Prue­ban en ra­to­nes un dis­po­si­ti­vo ca­paz de fre­nar las cri­sis epi­lép­ti­cas

La Prensa Grafica - - Investigaciones -

Una vez im­plan­ta­do en el ce­re­bro de los roe­do­res, el apa­ra­to de­tec­ta­ba los pri­me­ros sín­to­mas de una con­vul­sión, mo­men­to en el su­mi­nis­tra­ba un com­pues­to quí­mi­co pro­pio del ce­re­bro con lo que evi­ta­ba que el es­pas­mo pro­gre­sa­se.

El es­tu­dio in­di­ca que es­te dis­po­si­ti­vo “po­dría tam­bién apli­car­se” a otras en­fer­me­da­des, co­mo tu­mo­res ce­re­bra­les y el pár­kin­son.

Es­te tra­ba­jo re­pre­sen­ta, ade­más, un avan­ce en el desa­rro­llo de com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos fle­xi­bles y sua­ves que in­ter­ac­túan bien con el te­ji­do hu­mano.

“Es­tas pe­lí­cu­las del­ga­das y or­gá­ni­cas cau­san un da­ño mí­ni­mo en el ce­re­bro y sus pro­pie­da­des eléc­tri­cas son ade­cua­das pa­ra es­te ti­po de apli­ca­cio­nes”, di­jo el pro­fe­sor Geor­ge Ma­llia­ras, de la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge.

Nor­mal­men­te, la epi­lep­sia se tra­ta con me­di­ca­men­tos an­ti­epi­lép­ti­cos, que con fre­cuen­cia tie­nen efec­tos se­cun­da­rios im­por­tan­tes y no pre­vie­nen las con­vul­sio­nes en tres de ca­da diez pa­cien­tes.

Los in­ves­ti­ga­do­res des­cu­brie­ron que las con­vul­sio­nes po­drían pre­ve­nir­se con do­sis “re­la­ti­va­men­te pe­que­ñas” de me­di­ca­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.