La co­nec­ti­vi­dad ru­ral desafía a las telcos

A pe­sar de los des­plie­gues de fi­bra óp­ti­ca, la ma­yor par­te de la red de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes fue­ra de la ciu­da­des de la re­gión aún es analó­gi­ca y po­co fia­ble du­ran­te cam­bios ex­tre­mos del clima.

Mercados & Tendencias El Salvador - - Sumario - Por Ja­vier Pa­nia­gua ja­vier.pa­nia­gua@gru­po­cer­ca.com

Las em­pre­sas de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes des­plie­gan es­tra­te­gias pa­ra re­du­cir los ni­ve­les de te­le­den­si­dad en las par­tes más re­mo­tas.

M ien­tras la ma­yo­ría de los paí­ses en desa­rro­llo es­tán ex­pe­ri­men­tan­do un rá­pi­do cre­ci­mien­to y mo­der­ni­za­ción de sus re­des de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, un in­for­me de la FAO-ONU (Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra) so­bre la pri­me­ra mi­lla de co­nec­ti­vi­dad o First Mi­le Con­nec­ti­vity, se­ña­la que la te­le­den­si­dad en las par­tes más re­mo­tas de es­tos paí­ses en desa­rro­llo, si­gue sien­do de 1 por ca­da 200 ha­bi­tan­tes.

La ma­yor ar­te de la red de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes es analó­gi­ca y mu­chas otras re­des son muy po­co fia­bles, es­pe­cial­men­te du­ran­te la épo­ca de llu­vias, in­clu­so peor cuan­do una tra­ge­dia ocu­rre.

Las zo­nas ru­ra­les en la re­gión ac­tual­men­te tie­nen el 46% del ac­ce­so de red y te­le­fo­nía del país, mien­tras que el 64% es­tá dis­tri­bui­do en la zo­na ur­ba­na, de acuer­do con el Es­ta­do de la ban­da an­cha en Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be 2016 de la Co­mi­sión Eco­nó­mi­ca pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be (CE­PAL).

No es ex­tra­ño que las per­so­nas ten­gan que ca­mi­nar o via­jar en bi­ci­cle­ta du­ran­te va­rias ho­ras pa­ra te­ner ac­ce­so a un te­lé­fono. De ahí las es­tra­te­gias que re­for­mu­lan las com­pa­ñías en te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y pro­vee­do­res pa­ra trans­for­mar y lle­gar a ma­yor po­bla­ción, ya sea ru­ral o ur­ba­na a tra­vés de ma­yo­res lon­gi­tu­des de ca­blea­do, im­ple­men­ta­ción de fi­bra óp­ti­ca y alian­zas en­tre ope­ra­do­ras.

Cos­ta Ri­ca avan­za en co­nec­ti­vi­dad

En el ca­so de Cos­ta Ri­ca la ley de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes in­di­ca que la com­pe­ten­cia en­tre ope­ra­do­res de­be ser en ofer­ta de ser­vi­cios y no en re­des o en in­fra­es­truc­tu­ra; la cla­ve se­ría unir es­fuer­zos pa­ra in­ter­co­nec­tar a la ma­yor po­bla­ción po­si­ble, tal co­mo lo men­cio­nó Ot­to Ri­ve­ra, vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Cá­ma­ra de Tec­no­lo­gías de In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción de Cos­ta Ri­ca (CAMTIC).

Por lo an­te­rior, el Fon­do Na­cio­nal de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes de Cos­ta Ri­ca (FONATEL) es­tá rea­li­zan­do es­fuer­zos pa­ra brin­dar equi­dad de ser­vi­cios tan­to en las zo­nas ur­ba­nas co­mo las ru­ra­les, don­de más de 130,000 han si­do par­te de los pro­gra­mas pa­ra la po­bla­ción con po­co ac­ce­so tecnológico.

Es así co­mo gran­des em­pre­sas e ins­ti­tu­tos es­tán rea­li­zan­do sus es­fuer­zos. Uno de ellos es el Instituto Cos­ta­rri­cen­se de Elec­tri­ci­dad ( ICE), que fue el úni­co ope­ra­dor que par­ti­ci­pó en las li­ci­ta­cio­nes de las zo­nas dis­tan­cia­das co­mo el Pa­cí­fi­co Cen­tral y una im­por­tan­te in­fra­es­truc­tu­ra de fi­bra óp­ti­ca con tec­no­lo­gías de nue­va ge­ne­ra­ción que per­mi­ten brin­dar ban­da an­cha de al­ta ve­lo­ci­dad. Co­mo ejem­plos de am­bos ca­sos, se pue­den men­cio­nar desa­rro­llos en co­mu­ni­da­des co­mo Ce­rro Osa (ce­lu­lar 3G y 4G) y Mal­país (fi­bra óp­ti­ca), ex­pli­có Ger­mán Sán­chez Mi­ran­da, je­fe de la Di­vi­sión In­fra­es­truc­tu­ra de la Ge­ren­cia Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes del ICE.

En el ca­so de Te­le­ca­ble, com­pa­ñía su­mi­nis­tra­do­ra de red en Cos­ta Ri­ca, su ser­vi­cio per­mi­te es­ca­la­bi­li­dad y cre­ci­mien­to de for­ma rá­pi­da. De acuer­do con Juan Car­los Ro­drí­guez, di­rec­tor de Tec­no­lo­gías en In­ge­nie­ría de Te­le­ca­ble, la em­pre­sa tra­ba­ja en zo­nas ru­ra­les so­bre in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca pa­ra la ins­ta­la­ción de la fi­bra óp­ti­ca, re­des con ca­ble coaxial, dis­po­si­ti­vos ac­ti­vos y pa­si­vos.

Ti­go Cos­ta Ri­ca, por su par­te, en su pró­xi­ma am­plia­ción con­tem­pla brin­dar ma­yor co­ber­tu­ra en las zo­nas de Oro­ti­na, Ja­có, Te­jar de El Guar­co y Gua­da­lu­pe, en Car­ta­go; Sar­chí, Zar­ce­ro, Tu­rru­ca­res, Belén, en Gua­na­cas­te; Barranca y Ci­rue­las.

“To­dos nues­tros ser­vi­cios es­tán dis­po­ni­bles a tra­vés de una vas­ta red hí­bri­da de coaxial y fi­bra (HFC, por sus si­glas en in­glés) así co­mo una ro­bus­ta red de fi­bra”, se­ña­ló Nor­man Cha­ves, di­rec­tor de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos de Ti­go Cos­ta Ri­ca.

Jo­sé Gu­tié­rrez, ge­ren­te de nue­vos ne­go­cios de Ca­ble­ti­ca Cos­ta Ri­ca, co­men­tó que des­ple­ga­ron in­fra­es­truc­tu­ra fue­ra de la gran área me­tro­po­li­ta­na pa­ra uni­fi­car una ofer­ta na­cio­nal de más de 250 ca­na­les en di­gi­tal, co­mo tam­bién brin­dar ve­lo­ci­da­des de has­ta 100 Mbps en In­ter­net re­si­den­cial a tra­vés de Doc­sis 3.0.

Y Cla­ro Cos­ta Ri­ca ha cua­dru­pli­ca­do la co­ber­tu­ra des­de el ini­cio de sus ope­ra­cio­nes, abar­can­do un 98% de los

He­mos re­sul­ta­do ad­ju­di­ca­ta­rios en con­cur­sos del fon­do pa­ra lle­var ser­vi­cios de te­le­fo­nía e In­ter­net a va­rias co­mu­ni­da­des de Si­qui­rres, pro­vin­cia de Li­món, Gua­tu­so y Los Chi­les, en la Zo­na Nor­te. Es­te año par­ti­ci­pa­re­mos en la subas­ta pa­ra op­tar por más es­pec­tro y así po­ten­ciar aún más nues­tra ro­bus­ta y ex­ten­sa red en to­do el país Kar­la Es­pi­no­za, ge­ren­te de co­mu­ni­ca­ción en Te­le­fó­ni­ca Cos­ta Ri­ca.

dis­tri­tos del te­rri­to­rio na­cio­nal y ofre­cien­do ve­lo­ci­da­des 3G de has­ta 8 Mbps y de has­ta 30 Mbps en 4G.

“Ac­tual­men­te, la ope­ra­do­ra tra­ba­ja con­ti­nua­men­te en el desa­rro­llo de in­fra­es­truc­tu­ra en zo­nas ru­ra­les y ur­ba­nas, don­de hay una cons­tan­te de­man­da de­bi­do a las nue­vas tec­no­lo­gías y el cre­ci­mien­to del mer­ca­do”, ex­ter­nó Luis Iván Or­tiz, ge­ren­te de in­ge­nie­ría de Cla­ro Cos­ta Ri­ca.

Muy de cer­ca es­tá la em­pre­sa es­pa­ño­la Te­le­fó­ni­ca, que bus­ca im­ple­men­tar voz so­bre IP en 4G, pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de las lla­ma­das, así co­mo be­ne­fi­ciar el con­su­mo de ba­te­rías en te­lé­fo­nos mó­vi­les y nue­vos ser­vi­cios mul­ti­me­dia (PCS) pa­ra na­ve­gar más rá­pi­do.

“He­mos re­sul­ta­do ad­ju­di­ca­ta­rios en con­cur­sos del fon­do pa­ra lle­var ser­vi­cios de te­le­fo­nía e In­ter­net a va­rias co­mu­ni­da­des de Si­qui­rres, pro­vin­cia de Li­món, Gua­tu­so y Los Chi­les, en la Zo­na Nor­te. Es­te año par­ti­ci­pa­re­mos en la subas­ta pa­ra op­tar por más es­pec­tro y así po­ten­ciar aún más nues­tra ro­bus­ta y ex­ten­sa red en to­do el país”, de­cla­ró Kar­la Es­pi­no­za, ge­ren­te de co­mu­ni­ca­ción en Te­le­fó­ni­ca Cos­ta Ri­ca.

En pro­yec­cio­nes fu­tu­ras la Cá­ma­ra de In­fo­co­mu­ni­ca­ción y Tec­no­lo­gía (In­fo­com) con­si­de­ró que el país de­be avan­zar en te­mas pen­dien­tes co­mo la ad­ju­di­ca­ción de los 70 MHZ de es­pec­tro pa­ra los ope­ra­do­res mó­vi­les, la de­cla­ra­to­ria de com­pe­ten­cia en los mer­ca­dos res­tan­tes, el ac­ce­so a in­fra­es­truc­tu­ra, en­tre otros.

De acuer­do con Os­car Ba­raho­na, pre­si­den­te de In­fo­com, tam­bién es cru­cial man­te­ner la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca del país pa­ra fo­men­tar la in­ver­sión. Adi­cio­nal­men­te es po­si­ble lo­grar una me­jor co­ber­tu­ra de las zo­nas ru­ra­les a tra­vés del desa­rro­llo de re­des neu­tra­les y me­dian­te los acuer­dos de

ac­ce­so e in­ter­co­ne­xión en­tre ope­ra­do­res.

El Sal­va­dor, ¿más co­nec­ta­do o no?

Es­tos cam­bios en pe­ne­tra­ción ha­cia zo­nas ru­ra­les y esa lu­cha por igua­lar la co­ber­tu­ra y ban­da an­cha tam­bién in­vo­lu­cran a El Sal­va­dor. Ti­go, que no en­cuen­tra ma­yo­res di­fe­ren­cias co­mo en otros paí­ses de gran­des ex­ten­sio­nes te­rri­to­ria­les, tie­ne una es­tra­te­gia que va pen­sa­da en su­mi­nis­trar co­nec­ti­vi­dad a la ma­yor can­ti­dad de po­bla­ción po­si­ble. Ac­tual­men­te, la tel­co li­de­ra en 3G y aho­ra apun­ta al 4G.

“En El Sal­va­dor, el ac­ce­so a la red en el área ru­ral no es­tá li­ga­do di­rec­ta­men­te al ta­ma­ño de la red sino a la can­ti­dad de smartp­ho­nes que po­see la po­bla­ción de esas zo­nas”, di­jo Mar­ce­lo Ale­mán, CEO de Ti­go El Sal­va­dor.

Sin em­bar­go des­de ha­ce cin­co años Ti­go es­tá am­plian­do ca­da vez más la red 3G. Por ejem­plo, en 2016 ex­ten­dió la red 4G LTE, cuen­tan des­de ha­ce va­rios años con la te­le­vi­sión sa­te­li­tal, jus­ta­men­te pa­ra las zo­nas don­de no lle­ga la red fi­ja de ca­ble y es­tán en pla­nes de di­gi­ta­li­zar la red fi­ja HFC.

De acuer­do con la con­sul­to­ra IDC, El Sal­va­dor se en­cuen­tra en un pun­to de me­jo­ra en su in­fra­es­truc­tu­ra -a di­fe­ren­cia de Ni­ca­ra­gua- ade­más de que ya li­ci­tó la fre­cuen­cia 4G. Es­ta na­ción es­pe­ra in­ver­tir su­mas con­si­de­ra­bles, co­mo los US$250 mi­llo­nes por par­te de em­pre­sas ope­ra­do­ras de red co­mo Te­le­fó­ni­ca pa­ra la im­ple­men­ta­ción de fa­ses de la red de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes LTE.

“Otro pun­to im­por­tan­te que se es­tá bus­can­do me­jo­rar en el país es el de la re­gu­la­ción de pre­cios, lo que se plan­tea es la li­be­ra­ción de pre­cios que fo­men­te la li­bre com­pe­ten­cia en el país, es­to con el ob­je­ti­vo de in­cen­ti­var la in­ver­sión de las com­pa­ñías de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes”, in­di­có Adrián Oroz­co, analyst, emer­ging Mar­kets, La­tin Ame­ri­ca de IDC.

En la opi­nión de Ra­fael Iba­rra, CEO de SVNET, re­gu­la­dor de do­mi­nios web, un fac­tor im­por­tan­te es brin­dar ener­gía eléc­tri­ca pa­ra co­nec­tar­se pri­me­ro ya que en es­tas zo­nas ale­ja­das aún no lle­ga, allí el por qué las Telcos no mues­tren in­te­rés en in­ver­tir al ex­ten­der­se fue­ra de la ciu­dad.

La reali­dad ni­ca­ra­güen­se

La Cá­ma­ra Ni­ca­ra­güen­se de In­ter­net y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes en Ni­ca­ra­gua (CANITEL) in­for­mó ha­ber des­ple­ga­do anual­men­te US$130 mi­llo­nes a zo­nas ru­ra­les y ha­ber eje­cu­ta­do un des­plie­gue de in­fra­es­truc­tu­ra de más de 13,000 km de fi­bra óp­ti­ca y en­la­ces de mi­cro­on­das.

CANITEL de­ta­lla que las em­pre­sas ope­ra­do­ras han avan­za­do y han desa­rro­lla­do el In­ter­net en lu­ga­res no ur­ba­nos a un rit­mo de in­ver­sión se­gún las con­di­cio­nes en el mer­ca­do. La cla­ve de es­te país ha si­do eje­cu­tar un eco­sis­te­ma di­gi­tal que reúna es­fuer­zos pú­bli­co-pri­va­dos pa­ra crear la de­man­da ba­jo con­di­cio­nes sos­te­ni­bles.

“Des­de CANITEL con­si­de­ra­mos que de­be­mos unir es­fuer­zos el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do en pro de te­ner co­nec­ta­do el país con In­ter­net, sien­do las prio­ri­da­des me­jo­rar la edu­ca­ción, la pro­duc­ti­vi­dad de las em­pre­sas y la efi­cien­cia”, ma­ni­fes­tó Hjal­mar Ayes­tas To­ru­ño, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra.

Pun­tual­men­te, va­rias de las ob­ser­va­cio­nes que se rea­li­zan van di­rec­cio­na­das a los pro­yec­tos fo­ca­li­za­dos en las ne­ce­si­da­des del país, es de­cir, no sim­ple­men­te traer tec­no­lo­gía por­que es de pun­ta sig­ni­fi­ca que sea lo me­jor. Se de­be im­ple­men­tar los ser­vi­cios que cie­rren las gran­des bre­chas co­mo en las zo­nas don­de no exis­te el ser­vi­cio de voz.

Pa­ra Ernst&young es im­por­tan­te in­vo­lu­crar a las ins­ti­tu­cio­nes públicas pa­ra que se unan a los pro­yec­tos y fa­ci­li­ten la lle­ga­da de más ser­vi­cios de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes a to­do el país, ade­más de edu­car a la po­bla­ción pa­ra que pue­da lo­grar un ma­yor be­ne­fi­cio en el uso de es­tas tec­no­lo­gías.

“Tra­tan­do de guar­dar cier­ta neu­tra­li­dad tec­no­ló­gi­ca, pa­ra las zo­nas ru­ra­les es re­co­men­da­ble im­ple­men­tar no­dos de trans­por­te en fi­bra óp­ti­ca y tec­no­lo­gías mó­vi­les de ac­ce­so, con el com­ple­men­to de re­des wi­fi”, su­gi­rió Car­los Ge­lle­gos, so­cio di­rec­tor de la con­sul­to­ra Ernst&young.

EDI­CIÓN 121

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.