Sa­la pre­pa­ra nue­va re­so­lu­ción so­bre ac­ce­so a in­for­ma­ción

Abo­ga­do pre­sen­tó un re­cur­so de re­vo­ca­to­ria an­te los nue­vos cri­te­rios emi­ti­dos por la Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal. Ale­ga que la Sa­la con­tra­di­jo su pro­pia ju­ris­pru­den­cia.

La Prensa Grafica - - Nación - Ga­briel Gar­cía judicial@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

Ro­dol­fo González, ma­gis­tra­do de la Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia (CSJ), ase­gu­ró que es­tán tra­ba­jan­do en una re­so­lu­ción “acla­ra­to­ria” so­bre los tres cri­te­rios que es­ta­ble­cie­ron en un fa­llo re­cien­te so­bre la en­tre­ga de in­for­ma­ción pú­bli­ca a los ciu­da­da­nos. El 23 de oc­tu­bre pa­sa­do, la Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal re­sol­vió, en se­gui­mien­to a un am­pa­ro, que los ofi­cia­les de in­for­ma­ción pue­den abs­te­ner­se de en­tre­gar in­for­ma­ción pú­bli­ca cuan­do es­ta sea “su­per­flua” o no se no­te el in­te­rés pú­bli­co de la mis­ma; y cuan­do las so­li­ci­tu­des de­no­ten un in­te­rés en neu­tra­li­zar u obs­ta­cu­li­zar el desa­rro­llo nor­mal de las ins­ti­tu­cio­nes. Los ma­gis­tra­dos tam­bién es­ta­ble­cie­ron en ese fa­llo que no es obli­ga­ción de los ti­tu­la­res ac­tua­les de las ins­ti­tu­cio­nes ge­ne­rar in­for­ma­ción que tu­vie­ron que re­gis­trar ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­sa­das.

González ex­pli­có que la acla­ra­to­ria fue so­li­ci­ta­da por dos abo­ga­dos. Ade­más, el abo­ga­do En­ri­que Ana­ya pre­sen­tó, por se­pa­ra­do, un re­cur­so de re­vo­ca­to­ria an­te la Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal, con el ob­je­ti­vo de que los ma­gis­tra­dos re­vier­tan la re­so­lu­ción de se­gui­mien­to en la que es­ta­ble­cie­ron las tres nue­vas res­tric­cio­nes pa­ra el ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca.

“Hay al­gu­nos tri­bu­na­les que ha­cen tru­co y me­ten una re­so­lu­ción an­tes de un es­cri­to pre­sen­ta­do; sin em­bar­go, no creo que la Sa­la, sien­do una ins­tan­cia se­ria, ha­ga eso... No sé có­mo la Sa­la sien­do tan es­tric­ta ad­mi­te es­cri­tos de abo­ga­dos que no son par­te en el pro­ce­so”, di­jo Ana­ya res­pec­to a la acla­ra­ción so­li­ci­ta­do por otros dos abo­ga­dos. Él pi­de la re­vo­ca­to­ria por­que pre­via­men­te fue acep­ta­do por los ma­gis­tra­dos co­mo par­te in­tere­sa­da en el pro­ce­so de am­pa­ro.

“Es evi­den­te que ta­les cri­te­rios no son sino una ex­pre­sión de una co­yun­tu­ral ar­bi­tra­rie­dad... La Sa­la no ha jus­ti­fi­ca­do, en nin­gu­na for­ma, los mo­ti­vos que han ge­ne­ra­do tal re­tro­ce­so y, so­bre to­do, no han ex­pues­to qué de­re­chos o bie­nes cons­ti­tu­cio­na­les su­pues­ta­men­te se pro­te­gen con mo­ti­vo de tal re­gre­sión”, se­ña­la el do­cu­men­to que ela­bo­ró Ana­ya.

El abo­ga­do se­ña­ló en el es­cri­to de re­vo­ca­to­ria que la Sa­la ac­tuó “sin pre­via pe­ti­ción” y por su cuen­ta pa­ra emi­tir una re­so­lu­ción “ile­gal” y con enor­mes con­tra­dic­cio­nes con la ju­ris­pru­den­cia emi­ti­da por esa mis­ma ins­tan­cia y en con­tra­dic­ción con la pro­du­ci­da por el sis­te­ma in­te­ra­me­ri­cano de de­re­chos hu­ma­nos.

Por ejem­plo, Ana­ya se­ña­la que, si la Sa­la ha­bía or­de­na­do al Mi­nis­te­rio de la De­fen­sa re­cons­truir al­gu­nos obli­ga­ción de de­cir el uso que ha­rá de la in­for­ma­ción.

En cuan­to a la res­tric­ción por po­si­ble saturación lo­gís­ti­ca de las ins­ti­tu­cio­nes, el abo­ga­do que pre­sen­tó la re­vo­ca­to­ria se­ña­la en su es­cri­to que con la de­ci­sión abren la puer­ta pa­ra que to­das las ins­ti­tu­cio­nes ar­gu­men­ten que es­tán sa­tu­ra­das de tra­ba­jo pa­ra no en­tre­gar da­tos. Ade­más, ase­gu­ra que lo que se de­be bus­car es “equi­li­bro” en los re­cur­sos uti­li­za­dos.

El Ins­ti­tu­to de Ac­ce­so a la In­for­ma­ción Pú­bli­ca (IAIP), la Se­cre­ta­ría de Trans­pa­ren­cia y va­rias or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men- crí­me­nes de gue­rra pa­ra en­tre­gar in­for­ma­ción a las víc­ti­mas, es con­tra­dic­to­rio que aho­ra re­suel­va que los ti­tu­la­res de las ins­ti­tu­cio­nes no de­ben re­cons­truir in­for­ma­ción de ad­mi­nis­tra­cio­nes an­te­rio­res.

Ade­más, el abo­ga­do se­ña­la que es im­po­si­ble ne­gar in­for­ma­ción “su­per­flua”, ya que no exis­te for­ma de pre­de­ter­mi­nar de ma­ne­ra an­ti­ci­pa­da si un da­to so­li­ci­ta­do es in­di­fe­ren­te pa­ra el ejer­ci­cio del de­re­cho a la in­for­ma­ción pú­bli­ca, ya que, en­tre otras co­sas, la Ley de Ac­ce­so a la In­for­ma­ción Pú­bli­ca (LAIP) es­ta­ble­ce que el ciu­da­dano no tie­ne la

“La Sa­la no ha jus­ti­fi­ca­do los mo­ti­vos que han ge­ne­ra­do tal re­tro­ce­so y no han ex­pues­to qué de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les su­pues­ta­men­te se pro­te­gen”. SAL­VA­DOR ANA­YA, ABO­GA­DO

ta­les han cues­tio­na­do la de­ci­sión de la Sa­la. Ayer se su­mó a las crí­ti­cas la Fun­da­ción de Es­tu­dios pa­ra la Apli­ca­ción del De­re­cho (FESPAD), que emi­tió un co­mu­ni­ca­do en el que afir­ma que el fa­llo vul­ne­ra prin­ci­pios de “má­xi­ma di­vul­ga­ción” y tie­ne con­tra­dic­ción con la ju­ris­pru­den­cia de la Sa­la.

La Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal emi­tió los cri­te­rios so­bre el ac­ce­so a la in­for­ma­ción se­ma­nas des­pués de que Cor­te Ple­na, la má­xi­ma au­to­ri­dad de la CSJ, dis­cu­tió ca­sos lle­va­dos por el IAIP, ins­ti­tu­ción que ha or­de­na­do al má­xi­mo tri­bu­nal de jus­ti­cia del país que en­tre­gue in­for­ma­ción que ha­bía de­ne­ga­do a ciu­da­da­nos.

Dis­cu­sión. La Sa­la de lo Cons­ti­tu­cio­nal emi­tió tres cri­te­rios con los que los fun­cio­na­rios pue­den de­ne­gar in­for­ma­ción. Aho­ra pre­pa­ra una nue­va re­so­lu­ción pa­ra ex­pli­car los al­can­ces de esa de­ci­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.