FLO­RI­DA EN­FREN­TA LA DES­TRUC­CIÓN DE MI­CHAEL

El presidente Trump de­cla­ró a Flo­ri­da co­mo zo­na de desastre pa­ra fa­ci­li­tar la en­tre­ga de más re­cur­sos fe­de­ra­les que ayu­den a la re­cu­pe­ra­ción de las co­mu­ni­da­des afec­ta­das.

La Prensa Grafica - - Tema Deldía - mun­do@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

Nun­ca ha­bía­mos vi­vi­do al­go así”, di­ce a dpa Con­nie Te­pli­cek, mien­tras ca­mi­na entre ca­bles de elec­tri­ci­dad y ár­bo­les caí­dos, vi­drios des­tro­za­dos, ca­sas de­rrum­ba­das y co­ches aplas­ta­dos un día des­pués del ca­tas­tró­fi­co pa­so del hu­ra­cán Mi­chael por el sur de Es­ta­dos Uni­dos. “He vi­vi­do aquí to­da mi vi­da y esto es sim­ple­men­te in­creí­ble”, agre­ga la mu­jer, quien jun­to a su es­po­so, Jeff, re­sis­tió en su ca­sa los vien­tos de 250 ki­ló­me­tros por ho­ra con los que Mi­chael lle­gó a Pa­na­ma City, una de las ciu­da­des cos­te­ras más afec­ta­das por la tor­men­ta.

Ayer, cuan­do ama­ne­ció, otros re­si­den­tes de su co­mu­ni­dad en Ce­dar Creek sa­lie­ron a ver la de­vas­ta­ción. No tie­nen su­mi­nis­tro eléc­tri­co des­de hace dos días y tam­po­co mucha es­pe­ran­za de que sea re­pa­ra­do pron­to, las ope­ra­cio­nes pue­den tar­dar días o se­ma­nas.

Ade­más, te­men que la po­ca agua que sa­le del gri­fo es­té con­ta­mi­na­da con ga­so­li­na de­bi­do a que una es­ta­ción cer­ca­na fue arra­sa­da por Mi­chael.

“Nos re­fu­gia­mos en nues­tra ca­sa pa­ra re­ci­bir al hu­ra­cán”, cuen­ta Te­pli­cek al re­cor­dar el so­ni­do de las puer­tas gol­pean­do y los dis­pen­sa­do­res de ja­bón de su ca­sa fun­cio­nan­do por sí so­los a cau­sa de la pre­sión que traía el ci­clón. “No lo ha­ría­mos de nue­vo”, acla­ra.

Jeff re­la­ta la for­ma en la que am­bos se ocul­ta­ron en un ar­ma­rio y ora­ron a Dios. “Pen­sa­mos que to­da la ca­sa iba a vo­lar”, ase­gu­ra al ma­ni­fes­tar que su preo­cu­pa­ción aho­ra es el es­ta­do de su hi­ja em­ba­ra­za­da, con quien no ha te­ni­do con­tac­to des­de el miér­co­les.

Los ha­bi­tan­tes del lu­gar ha­blan de un vecino, entre los 70 y 80 años, que mu­rió por el hu­ra­cán.

Se­gún cuen­tan, la es­po­sa del fa­lle­ci­do es­tu­vo sen­ta­da jun­to al ca­dá­ver to­da la no­che hasta que otros co­men­za­ron a sa­lir de sus vi­vien­das en la pe­que­ña co­mu­ni­dad. Agre­ga Do­nald: “El ca­dá­ver está to­da­vía en la ca­sa y na­die ha lle­ga­do aún a res­ca­tar­los. Eso es triste y fuer­te”.

Ayer la ci­fra de muer­tos se ele­vó a seis.

Da­vid, otro vecino que mi­ra a po­cos me­tros, di­ce sar­cás­ti­ca­men­te que el presidente Do­nald Trump “ven­drá pron­to a ayu­dar”.

“Fue­ron cua­tro ho­ras de vien­tos po­de­ro­sos”, ex­pli­ca otro vecino.

Los equi­pos de rescate es­tán tra­ba­jan­do en la zo­na con ma­qui­na­ria pe­sa­da, mo­to­sie­rras e in­ten­sos fo­cos de luz pa­ra des­pe­jar las ca­rre­te­ras.

SIN HO­GAR. LA DE­VAS­TA­CIÓN CAUSADA POR EL HU­RA­CÁN MI­CHAEL SE VOLVIÓ EVI­DEN­TE AYER CUAN­DO EL SOL SA­LIÓ EN FLO­RI­DA.

COS­TA. MI­CHAEL ARRA­SÓ ENTRE MIÉR­CO­LES Y JUE­VES LA COS­TA DE FLO­RI­DA. LAS PER­SO­NAS TU­VIE­RON QUE DES­ALO­JAR.

DA­ÑOS. UN BO­TE QUE­DÓ ATRAPADO ENTRE ES­COM­BROS ARRAS­TRA­DOS POR LA FUER­ZA DEL HU­RA­CÁN MI­CHAEL EN MEXICO BEACH, FLO­RI­DA.

PA­NO­RA­MA. RE­SI­DEN­TES DE PA­NA­MA CITY TRA­TAN DE RE­CU­PE­RAR UN VEHÍCU­LO QUE QUE­DÓ ATRAPADO ENTRE RAMAS Y RESTOS DE UNA CA­SA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.