TREND ALERT:

Es­ta tec­no­lo­gía al igual que la au­men­ta cuen­tan con gran can­ti­dad de he­rra­mien­tas téc­ni­ca­men­te com­ple­jas que mu­chas in­dus­trias es­tán apro­ve­chan­do. ¿Quié­nes son?

IT Now El Salvador - - Sumario - Ge­ral­di­ne Va­re­la

El Sal­va­dor con nue­va reali­dad vir­tual Es­ta tec­no­lo­gía al igual que la au­men­ta cuen­tan con gran can­ti­dad de he­rra­mien­tas téc­ni­ca­men­te com­ple­jas que mu­chas in­dus­trias es­tán apro­ve­chan­do. ¿Quié­nes son?

En al­gún mo­men­to, la te­le­vi­sión era lo más pa­re­ci­do a ha­cer que los es­pec­ta­do­res sin­tie­ran que es­ta­ban ex­pe­ri­men­tan­do al­go fí­si­ca­men­te des­de su so­fá. Hoy en día, la reali­dad au­men­ta­da les ha da­do a las com­pa­ñías la ca­pa­ci­dad de crear una ex­pe­rien­cia aún más atrac­ti­va que la vis­ta bi­di­men­sio­nal de nues­tros te­le­vi­so­res y pan­ta­llas.

La reali­dad vir­tual es­tá sig­ni­fi­can­do una gran re­vo­lu­ción de la in­dus­tria. Mu­chas de las gran­des mar­cas tec­no­ló­gi­cas co­mer­cia­li­zan las ga­fas de reali­dad vir­tual (RV) po­nién­do­las al ser­vi­cio del pú­bli­co. El avan­ce es­tá sien­do tan im­por­tan­te que se pre­vé que sus ven­tas su­peren la de smartp­ho­nes y pcs.

Pe­ro ¿có­mo se pue­de sa­car el ma­yor pro­ve­cho a es­te desa­rro­llo? Ali­ba­ba, lan­zó re­cien­te­men­te su pro­gra­ma de com­pras de reali­dad vir­tual, que per­mi­te a los usua­rios

De las prin­ci­pa­les pre­emi­nen­cias de es­ta tec­no­lo­gía es que las em­pre­sas pue­den aho­rrar cos­tos y ge­ne­rar emo­cio­nes a las per­so­nas que es ca­si im­po­si­ble ge­ne­rar­las por me­dios con­ven­cio­na­les.

ele­gir ro­pa y ac­ce­so­rios a tra­vés de los au­ri­cu­la­res, con la asis­ten­cia de un asis­ten­te de com­pras vir­tual. Se­gún es­ti­ma­cio­nes de la em­pre­sa, es­ta es­tra­te­gia le da­rá a los 400 mi­llo­nes de usua­rios de Ali­ba­ba ac­ce­so a una ex­pe­rien­cia de com­pra de reali­dad vir­tual con re­pre­sen­ta­cio­nes en 3D pa­ra cien­tos de pro­duc­tos, y even­tual­men­te per­mi­ti­rá a los mi­no­ris­tas crear sus pro­pias tien­das de reali­dad vir­tual.

No es coin­ci­den­cia que las tres gran­des pla­ta­for­mas de In­ter­net de Chi­na (Ali­ba­ba, Ten­cent y Bai­du) ha­yan in­ver­ti­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en reali­dad vir­tual, en lo que se es­pe­ra que se con­vier­ta en un mer­ca­do va­lo­ra­do en US$8.500 mi­llo­nes en 2020.

De acuer­do Johnny Agui­rre, CEO de WOW Emo­tios, una de las prin­ci­pa­les pre­emi­nen­cias de es­ta tec­no­lo­gía es que las em­pre­sas pue­den aho­rrar cos­tos y ge­ne­rar emo­cio­nes a las per­so­nas que es ca­si im­po­si­ble ge­ne­rar­las por me­dios con­ven­cio­na­les. Con la Reali­dad Vir­tual, los clien­tes van a re­cor­dar las emo­cio­nes que sin­tie­ron y re­cor­da­ran qué mar­ca les hi­zo ex­pe­ri­men­tar di­chas emo­cio­nes.

“La ventaja de es­ta tec­no­lo­gía es que se pue­de uti­li­zar en una am­plia va­rie­dad de ra­mas, se pue­de im­ple­men­tar en la me­di­ci­na y pue­de ayu­dar a to­mar de­ci­sio­nes im­por­tan­tes an­tes de una ope­ra­ción, en el pe­rio­dis­mo tam­bién ve­mos có­mos de pue­de uti­li­zar con­tan­do his­to­rias co­mo la reali­dad de una gue­rra; en de­por­tes po­des es­tar en pri­me­ra fi­la, en la par­te de cons­truc­ción se pue­de apli­car pa­ra mos­trar a los clien­tes có­mo va a que­dar la vi­vien­da o có­mo se ve­ría

“El ob­je­ti­vo de ta­les ini­cia­ti­vas de reali­dad vir­tual de­be ser ofre­cer a los clien­tes una ex­pe­rien­cia real e in­ter­ac­ti­va que au­men­te su aso­cia­ción con el pro­duc­to”.

de una u otra for­ma”, de­ta­lló Agui­rre.

Se­gún el CEO de WOW Emo­tions, los prin­ci­pa­les ru­bros en los que se es­tá im­ple­men­tan­do la Reali­dad Au­men­ta­da y Vir­tual son en edu­ca­ción, en te­ma de ca­pa­ci­ta­ción, en los ru­bros pu­bli­ci­ta­rio y turismo.

“Las oportunidades que en es­te mo­men­to ge­ne­ran la Reali­dad Au­men­ta­da y vir­tual son mu­chas y en es­te mo­men­to tam­bién exis­te la gran opor­tu­ni­dad de ser los pio­ne­ros en im­ple­men­tar­la. Es una opor­tu­ni­dad que po­cas ve­ces se les pre­sen­ta a las em­pre­sas”, sos­tu­vo el ex­per­to.

Otro de los ru­bros en los que la Reali­dad Au­men­ta­da pue­de fa­vo­re­cer el ser­vi­cio al clien­te es en el sec­tor fi­nan­cie­ro. Se­gún un in­for­me de AVAYA, el 80% de los mi­llen­nials no es­tán in­ver­ti­dos en el mer­ca­do de ac­cio­nes y el 34% no sa­be có­mo ha­cer­lo. La RV pue­de per­mi­tir que los pro­vee­do­res de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros atrai­gan e in­vo­lu­cren de ma­ne­ra úni­ca a es­tos clien­tes más jó­ve­nes. Por ejem­plo, los au­ri­cu­la­res VR se pue­den uti­li­zar pa­ra su­mer­gir a la ge­ne­ra­ción del mi­le­nio en un mun­do si­mu­la­do que les per­mi­ta ob­te­ner una com­pren­sión más con­tex­tual de las me­jo­res prác­ti­cas de aho­rro y / o car­te­ras de in­ver­sión com­ple­jas a tra­vés de la vi­sua­li­za­ción de da­tos.

En la re­gión, una de las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ra que ha­ce buen uso de la Reali­dad Au­men­ta­da es Ban­co Atlán­ti­da, en Hon­du­ras. El desa­rro­llo de la es­tra­te­gia de Reali­dad Vir­tual de di­cho ban­co es­tá a car­go de Au­reem, una sta­rup que re­cien­te­men­te co­lo­có a Hon­du­ras en el ma­pa co­mo desa­rro­lla­dor de Reali­dad Vir­tual.

Ale­jan­dra To­rres, co- fun­da­do­ra de Au­rem, ase­gu­ró que es­ta im­ple­men­ta­ción es­tá sien­do bien em­plea­da con em­pre­sas que quie­ren usar he­rra­mien­tas de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción pa­ra me­jo­rar la pro­mo­ción y co­mu­ni­ca­ción de sus pro­duc­tos.

“Ha­ce po­co vi­vi­mos el bing bang de la Reali­dad Au­men­ta­da, en otras pa­la­bras, vi­vi­mos la fie­bre de Po­ke­mon Go, es­to abrió los ojos a la nue­va reali­dad del mar­ke­ting y por ello de­be­mos crear ex­pe­rien­cias que in­vo­lu­cren al usua­rio en un ni­vel emo­cio­nal”, ex­pli­có.

Pa­ra ella la Reali­dad Vir­tual le per­mi­ten a las em­pre­sas in­no­var en to­dos sus pro­ce­sos de co­mu­ni­ca­ción es­tra­té­gi­ca.

“Hay va­rios clien­tes que han si­do los pio­ne­ros en po­de­co­ra­da

WOW Emo­tios “La ventaja de es­ta tec­no­lo­gía es que se pue­de uti­li­zar en una am­plia va­rie­dad de ra­mas, se pue­de im­ple­men­tar en la me­di­ci­na y pue­de ayu­dar a to­mar de­ci­sio­nes im­por­tan­tes an­tes de una ope­ra­ción, en el pe­rio­dis­mo tam­bién ve­mos có­mos de pue­de uti­li­zar con­tan­do his­to­rias co­mo la reali­dad de una gue­rra, por ejem­plo”. ADRIÁN GÓ­MEZ, Ela­niin Di­gi­tal. “Las apli­ca­cio­nes que pue­de te­ner la Reali­dad Vir­tual son mu­chas y apor­ta un va­lor agre­ga­do a la ofer­ta fren­te a otras em­pre­sas., es de­cir, le da una ventaja de co­lo­car­se en el top of mind. Por ejem­plo, la mar­ca Pors­he, a tra­vés de Tech Li­ve Look, una tec­no­lo­gía de reali­dad au­men­ta­da, pre­ten­de me­jo­rar los ser­vi­cios téc­ni­cos que la mar­ca ofre­ce a sus clien­tes en Es­ta­dos Uni­dos”.

ner su con­fian­za en nues­tras so­lu­cio­nes pa­ra im­ple­men­tar­las en las es­tra­te­gias de pu­bli­ci­dad con sus clien­tes”, de­ta­lló la jo­ven.

En el ca­so de Ban­co Atlán­ti­da, la he­rra­mien­ta ha si­do uti­li­za­da prin­ci­pal­men­te pa­ra es­ta­car pro­mo­cio­nes y vol­ver una sim­ple im­pre­sión en al­go que to­ma vi­da y da un men­sa­je que que­da en la me­mo­ria de los clien­tes.

Al com­bi­nar las tec­no­lo­gías de AR con las pers­pec­ti­vas del con­su­mi­dor y el con­tex­to ob­te­ni­do de la ana­lí­ti­ca, las em­pre­sas pue­den trans­for­mar la ex­pe­rien­cia de com­pra en la tien­da, pro­por­cio­nan­do re­co­men­da­cio­nes per­so­na­li­za­das e hi­per-re­le­van­tes en tiem­po real, di­rec­ta­men­te den­tro del cam­po de vi­sión del com­pra­dor.

Adrián Gó­mez, CEO de Ela­niin Di­gi­tal, ex­pli­có que las apli­ca­cio­nes que pue­de te­ner la Reali­dad Vir­tual son mu­chas y apor­ta un va­lor agre­ga­do a la ofer­ta fren­te a otras em­pre­sas., es de­cir, le da una ventaja de co­lo­car­se en el top of mind. Por ejem­plo, la mar­ca Pors­he, a tra­vés de Tech Li­ve Look, una tec­no­lo­gía de reali­dad au­men­ta­da, pre­ten­de me­jo­rar los ser­vi­cios téc­ni­cos que la mar­ca ofre­ce a sus clien­tes en Es­ta­dos Uni­dos.

Tech Li­ve Look es más que vi­deo en tiem­po real, el equi­po de apo­yo pue­de ha­cer cap­tu­ras de pan­ta­lla o en­viar bo­le­ti­nes téc­ni­cos, así co­mo ins­truc­cio­nes a la gen­te de los con­ce­sio­na­rios.

Hay va­rias mar­cas que es­tán crean­do las pri­me­ras

JOHNNY AGUI­RRE,

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.