Ten­den­cias

Mercados & Tendencias El Salvador - - SUMARIO - Por Re­dac­ción M&T

En­cues­ta del ge­ren­te

Las prio­ri­da­des pue­den cam­biar de in­dus­tria a in­dus­tria, sin em­bar­go, es­te año hay fac­to­res so­cia­les que los ha­ce to­mar con cau­te­la sus in­ver­sio­nes.

Cri­sis po­lí­ti­cas co­mo la de Ni­ca­ra­gua, la preo­cu­pa­ción de las em­pre­sas por ha­cer­se más sos­te­ni­bles, en­trar a la di­gi­ta­li­za­ción y lo­grar una me­jor pro­pues­ta de va­lor pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos, son te­mas de dis­cu­sión dia­ria en las me­sas de las jun­tas di­rec­ti­vas de la re­gión. El ex­per­to Ma­rio Mo­ra­les, di­rec­tor Eje­cu­ti­vo de la Prác­ti­ca de Es­tra­te­gia e In­no­va­ción de EY (Ernst & Young) pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca, pre­sen­ta una cuen­ta re­gre­si­va de las prio­ri­da­des de los ge­ren­tes pa­ra es­te año.

La dis­rup­ción

Ca­da vez se es­cu­cha más es­ta pa­la­bra en las jun­tas di­rec­ti­vas, es­pe­cial­men­te en­tre los di­rec­to­res más jó­ve­nes. Los eje­cu­ti­vos es­tán preo­cu­pa­dos por cuál se­rá el pró­xi­mo “Uber” que ro­ba­rá a sus clien­tes con un nue­vo mo­de­lo de ne­go­cios pro­pul­sa­do por las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les emer­gen­tes.. Los ban­cos tam­bién es­tán preo­cu­pa­dos por las star­tups fi­nan­cie­ras, co­no­ci­das tam­bién co­mo Fin­tech, que se mue­ven a 10 ve­ces la ve­lo­ci­dad que un ban­co tra­di­cio­nal pa­ra lan­zar nue­vos pro­duc­tos y ser­vi­cios.

La ges­tión de ries­gos

Ca­da vez hay más com­pa­ñías in­tere­sa­das en ha­cer una me­jor ges­tión de los ries­gos que tie­ne su ne­go­cio. Es­te es un te­ma en que las or­ga­ni­za­cio­nes se es­tán vol­vien­do ca­da vez más so­fis­ti­ca­das. Sin em­bar­go, hay du­da si la aver­sión al ries­go es un ras­go que las em­pre­sas quie­ren for­ta­le­cer en su cul­tu­ra, en un en­torno en don­de la ve­lo­ci­dad del cam­bio re­quie­re que es­tén más dis­pues­tas a co­me­ter erro­res y fra­ca­sar pa­ra ser más in­no­va­do­ras. Lo que pa­re­ce que fal­ta en la ma­yo­ría de pla­nes de ries­gos es con­si­de­rar, cuál es el ries­go de no ha­cer na­da, que es el ries­go de vol­ver­se irre­le­van­tes.

La sos­te­ni­bi­li­dad

Afor­tu­na­da­men­te, el te­ma de la sos­te­ni­bi­li­dad es ca­da vez más re­le­van­te en la agen­da de las em­pre­sas, ya sea por­que exis­te una ma­yor cons­cien­cia del im­pac­to que es­tán cau­san­do en

el me­dio am­bien­te, o por­que se han vis­to for­za­das por las nue­vas re­gu­la­cio­nes a con­si­de­rar es­te te­ma pa­ra po­der se­guir ha­cien­do ne­go­cios. Cual­quie­ra que sea la ra­zón, es­pe­ra­mos ver un in­cre­men­to en los es­fuer­zos que ha­cen las em­pre­sas por desa­rro­llar sus ne­go­cios des­de las pers­pec­ti­vas am­bien­tal y so­cial, y no so­lo en la eco­nó­mi­ca.

La re­duc­ción de már­ge­nes

No hay ge­ren­te que no se que­je de que sus már­ge­nes se es­tán re­du­cien­do. Es­ta es la ley de la gra­ve­dad de los ne­go­cios. Con­for­me los pro­duc­tos y ser­vi­cios de las em­pre­sas tien­den a “co­mo­di­ti­zar­se”, la com­pe­ten­cia em­pie­za a cen­trarse en la va­ria­ble pre­cio y los már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad se re­du­cen pa­ra to­dos los par­ti­ci­pan­tes.

La di­gi­ta­li­za­ción

El te­ma di­gi­tal es­tá su­bien­do su prio­ri­dad en la agen­da de las em­pre­sas, sin em­bar­go mu­chos eje­cu­ti­vos ad­mi­ten no en­ten­der­lo y mu­cho me­nos sa­ben có­mo ges­tio­nar­lo. La fra­se de mo­da en las jun­tas di­rec­ti­vas es la “trans­for­ma­ción di­gi­tal” y la ma­yo­ría de las em­pre­sas es­tá em­pe­zan­do a en­ten­der que las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les les pue­den ayu­dar a ob­te­ner me­jo­ras sig­ni­fi­ca­ti­vas en to­das las eta­pas de su ca­de­na de va­lor.

La eje­cu­ción de la es­tra­te­gia

Las em­pre­sas si­guen que­ján­do­se de lo di­fí­cil que es eje­cu­tar las es­tra­te­gias que se plan­tea­ron en el 2017. Pa­re­cie­ra que lo ab­sor­ben­te de las ope­ra­cio­nes del día a día ha­ce que los ob­je­ti­vos es­tra­té­gi­cos pa­sen a un se­gun­do lu­gar. Otras em­pre­sas se pre­gun­tan si el plan es­tra­té­gi­co que hi­cie­ron el año pa­sa­do to­da­vía es re­le­van­te en un mun­do que cam­bia tan rá­pi­do.

La re­duc­ción de cos­tos

La pre­sión por re­du­cir los cos­tos si­gue sien­do muy fuer­te, par­ti­cu­lar­men­te pa­ra mu­chas em­pre­sas que no es­tán vien­do sus ven­tas cre­cer en los mer­ca­dos la­ti­noa­me­ri­ca­nos, en don­de va­rios paí­ses es­tán en pleno cam­bio de go­bierno y el con­su­mo ha caí­do. Lo que es­ta­mos vien­do es que las com­pa­ñías es­tán bus­can­do for­mas in­no­va­do­ras de usar la tec­no­lo­gía pa­ra re­du­cir los cos­tos y po­der te­ner me­jo­res már­ge­nes que sus com­pe­ti­do­res.

El con­su­mi­dor del fu­tu­ro

Es­ta es una de las ma­yo­res prio­ri­da­des que es­cu­cha­mos en nues­tras con­ver­sa­cio­nes con los eje­cu­ti­vos: ¿Có­mo pue­do ha­cer pa­ra que mi em­pre­sa sea re­le­van­te a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, que pa­re­cie­ran te­ner ex­pec­ta­ti­vas muy di­fe­ren­tes a nues­tros clien­tes ac­tua­les? Sen­ti­mos que mu­chas em­pre­sas han lle­ga­do al pun­to en don­de la in­for­ma­ción y el co­no­ci­mien­to que te­nían de sus clien­tes han que­da­do obsoletos y ne­ce­si­tan ha­cer nue­vos es­fuer­zos pa­ra co­no­cer a sus nue­vos clien­tes, pa­ra po­der en­ten­der pro­fun­da­men­te sus ne­ce­si­da­des y me­jo­rar sus pro­pues­tas de va­lor pa­ra se­guir sien­do re­le­van­tes.

El en­torno po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co

No es de ex­tra­ñar, que an­te tan­tos cam­bios en el en­torno po­lí­ti­co, eco­nó­mi­co y so­cial que es­tá su­ce­dien­do en nues­tros paí­ses, los eje­cu­ti­vos y em­pre­sa­rios es­tén ana­li­zan­do el am­bien­te pa­ra de­fi­nir cuál de­be­ría ser su pró­xi­ma “mo­vi­da es­tra­té­gi­ca”. Mien­tras que ve­mos a al­gu­nas com­pa­ñías es­pe­ran­do a que se acla­ren los nu­bla­dos del día, ve­mos a otras to­man­do de­ci­sio­nes so­bre có­mo di­ver­si­fi­car sus ne­go­cios, có­mo me­jo­rar sus fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to, o có­mo me­jo­rar sus ex­por­ta­cio­nes.

El cre­ci­mien­to

El lu­gar nú­me­ro uno se lo lle­va el cre­ci­mien­to de las ven­tas. Las em­pre­sas la­ti­noa­me­ri­ca­nas re­co­no­cen que si cre­cen a me­nos del 10% anual, es­tán des­tru­yen­do va­lor pa­ra sus ac­cio­nis­tas y no es­tán cu­brien­do su cos­to de ca­pi­tal. Las ven­tas de au­to­mó­vi­les en un país cen­troa­me­ri­cano cayeron 15% a ma­yo del 2017 y otro 20% a ma­yo del 2018. En otro país, las ven­tas de co­mi­da rá­pi­da tam­bién han te­ni­do caídas de do­ble dí­gi­to y en otro la cons­truc­ción li­te­ral­men­te es­tá pa­ra­li­za­da. Hoy lo que más le preo­cu­pa a las em­pre­sas es có­mo pue­den ha­cer pa­ra al­can­zar sus me­tas de ven­tas, cuan­do a es­ta al­tu­ra del año mu­chas em­pre­sas ya van aba­jo del pre­su­pues­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.