“Mons­truo de Eca­te­pec”, ase­sino se­rial del si­glo

El ase­sino di­jo que si sa­le li­bre se­gui­rá ma­tan­do mu­je­res

La Prensa Grafica - - Mundo - mun­do@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

El “mons­truo de Eca­te­pec”, co­mo han lla­ma­do al sos­pe­cho­so de ma­tar al me­nos a 10 mu­je­res, se per­fi­la co­mo el ma­yor ase­sino se­rial de Mé­xi­co en lo que va de es­te si­glo, des­pués de sem­brar el es­tu­por so­cial por su so­bre­co­ge­do­ra de­cla­ra­ción an­te las au­to­ri­da­des.

Con su re­co­no­ci­mien­to an­te la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do de Mé­xi­co de que dio muer­te a va­rias mu­je­res, es­te pre­sun­to fe­mi­ni­ci­da, iden­ti­fi­ca­do por las au­to­ri­da­des co­mo Juan Car­los “N”, en­tró al ne­gro lis­ta­do de los ase­si­nos se­ria­les más des­pia­da­dos del país en los úl­ti­mos años.

La Fis­ca­lía se­ña­ló que en­tre 2012 y el día de su cap­tu­ra, ha­ce una se­ma­na, pu­do ha­ber ma­ta­do cuan­do me­nos a 10 mu­je­res –si bien él de­cla­ró que ha­bía ase­si­na­do a 20– en Eca­te­pec, uno de los mu­ni­ci­pios con ma­yor nú­me­ro de fe­mi­ni­ci­dios en el país.

Juan Car­los “N” y su es­po­sa, Patricia, fue­ron de­te­ni­dos en una ca­lle de Eca­te­pec pró­xi­ma a su vi­vien­da co­mo sos­pe­cho­sos en la des­apa­ri­ción de tres mu­je­res, y al ser re­vi­sa­dos la po­li­cía des­cu­brió que lle­va­ban res­tos hu­ma­nos en un co­che­ci­to. Tras su arres­to, la Fis­ca­lía me­xi­quen­se con­fir­mó que los de­te­ni­dos ha­bían ven­di­do una be­bé de dos me­ses, hi­ja de una de las víc­ti­mas, a una pa­re­ja que tam­bién ha si­do pues­ta en ma­nos de la Jus­ti­cia.

Un juez abrió a Juan Car­los “N” y a su es­po­sa un pro­ce­so pe­nal por de­li­tos con­tra el res­pe­to a los muer­tos y vio­la­cio­nes a las le­yes de in­hu­ma­ción y ex­hu­ma­ción, con lo que es­ta­rán pre­sos mien­tras la Fis­ca­lía in­ves­ti­ga so­bre el nú­me­ro de ase­si­na­tos.

Odio. La de­cla­ra­ción que Juan Car­los “N” hi­zo en la Fis­ca­lía fue fil­tra­da a los me­dios y en ella el hom­bre di­ce que odia a las mu­je­res y de­be ma­tar­las pa­ra que no res­pi­ren su ai­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.