Ap­ple es­tá pro­ban­do el 5G: ¿Por qué es im­por­tan­te quie­nes tra­ba­jan con iOS?

5G es el fu­tu­ro, ¿qué ne­ce­si­tas sa­ber?, más rá­pi­da y más es­ta­ble, ca­paz de so­por­tar más dis­po­si­ti­vos y equi­pa­da pa­ra ma­ne­jar la vi­da rá­pi­da; la tec­no­lo­gía 5G es el pró­xi­mo es­tán­dar de las re­des.

IT Now El Salvador - - Tech business -

Ap­ple es­tá pro­fun­da­men­te in­vo­lu­cra­do en las prue­bas y su­de­sa­rro­llo. ¿Qué es­pe­ra ga­nar Ap­ple con es­to y por qué de­be­ría im­por­tar a quie­nes tra­ba­jan con iOS? Si bien es im­por­tan­te se­ña­lar que 5G to­da­vía no ha si­do ra­ti­fi­ca­do co­mo un es­tán­dar y que las re­des que lo uti­li­za­rán no se es­pe­ran an­tes de 2020, 5G es pro­mo­cio­na­do co­mo la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción de ban­da an­cha inalám­bri­ca.

La GSMA ha es­ta­ble­ci­do al­gu­nos cri­te­rios, la ma­yo­ría de los cua­les de­ben ser cum­pli­dos pa­ra que una red pue­da lla­mar­se ‘5G’. Es­tas in­clu­yen co­ne­xio­nes de 1-10 Gbps a dis­po­si­ti­vos y otros pun­tos fi­na­les y la ca­pa­ci­dad de so­por­tar has­ta 100 ve­ces más dis­po­si­ti­vos por cel­da que con las im­ple­men­ta­cio­nes ac­tua­les.

Pa­ra ser in­creí­ble­men­te sim­plis­ta, 5G de­be­ría ser ca­paz de des­car­gar pe­lí­cu­las en­te­ras en un se­gun­do, per­mi­tir cálcu­los de al­to an­cho de ban­da, co­mo los jue­gos y ser ca­paz de so­por­tar los mi­les de mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos que se es­pe­ra que es­tén en uso en 2025.

Pa­ra ser in­creí­ble­men­te sim­plis­ta, 5G de­be­ría ser ca­paz de des­car­gar pe­lí­cu­las en­te­ras en un se­gun­do, per­mi­tir cálcu­los de al­to an­cho de ban­da, co­mo los jue­gos y ser ca­paz de so­por­tar los mi­les de mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos que se es­pe­ra que es­tén en uso en 2025.

Un de­ta­lle más: 5G se­rá mu­cho más es­ta­ble cuan­do sea uti­li­za­do en vehícu­los en mo­vi­mien­to, co­mo tre­nes, trans­por­te pú­bli­co y, por su­pues­to, au­to­mó­vi­les.

¿Qué es­tá ha­cien­do Ap­ple?

Ap­ple re­cien­te­men­te so­li­ci­tó el per­mi­so de la FCC pa­ra po­ner a prue­ba una nue­va tec­no­lo­gía inalám­bri­ca, de­no­mi­na­da on­da mi­li­mé­tri­ca. La com­pa­ñía pre­ten­de pro­bar trans­mi­sio­nes usan­do el es­tán­dar en­tre dos pun­tos fi­jos en Cu­per­tino y Mil­pi­tas, CA.

“Es­tas eva­lua­cio­nes pro­por­cio­na­rán los da­tos de in­ge­nie­ría re­le­van­tes pa­ra el fun­cio­na­mien­to de los dis­po­si­ti­vos en las fu­tu­ras re­des 5G de las com­pa­ñías inalám­bri­cas”, de­cía su apli­ca­ción.

Ésa no es la úni­ca ma­ne­ra en la cual Ap­ple es­tá im­pli­ca­da en el desa­rro­llo del 5G. Allá, por el año 2014, la em­pre­sa se unió a la Next Ge­ne­ra­tion Mo­bi­le Net­works (NGMN) Allian­ce, una aso­cia­ción de gru­pos de in­te­rés den­tro de la in­dus­tria que tra­ba­ja pa­ra ase­gu­rar que las re­des de nue­va ge­ne­ra­ción, la in­fraes­truc­tu­ra y los dis­po­si­ti­vos sean com­pa­ti­bles.

La GSMA ha es­ta­ble­ci­do al­gu­nos cri­te­rios, la ma­yo­ría de los cua­les de­ben ser cum­pli­dos pa­ra que una red pue­da lla­mar­se ‘5G’. Eso es bueno pa­ra los com­pra­do­res de TI que bus­can am­pliar su des­plie­gue de Ap­ple, ya que sig­ni­fi­ca que los pro­duc­tos mó­vi­les ad­qui­ri­dos en el ci­clo de ac­tua­li­za­ción de los equi­pos ac­tua­les es pro­ba­ble que so­lo de­be­rán ser re­em­pla­za­dos en el mo­men­to en que apa­rez­ca el es­tán­da.

Light Rea­ding in­for­mó el año pa­sa­do que Ap­ple con­tra­ta­rá al me­nos un in­ge­nie­ro con co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cia en el “pro­ce­so de se­ña­les de ra­dar”, que son las se­ña­les que se uti­li­zan en on­das mi­li­mé­tri­cas, las cua­les es­tán en la ban­da de es­pec­tro de en­tre 30GHz y 300GHz; que es­tá mar­ca­da pa­ra el uso en las re­des 5G.

¿Por qué Ap­ple es­tá ha­cien­do es­to?

Las ra­zo­nes pa­ra el in­te­rés de Ap­ple son bas­tan­te ob­vias: ade­más de ase­gu­rar­se que sus pro­duc­tos mó­vi­les fun­cio­nen bien con es­te es­tán­dar, la com­pa­ñía en­tien­de el va­lor es­tra­té­gi­co de ob­te­ner una ventaja an­ti­ci­pa­da so­bre las im­ple­men­ta­cio­nes del 5G una vez que sal­gan los pro­duc­tos de hard­wa­re via­bles. Es­to sig­ni­fi­ca que ne­ce­si­te ser el pri­me­ro en co­mer­cia­li­zar­lo, pe­ro que­rrá lle­gar al mer­ca­do po­co des­pués de que es­té dis­po­ni­ble en mer­ca­dos cla­ve: Es­ta­dos Uni­dos, Chi­na, India, Eu­ro­pa y po­ten­cial­men­te el Reino Uni­do.

La ca­pa­ci­dad de ma­ne­jar la ac­ti­vi­dad de un al­to an­cho de ban­da con ba­ja la­ten­cia y so- por­te pa­ra mi­les de mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos es bas­tan­te atrac­ti­va, pe­ro la es­ta­bi­li­dad en los vehícu­los en mo­vi­mien­to tie­ne im­pli­ca­cio­nes ob­vias.

Es­tas vir­tu­des del 5G sig­ni­fi­can que el es­tán­dar se­rá ca­paz de ma­ne­jar ser­vi­cios mó­vi­les vir­tua­les y de reali­dad au­men­ta­da, sis­te­mas de co­mu­ni­ca­cio­nes de vehícu­lo a vehícu­lo y ten­drá ca­na­les lo su­fi­cien­te­men­te gran­des pa­ra ma­ne­jar las com­ple­jas de­man­das de in­ter­cam­bio de da­tos y de análisis de in­te­li­gen­cia en má­qui­nas no es­truc­tu­ra­das.

Sa­be­mos que Ap­ple tie­ne in­te­rés en to­dos es­tos sec­to­res. (Tam­bién sa­be­mos que Ap­ple es­tá tra­ba­jan­do aho­ra mu­cho más es­tre­cha­men­te con No­kia, el cual tie­ne mu­cho co­no­ci­mien­to so­bre las re­des).

Los con­su­mi­do­res de­be­rían be­ne­fi­ciar­se con un ac­ce­so rá­pi­do y fia­ble a los ser­vi­cios que uti­li­zan su co­ne­xión de ban­da an­cha.

¿Có­mo afec­ta es­to mi ne­go­cio?

Los con­su­mi­do­res de­be­rían be­ne­fi­ciar­se con un ac­ce­so rá­pi­do y fia­ble a los ser­vi­cios que uti­li­zan su co­ne­xión de ban­da an­cha. Pe­ro eso no es to­do, tam­bién pue­den es­pe­rar ser­vi­cios de pró­xi­ma ge­ne­ra­ción (co­mo VR mó­vil) y so­lu­cio­nes que aún no he­mos ima­gi­na­do. La pro­vi­sión de ban­da an­cha mó­vil de gran al­can­ce tie­ne im­pli­ca­cio­nes en el In­ter­net-de-las-co­sas (IoT), ya que 5G pro­por­cio­na­rá la ca­pa­ci­dad de so­por­tar bi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos sin ge­ne­rar in­ter­fe­ren­cias in­de­bi­das en el trá­fi­co de da­tos.

Más allá de la po­si­bi­li­dad de ofre­cer nue­vos ti­pos de ser­vi­cios de pró­xi­ma ge­ne­ra­ción a los con­su­mi­do­res, los usua­rios de­be­rían be­ne­fi­ciar­se con:

• Co­mu­ni­ca­cio­nes uni­fi­ca­das ul­tra-rá­pi­das

• La ca­pa­ci­dad de pro­por­cio­nar so­lu­cio­nes de ofi­ci­na inalám­bri­cas ba­sa­das en la nu­be • Oportunidades pa­ra ex­pan­dir­se uti­li­zan­do VR mó­vil.

• Me­jo­ras en la agi­li­dad de los ne­go­cios, al uti­li­zar 5G co­mo un re­em­pla­zo de la lí­nea-fi­ja de ban­da an­cha pri­ma­ria, lo que per­mi­ti­rá a las em­pre­sas “ofre­cer” ofi­ci­nas com­ple­tas en res­pues­ta a ne­ce­si­da­des in­me­dia­tas de un ne­go­cio.

Sin em­bar­go, la opor­tu­ni­dad em­pre­sa­rial de 5G no se va a ma­ni­fes­tar has­ta que los des­plie­gues co­mer­cia­les a gran es­ca­la del es­tán­dar co­mien­cen al­re­de­dor del 2020.

Eso es bueno pa­ra los com­pra­do­res de TI que bus­can am­pliar su des­plie­gue de Ap­ple, ya que sig­ni­fi­ca que los pro­duc­tos mó­vi­les ad­qui­ri­dos en el ci­clo de ac­tua­li­za­ción de los equi­pos ac­tua­les es pro­ba­ble que so­lo de­be­rán ser re­em­pla­za­dos en el mo­men­to en que apa­rez­ca el es­tán­dar, por lo cual pro­ba­ble­men­te cum­pli­rán su de­seo de con­tar con un iP­ho­ne 8 cuan­do sea pre­sen­ta­do a fi­na­les de es­te año, ya que a pe­sar

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.