El im­pul­so re­no­va­ble si­gue la­ten­te

Aun­que la re­gión au­men­tó su ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da, las po­lí­ti­cas y es­truc­tu­ras de los paí­ses son aún in­su­fi­cien­tes pa­ra lo­grar el má­xi­mo po­ten­cial en ener­gía sos­te­ni­ble.

Mercados & Tendencias El Salvador - - Tendencias - Por Ro­mil­ka Pé­rez / ro­mil­ka.pe­rez@gru­po­cer­ca.com

La úl­ti­ma dé­ca­da se ha pin­ta­do de ver­de pa­ra la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na por­que ha du­pli­ca­do su ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da de ener­gía re­no­va­ble. No obs­tan­te, con­for­me las eco­no­mías de Cos­ta Ri­ca, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Ni­ca­ra­gua y Pa­na­má se ex­pan­den, el uso re­gio­nal de com­bus­ti­bles fó­si­les pa­ra el trans­por­te y la elec­tri­ci­dad va en au­men­to.

El pre­cio de es­to es el in­cre­men­to de las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, el em­peo­ra­mien­to de la con­ta­mi­na­ción del ai­re y el agua, así co­mo sig­ni­fi­ca­ti­vos cos­tos so­cia­les y de sa­lud.

De acuer­do a las es­ta­dís­ti­cas de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de Ener­gía Re­no­va­ble (IRENA), la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da y co­nec­ta­da al cie­rre de 2016 en Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be lle­gó a 13.273 Me­ga­va­tios (MW). De es­ta ci­fra, Cos­ta Ri­ca apor­tó con 2. 900 MW, se­gui­da de Gua­te­ma­la con 2. 662, y en ter­cer pel­da­ño Pa­na­má con 2.010 MW. En cuar­to lu­gar se que­dó Hon­du­ras con 1.455MW, quinto El Sal­va­dor con 1,124, y las úl­ti­mas dos po­si­cio­nes fue­ron pa­ra Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na y Ni­ca­ra­gua con 752 y 670 me­gas res­pec­ti­va­men­te.

La ma­yo­ría de es­tas ge­ne­ra­ción lim­pia pro­vie­ne de pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les lo­gra­ron ins­ta­lar­se pe­se a la opo­si­ción de mu­cho sec­to­res. La es­tra­te­gia de los em­pre­sa­rios es cla­ra, por eso los paí­ses se han com­pro­me­ti­do en di­fe­ren­tes gra­dos con el desa­rro­llo de ener­gía sos­te­ni­ble.

Cos­ta Ri­ca, por ejem­plo, va a la ca­be­za en su am­bi­ción de ser “car­bono neu­tral” pa­ra 2021. La re­gión, que por mu­cho tiem­po ha si­do un pre­cur­sor en ener­gía hi­dro­eléc­tri­ca y ener­gía geo­tér­mi­ca, “es­tá ex­plo­ran­do su po­ten­cial pa­ra ex­pan­dir es­tas tec­no­lo­gías de una for­ma más sos­te­ni­ble, mien­tras tam­bién desa­rro­lla otros re­cur­sos de ener­gía re­no­va­ble ta­les co­mo la ener­gía

Cos­ta Ri­ca lo­gró 2.900 MW

de ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da y co­nec­ta­da al cie­rre de 2016. 58% de la ma­triz ener­gé­ti­ca de Gua­te­ma­la es­tá in­te­gra­da por ener­gía re­no­va­ble.

eó­li­ca, la ener­gía so­lar, los bio­com­bus­ti­bles y los desechos agrí­co­las”, re­fie­re “La Ru­ta ha­cia el Fu­tu­ro pa­ra la Ener­gía Re­no­va­ble en Cen­troa­mé­ri­ca”, ela­bo­ra­do por el World­watch Ins­ti­tu­te.

Sin em­bar­go, se­gún eje­cu­ti­vos de la Aso­cia­ción Do­mi­ni­ca­na de la In­dus­tria Eléc­tri­ca (ADIE), pe­se a las ven­ta­jas que im­pli­ca el uso de un sis­te­ma ener­gé­ti­co re­no­va­ble, en tér­mi­nos de ca­li­dad, pro­duc­ción, se­gu­ri­dad so­cial y me­dio am­bien­te, és­te es­tá acom­pa­ña­do de una se­rie de desafíos, en­tre los que so­bre­sa­len la nor­ma­ti­va y el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos de pa­go, ya que és­tos son la cla­ve pa­ra ob­te­ner los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra lo­grar fuer­tes in­ver­sio­nes pa­ra el desa­rro­llo eléc­tri­co re­no­va­ble.

La ame­na­za del in­cum­pli­mien­to a las re­glas ahu­yen­ta las in­ver­sio­nes pri­va­das, mu­ti­lan­do el cre­ci­mien­to del sec­tor, por lo que el re­cur­so de abrir li­ci­ta­cio­nes públicas, de acuer­do a los pa­rá­me­tros es­ta­ble­ci­dos por le­yes, se ha trans­for­ma­do en una he­rra­mien­ta in­dis­pen­sa­ble pa­ra los Es­ta­dos.

Se­gún Die­go Osorno Gó­mez, di­rec­tor de la Aso­cia­ción Re­no­va­ble en Ni­ca­ra­gua, en ma­te­ria de ge­ne­ra-

EDI­CIÓN 121

ción de ener­gías re­no­va­bles, el pa­so lo mar­can paí­ses co­mo Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má, los cua­les cuen­tan con un ex­ce­len­te ma­ne­jo del agua y un am­plio ni­vel de in­ver­sión pa­ra la pro­duc­ción de fuen­tes eó­li­cas.

En hi­dro­eléc­tri­cas, por ejem­plo, los cos­ta­rri­cen­ses lo­gra­ron 2.328 MW de ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da al cie­rre del año an­te­rior fren­te a 1. 633 MW de Pa­na­má, es­te desem­pe­ño so­bre­sa­lien­te fue el re­sul­ta­do de pro­yec­tos cla­ve co­mo la hi­dro­eléc­tri­ca Re­ven­ta­zón, cu­yo di­se­ño ha si­do re­co­no­ci­do por sus bue­nas prác­ti­cas am­bien­ta­les.

En el ca­so de Ni­ca­ra­gua, ex­pli­ca, el país cuen­ta con plan­tas hi­dro­eléc­tri­cas, pe­ro és­tas son po­cas en com­pa­ra­ción con otros paí­ses, pe­se a la in­ten­ción del Go­bierno que bus­ca me­jo­rar el sis­te­ma eléc­tri­co a tra­vés de la ge­ne­ra­ción de es­te ti­po de ener­gía. Así, la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar fuen­tes de ener­gía lim­pia ha im­pul­sa­do la eva­lua­ción de las cuen­cas de los ríos Ma­ta­gal­pa y Co­co en bus­ca de po­si­bi­li­da­des pa­ra crear ener­gía hi­dro­eléc­tri­ca, con lo que se com­ple­men­ta­ría el pro­yec­to Tu­ma­rín, que ac­tual­men­te se en­cuen­tra es­tan­ca­do por fal­ta de fi­nan­cia­mien­to.

Mien­tras tan­to, el pa­no­ra­ma ener­gé­ti­co de Gua­te­ma­la se desa­rro­lla y pla­ni­fi­ca me­dian­te el pro­gra­ma “Pla­nes In­di­ca­ti­vos de Ge­ne­ra­ción 2016-2030”, se­gún in­for­mó el Mi­nis­te­rio de Ener­gía y Mi­nas (MEN), el cual de­ta­lló que du­ran­te el año pa­sa­do la par­ti­ci­pa­ción de las ener­gías re­no­va­bles en la ma­triz ener­gé­ti­ca na­cio­nal fue de 58%, mien­tras las ener­gías no re­no­va­bles tu­vie­ron una par­ti­ci­pa­ción del 42%.

Du­ran­te 2016 la de­man­da de ener­gía en el Sis­te­ma Eléc­tri­co Na­cio­nal (SEN) de Gua­te­ma­la tu­vo una ma­yor par­ti­ci­pa­ción del re­cur­so hí­dri­co, de­bi­do a la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca de las plan­tas fo­to­vol­tai­cas co­nec­ta­das al Sis­te-

El pa­so en re­no­va­bles lo mar­ca Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má por sus ex­ce­len­te ma­ne­jo del agua y am­plio ni­vel de in­ver­sión Die­go Osorno Di­rec­tor de la Aso­cia­ción Re­no­va­bles.

ma Na­cio­nal In­ter­co­nec­ta­do (SNI) don­de se ge­ne­ran más de 190 Gwh por año.

Mien­tras tan­to, en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, se­gún la Aso­cia­ción Do­mi­ni­ca­na de la In­dus­tria Electrica (ADIE), el Es­ta­do ha ju­ga­do un pa­pel pre­do­mi­nan­te en el desa­rro­llo de pro­yec­tos de ge­ne­ra­ción ener­gé­ti­ca. Es­to me­dian­te con­ce­sio­nes, pe­se a ser és­te el due­ño de las em­pre­sas de dis­tri­bu­ción (Ede­sur, Ede­nor­te y Edees­te). Así, des­de la Cor­po­ra­ción Do­mi­ni­ca­na de Em­pre­sas Eléc­tri­cas Es­ta­ta­les (CDEEE), em­pre­sa ad­mi­nis­tra­do­ra de to­das las ins­ti­tu­cio­nes ener­gé­ti­cas lo­ca­les, se ha anun­cia­do una se­rie de pro­yec­tos de ge­ne­ra­ción que en el fu­tu­ro im­pac­ta­rán de ma­ne­ra di­rec­ta en la pro­duc­ción de ener­gía lim­pia en el país.

Ex­per­tos en la ma­te­ria re­co­no­cen que aun­que los paí­ses de la re­gión han he­cho es­fuer­zos pa­ra avan­zar en el te­ma, aún exis­te po­co re­cur­so hu­mano y mo­ne­ta­rio pa­ra de­fi­nir e im­ple­men­tar las me­di­das de con­trol que pue­den ne­ce­si­tar­se en es­tos ca­sos. Se­gún el MEN, en Gua­te­ma­la has­ta el mo­men­to no se tie­ne la ca­pa­ci­dad de abas­te­cer la de­man­da de elec­tri­ci­dad ac­tual úni­ca­men­te con ener­gías re­no­va­bles, sin em­bar­go, las ac­cio­nes van di­ri­gi­das a lo­grar ese ob­je­ti­vo.

Mien­tras tan­to, en agos­to pa­sa­do Ni­ca­ra­gua apro­bó la cons­truc­ción de dos nue­vos pro­yec­tos en el sec­tor de ener­gía re­no­va­ble, que in­clu­ye una plan­ta de 30MW de un in­ge­nio azu­ca­re­ro, la cual em­pe­za­rá a fun­cio­nar en 2018; y una plan­ta hi­dro­eléc­tri­ca de 6MW en el nor­te del país. Es­tos es­fuer­zos, ase­gu­ra la Cá­ma­ra Ni­ca­ra­güen­se de Ener­gía, ra­ti­fi­can el com­pro­mi­so del país Ni­ca­ra­gua con la di­ver­si­fi­ca­ción de su ma­triz ener­gé­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.