¿Es­ta­mos lis­tos pa­ra el Acuer­do de Pa­rís? E

S cier­to que Amé­ri­ca Cen­tral y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na son re­gio­nes prác­ti­ca­men­te des­nu­das an­te el cam­bio cli­má­ti­co. Una se­quía, un hu­ra­cán o un desas­tre na­tu­ral siem­pre po­ne en evi­den­cia las ca­ren­cias en es­ta ma­te­ria. Por eso, los paí­ses de ist­mo se pre­pa­ra

Mercados & Tendencias El Salvador - - Branded Content -

A me­nos de dos años de que se fir­ma­ra el Acuer­do de Pa­rís, la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gías pa­ra re­du­cir emi­sio­nes, lo­grar que la re­gión sea con­si­de­ra­da un área vul­ne­ra­ble e in­cre­men­tar el tra­ba­jo de adap­ta­ción a ni­vel local son los desafíos prin­ci­pa­les que en­fren­ta la re­gión an­te la ra­ti­fi­ca­ción de es­te ins­tru­men­to in­ter­na­cio­nal.

cam­bio cli­má­ti­co, un fe­nó­meno que pue­de de­ter­mi­nar una nue­va for­ma de vi­vir. El problema es in­ne­ga­ble y evi­den­te, y ya es­tá afec­tan­do a mi­llo­nes de personas, es­pe­cies y eco­sis­te­mas al­re­de­dor del pla­ne­ta.

De acuer­do con la Comisión Cen­troa­me­ri­ca­na de Am­bien­te y Desa­rro­llo

¿QUÉ FA­LLÓ CON CO­PEN­HA­GUE?

Seis años an­tes de que se apro­ba­ra el Acuer­do de Pa­rís, se lle­vó a ca­bo la 15 gra­dos cen­tí­gra­dos Con­fe­ren­cia In­ter­na­cio­nal so­bre Cam­bio Cli­má­ti­co en Co­pen­ha­gue, tam­bién co­no­ci­da co­mo COP15. És­ta se reali­zó con el ob­je­ti­vo de al­can­zar un acuer­do glo­bal so­bre el mar­co que re­gi­ría la lu­cha in­ter­na­cio­nal con­tra el cam­bio cli­má­ti­co y co­mo re­sul­ta­do, se dio el Acuer­do de Co­pen­ha­gue. Sin em­bar­go, es­ta reunión no tu­vo el éxi­to es­pe­ra­do e in­clu­so fue ca­li­fi­ca­da co­mo “un fra­ca­so” por Green­pea­ce y co­mo “caó­ti­ca” por el ex­pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Ba­rack Oba­ma. ¿Las ra­zo­nes? Va­rias. El fra­ca­so de di­cha ini­cia­ti­va se le atri­bu­ye a fac­to­res co­mo que no to­dos los paí­ses re­fren­da­ron el Acuer­do sus­cri­to y que és­te no te­nía un ca­rác­ter vin­cu­lan­te, ya que los fir­man­tes no es­ta­ban su­je­tos a nin­gu­na obli­ga­ción le­gal de cum­plir­lo, tal y co­mo su­ce­de en el de Pa­rís. Se­gún Ch­ris­tia­na Fi­gue­res, Se­cre­ta­ria Eje­cu­ti­va de la Con­ven­ción Mar­co de Na­cio­nes Uni­das so­bre el Cam­bio Cli­má­ti­co, al asu­mir su car­go en 2010 se de­di­có a ha­cer un es­tu­dio pa­ra de­ter­mi­nar por qué ha­bía fa­lla­do la COP15. “Con­clui­mos que mu­cho te­nían que ver los erro­res de pro­ce­di­mien­to, que lue­go se co­rri­gie­ron, pe­ro qui­zás la gran lec­ción fue que se ha­bía im­pues­to una vi­sión de lo que de­bía ser el mar­co glo­bal de en­ten­di­mien­to en­tre los paí­ses sin pri­me­ro pre­gun­tar­le a los go­bier­nos qué es lo que les ser­vi­ría y dón­de es­ta­ba su in­te­rés glo­bal”, ex­pli­ca. Así, agre­ga, du­ran­te esos seis años se bus­có la con­ver­gen­cia en­tre los in­tere­ses na­cio­na­les y la ne­ce­si­dad glo­bal y cuan­do esas dos co­sas se con­ju­gan ar­mó­ni­ca­men­te es más fá­cil lle­gar a un acuer­do. “Esa es la gran di­fe­ren­cia de lo que su­ce­dió con el de Pa­rís”, ase­gu­ra.

UN GOL­PE A LA RE­GIÓN

De acuer­do con la Comisión Cen­troa­me­ri­ca­na de Am­bien­te y Desa­rro­llo (CCAD), en­tre los im­pac­tos más re­le­van­tes que el cam­bio cli­má­ti­co tie­ne so­bre la re­gión es­tán: • In­cre­men­to de la vul­ne­ra­bi­li­dad y even­tos

ex­tre­mos. • In­se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria • De­fo­res­ta­ción y pér­di­da de los eco­sis­te­mas • Pro­ble­mas con la dis­po­ni­bi­li­dad del agua • Da­ños en la sa­lud de los ha­bi­tan­tes • Pér­di­da de re­cur­sos ma­rino-cos­te­ros • Re­duc­ción de la ofer­ta tu­rís­ti­ca • Da­ños se­ve­ros a la in­fra­es­truc­tu­ra de los paí­ses

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.