5 pa­sos pa­ra se­guir la pis­ta de un desa­rro­lla­dor in­no­va­dor

Usar re­des so­cia­les, asis­tir a even­tos y te­ner en cuen­ta certificaciones son al­gu­nas de las ac­ti­vi­da­des que le per­mi­ti­rá ser el me­jor de su equi­po.

IT Now El Salvador - - Devops - CIO

“Una co­sa de la que tie­nes que dar­te cuen­ta tem­prano, es que las co­sas es­tán cam­bian­do cons­tan­te­men­te”, di­jo Lu­keTill­man, téc­ni­co pa­ra Apa­che Cas­san­dra en Da­taS­tax. Es­to es un he­cho de la vi­da de los desa­rro­lla­do­res y sus ge­ren­tes; vá­li­do sin im­por­tar si tra­ba­jas con fra­me­works­front-end de Ja­vas­cript o en ba­ses de da­tos. “Ca­si te sien­tes mal por los desa­rro­lla­do­res de fron­tend. Un fra­me­work­front-end es­tá en bo­ga por un año o dos y lue­go tie­nes que cam­biar”, agre­gó Till­man. En­con­trar su mo­ti­va­ción ( pue­de que sea $) Una vez que has acep­ta­do que el cam­bio es cons­tan­te, la pre­gun­ta no es so­lo có­mo man­te­ner­se re­le­van­te sino tam­bién cuál es tu mo­ti­va­ción pa­ra ha­cer­lo”. Es un re­to no só­lo pa­ra los desa­rro­lla­do­res sino tam­bién pa­ra los lí­de­res en tec­no­lo­gía que tie­nen co­mo ob­je­ti­vo man­te­ner a sus equi­pos en­fo­ca­dos y en for­ma. El di­ne­ro es cier­ta­men­te un mo­ti­va­dor po­de­ro­so. La co­mu­ni­dad de pro­gra­ma­do­res Stac­kO­ver­flow lle­va a ca­bo anual­men­te en­cues­tas en­tre los desa­rro­lla­do­res y en sus re­sul­ta­dos 2016 mos­tra­ron que el 62% con­si­de­ra su sa­la­rio co­mo el fac­tor más im­por­tan­te a la ho­ra de eva­luar una nue­va opor­tu­ni­dad de tra­ba­jo. Es­tar al día con las úl­ti­mas tec­no­lo­gías y len­gua­jes le fa­ci­li­ta pe­dir mu­cho más por sus ta­len­tos. Los re­sul­ta­dos tam­bién mues­tran que los desa­rro­lla­do­res con des­tre­zas en tec­no­lo­gías de mo­da, co­mo Apa­che Spark, Sca­la, Apa­che Cas­san­dra, F# y Ha­doop; pue­den ob­te­ner sa­la­rios sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te ma­yo­res.

Pe­ro mien­tras que el sa­la­rio es la ma­yor con­si­de­ra­ción al mo­men­to de eva­luar opor­tu­ni­da­des, las prio­ri­da­des cam­bian una vez de­ter­mi­na­do el mis­mo. Los re­sul­ta­dos de la en­cues­ta mos­tra­ron que la lis­ta de prio­ri­da­des de los en­cues­ta­dos era apren­der nue­vas tec­no­lo­gías (70%) y cons­truir al­go nue­vo (64%).

Apren­der co­sas nue­vas es­tá bien.

“Los desa­rro­lla­do­res real­men­te quie­ren apren­der”, di­jo Till­man.

Pa­ra apo­yar­los y man­te­ner­los en­fo­ca­dos de­bes con­cen­trar­te en crear una cul­tu­ra del apren­di­za­je, aun­que sig­ni­fi­que que de­ban pa­sar tiem­po en ac­ti­vi­da­des que no for­man par­te de sus res­pon­sa­bi­li­da­des prin­ci­pa­les.

“Des­de el pun­to de vis­ta em­pre­sa­rial es­ta idea de apren­di­za­je con­ti­nuo pue­de pa­re­cer un po­co re­ñi­da con tus me­tas”, co­men­tó Till­man.

Cual­quier tiem­po que se pa­se in­ves­ti­gan­do una nue­va pie­za de tec­no­lo­gía es­tá re­ñi­da con la me­ta de que se de­di­que de tiem­po al có­di­go so­bre el cual se

su­po­ne que tra­ba­jo. Pe­ro los desa­rro­lla­do­res, que tien­den a ser más fe­li­ces cuan­do apren­den so­bre nue­vas tec­no­lo­gías, es más pro­ba­ble que per­ma­nez­can en la em­pre­sa. A ello se su­ma que esa nue­va tec­no­lo­gía que es­tán pro­ban­do pue­de ge­ne­rar una in­no­va­ción en tus pro­duc­tos.

Un sim­ple pa­so que pue­des dar pa­ra crear una cul­tu­ra de apren­di­za­je con­ti­nuo es ani­mar a los equi­pos de de­sa­rro­llo a com­par­tir en­tre ellos sus co­no­ci­mien­tos, aun­que tra­ba­jen en áreas di­fe­ren­tes. Es bueno pa­ra los desa­rro­lla­do­res te­ner áreas de es­pe­cia­li­za­ción y un ni­cho que les apa­sio­ne y en el cual pue­dan cre­cer. Pe­ro tam­bién es muy va­lio­so te­ner una ba­se tec­no­ló­gi­ca am­plia. La ex­po­si­ción a di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías, re­tos y soluciones pue­de ayu­dar a los desa­rro­lla­do­res a ver los pro­ble­mas co­no­ci­dos ba­jo una nue­va luz y con otros ojos.

En es­te sen­ti­do, tra­tar los fra­ca­sos co­mo opor­tu­ni­da­des de apren­di­za­je, más que co­mo al­go ver­gon­zo­so; es im­por­tan­te pues ani­ma a los desa­rro­lla­do­res a ser abier­tos res­pec­to de sus erro­res y a com­par­tir las lec­cio­nes apren­di­das con su equi­po y con los otros.

“No es­tás tra­tan­do de ha­cer que se dis­per­sen, sino de ha­cer que apren­dan de es­to que les pa­só pa­ra que lo pre­ven­gan en el fu­tu­ro”, co­men­tó Till­man.

Por su­pues­to, mu­chas de las me­jo­res opor­tu­ni­da­des pa­ra los lí­de­res y desa­rro­lla­do­res es­tán fue­ra de las pa­re­des de tu or­ga­ni­za­ción. Till­man tie­ne cin­co tips que te pue­den ayu­dar a man­te­ner­te al día en es­te pa­no­ra­ma de tec­no­lo­gías cam­bian­tes.

1. Usar las re­des so­cia­les pa­ra re­mon­tar las ten­den­cias Iden­ti­fi­ca a los pa­res cu­yas opi­nio­nes res­pe­tes y sí­gue­los en Twit­ter, blogs, Lin­ke­din o en otros si­tios don­de com­par­tan sus pen­sa­mien­tos on­li­ne. Te ayu­da­rá a man­te­ner­te al día con las tec­no­lo­gías que usan.

“Ne­ce­si­to va­lo­rar en qué re­quie­ro in­ver­tir mi tiem­po. Mu­chos de nues­tros pa­res es­tán afue­ra, ha­blan­do de las co­sas ge­nia­les que es­tán ha­cien­do y de que tec­no­lo­gías usan”, di­jo Till­man. 2. Man­ten­te es­cép­ti­co

Es im­por­tan­te es­tar al día con nue­vas tec­no­lo­gías, pe­ro tra­ta de man­te­ner los pies en la tie­rra. A ve­ces la tec­no­lo­gía más an­ti­gua y es­ta­ble coin­ci­di­rá me­jor con tus me­tas.

“Con las nue­vas tec­no­lo­gías que to­da­vía no es­tas

usan­do, creo que de­bes ser un po­co es­cép­ti­co al prin­ci­pio. Es una pos­tu­ra que yo adop­to. In­tro­du­cir nue­vas tec­no­lo­gías es arries­ga­do, así que de­fi­ni­ti­va­men­te de­be­rías so­pe­sar el ries­go/be­ne­fi­cio”, di­jo el ex­per­to. 3. Ve a even­tos

Con­fe­ren­cias, cam­pa­men­tos, en­cuen­tros y even­tos si­mi­la­res te ayu­da­rán a ti y a tu equi­po a lle­gar a al­gu­nos de­ta­lles e his­to­rias de ba­ta­llas que los co­le­gas no com­par­ti­rán pú­bli­ca­men­te en In­ter­net.

“La ven­ta­ja de ir a las reunio­nes es que es una ex­pe­rien­cia in­ter­ac­ti­va. Creo que el va­lor real de ir a esos even­tos de pri­me­ra mano es es­tar allí con tus pa­res y, de­pen­dien­do del even­to, con los ex­per­tos”, ase­gu­ró Till­man, que tam­bién ayu­da a or­ga­ni­zar los en­cuen­tros de Cas­san­dra en el área de Den­ver, Co­lo­ra­do.

Otros en­cuen­tros, co­mo los hac­ka­to­nes, pue­den ayu­dar a los desa­rro­lla­do­res a fa­mi­lia­ri­zar­se ve­loz­men­te con las nue­vas tec­no­lo­gías. 4. Con­si­de­ra las certificaciones

Las certificaciones tam­bién tie­nen su lu­gar, aun­que Till­man re­cal­có que son más desea­bles pa­ra los ac­tua­les o fu­tu­ros em­plea­do­res (que bus­quen una for­ma de con­fir­mar cier­to ni­vel de com­pe­ten­cias téc­ni­cas) que pa­ra los mis­mos desa­rro­lla­do­res

“Las certificaciones son un tó­pi­co in­tere­san­te. En­tre los desa­rro­lla­do­res con los que he tra­ba­ja­do de­fi­ni­ti-

“Las certificaciones son un tó­pi­co in­tere­san­te. En­tre los desa­rro­lla­do­res con los que he tra­ba­ja­do de­fi­ni­ti­va­men­te hay una di­vi­sión en­tre la gen­te que cree que son sú­per úti­les y la que cree que no” Lu­ke Till­man, Da­taS­tax. Es im­por­tan­te es­tar al día con nue­vas tec­no­lo­gías, pe­ro tra­ta de man­te­ner los pies en la tie­rra. A ve­ces la tec­no­lo­gía más an­ti­gua y es­ta­ble coin­ci­di­rá me­jor con tus me­tas. “Gran par­te del soft­wa­re que usa­mos ac­tual­men­te en nues­tras áreas tec­no­ló­gi­cas re­sul­ta ser, al me­nos en par­te, de có­di­go abier­to”. Lu­ke Till­man, Da­taS­tax.

va­men­te hay una di­vi­sión en­tre la gen­te que cree que son sú­per úti­les y la que cree que no”, co­men­tó Till­man.

En mu­chos ca­sos, cuen­ta, los em­plea­do­res pi­den a los desa­rro­lla­do­res que se cer­ti­fi­quen en una tec­no­lo­gía una vez que em­pie­za a ser usa­da in­ter­na­men­te de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va.

5. Par­ti­ci­pa en co­mu­ni­da­des de có­di­go abier­to

Las tec­no­lo­gías de có­di­go abier­to son hoy la ba­se de mu­chos pro­yec­tos en los que tra­ba­jan los desa­rro­lla­do­res.

“Gran par­te del soft­wa­re que usa­mos ac­tual­men­te en nues­tras áreas tec­no­ló­gi­cas re­sul­ta ser, al me­nos en par­te, de có­di­go abier­to” di­jo Till­man.

Pa­ra mu­chos desa­rro­lla­do­res una gran for­ma de desa­rro­llar nue­vas tec­no­lo­gías pue­de ser su­mer­gir­se en el có­di­go y par­ti­ci­par en es­tas co­mu­ni­da­des. Co­mo par­te de es­te pro­ce­so he apren­di­do mu­cho so­bre có­mo fun­cio­na in­ter­na­men­te Cas­san­dra. Creo que apren­der es una gran for­ma de lo­grar las co­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.