa­ra que la pro­pues­ta de ser­vi­cios en la Nu­be, con­sul­to­rías so­bre ser­vi­cios de aná­li­sis de da­ta, in­te­li­gen­cia de ne­go­cio to­men más pro­ta­go­nis­mo co­mo un ser­vi­cio ca­si obli­ga­do de los pro­vee­do­res in­no­va­do­res en Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción (TI).

“Es­to más que una ame­na­za es una in­vi­ta­ción a la evo­lu­ción de los ser­vi­cios con­sul­ti­vos tra­di­cio­na­les in­clu­yen­do los pro­ce­sos y marcos de re­fe­ren­cia a una ten­den­cia cre­cien­te de ges­tio­nar ser­vi­cios, di­se­ño de ar­qui­tec­tu­ras y pro­ce­sos ági­les e in­te­li­gen­tes, así co­mo la con­si­de­ra­ción de ga­ran­ti­zar la dis­po­ni­bi­li­dad, in­te­gri­dad y con­fi­den­cia­li­dad de la da­ta”, afir­mó Roberto Men­do­za, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos de Ca­ble & Wi­re­less Pa­na­má.

An­te es­te es­ce­na­rio, las em­pre­sas de con­sul­to­ría de TI bus­can ca­pi­ta­li­zar

“Real­men­te es un ne­go­cio gran­de y con fuer­te cre­ci­mien­to, sin em­bar­go, su gran opor­tu­ni­dad re­cae en com­bi­nar­la con los pro­ce­sos de trans­for­ma­ción en ope­ra­cio­nes, y otras áreas de la em­pre­sa”. Car­los Ga­lle­gos, EY Cen­troa­mé­ri­ca.

un ma­yor co­no­ci­mien­to de los ne­go­cios de sus clien­tes en dis­tin­tas in­dus­trias.

“Pa­ra ello las con­sul­to­ras de­be­rán desa­rro­llar soluciones dis­rup­ti­vas que cam­bien el pa­ra­dig­ma so­bre el con­su­mo de pro­duc­tos y ser­vi­cios en es­ta era di­gi­tal”, aña­dió Pa­drón.

Ro­bert Del­ga­do ma­ni­fes­tó que mu­chas con­sul­to­ras de hoy en día ofre­cen el diag­nós­ti­co gra­tis, pe­ro ge­ne­ral­men­te és­te tie­ne que ser un diag­nós­ti­co más pro­fe­sio­nal, ba­sa­do en me­jo­res prácticas y no pue­de ser a la li­ge­ra. Tie­ne que ser neu­tral y ob­je­ti­vo.

“Hay ca­sas de soft­wa­re que ofre­cen diag­nós­ti­co gra­tis, pe­ro orien­ta­do ha­cia su soft­wa­re. No­so­tros ha­ce­mos esos diag­nós­ti­cos com­ple­ta­men­te neu­tra­les y ayu­da­mos a las or­ga­ni­za­cio­nes a de­cir­les cuál es el soft­wa­re que más se adap­ta a su ne­ce­si­dad por­que no es­ta­mos ca­sa­dos con nin­guno de ellos”, am­plió Del­ga­do.

Lo cier­to es que pre­de­cir el rum­bo de los ser­vi­cios de IT en un en­torno tan cam­bian­te, pue­de ser tan re­ta­dor co­mo sur­fear olas de 20mts. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos años se ha cam­bia­do el pa­ra­dig­ma en cuan­to a la bús­que­da de ta­len­to en pro­vee­do­res tra­di­cio­na­les de hard­wa­re y soft­wa­re, in­clu­yen­do en sus equi­pos de tra­ba­jo a pro­fe­sio­na­les que pro­vie­nen de una for­ma­ción com­ple­ta­men­te dis­tin­ta al ám­bi­to tec­no­ló­gi­co.

Al res­pec­to, Erick So­sa, con­si­de­ra que los CIO bus­can a pro­vee­do­res de tec­no­lo­gía que pue­dan apo­yar con las me­jo­res prácticas y ten­den­cias de in­dus­tria en te­mas co­mo pro­ce­sos de tec­no­lo­gía, mo­de­los de ser­vi­cio, se­gu­ri­dad, con­ti­nui­dad, en­tre otros.

El ser hu­mano es­tá sien­do re­pro­gra­ma­do di­gi­tal­men­te, lo que ha im­pli­ca­do una ver­ti­gi­no­sa y al­ta in­ver­sión de las em­pre­sas en el de­sa­rro­llo de nue­vas y me­jo­res tec­no­lo­gías que los acer­quen ca­da vez más a sus clien­tes y la sa­tis­fac­ción de sus ne­ce­si­da­des de ma­ne-

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.