Co­lom­bia bus­ca in­ver­sión pa­ra con­so­li­dar la paz

Dé­co­lla­ge im­mé­diat pour l’éco­no­mie co­lom­bienne.

Vocable (Espagnol) - - Édito Sommaire -

Le 10 dé­cem­bre der­nier, le pré­si­dent co­lom­bien Juan Manuel San­tos a reçu à Os­lo le prix No­bel de la paix pour ses ef­forts en vue de par­ve­nir à un ac­cord avec les For­ces Ar­mées Ré­vo­lu­tion­nai­res de Co­lom­bie (FARC). Com­men­ce dé­sor­mais une éta­pe pé­ri­lleu­se, ce­lle de la cons­truc­tion de la paix. De cet­te paix, dé­pend aus­si l’es­sor éco­no­mi­que d’une ré­gion qui a le vent en pou­pe. Décry­pta­ge.

La si­tua­ción de es­ta­bi­li­dad y pros­pe­ri­dad eco­nó­mi­ca que vi­ve Co­lom­bia des­de ha­ce unos años, uni­da a las opor­tu­ni­da­des que va a traer el acuer­do de paz con las FARC, con­vier­ten a es­te país en un fo­co de atrac­ción de in­ver­sión ex­tran­je­ra y en cam­po de ac­tua­ción pa­ra las empresas es­pa­ño­las, gran­des pe­ro tam­bién me­dia­nas.

2. Es­te es el men­sa­je que los so­cios del bu­fe­te co­lom­biano Posse Herrera Ruiz han que­ri­do trans­mi­tir en Ma­drid, tras la pre­sen­ta­ción de su alian­za con la fir­ma es­pa­ño­la Cua­tre­ca­sas. “Co­lom­bia es uno de los paí­ses con ma­yor es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de la re­gión y, aun­que es­te año ha ha­bi­do una des­ace­le­ra­ción por la caí­da de los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas, so­bre to­do del pe­tró­leo, la si­tua­ción es bue­na", ex­pli­ca Jaime Herrera.

3. En los úl­ti­mos años se han pues­to en mar­cha po­lí­ti­cas que fo­men­tan la cons­truc­ción de in­fra­es­truc­tu­ras y vi­vien­das, han caí­do los ni­ve­les de po­bre­za ab­so­lu­ta, lo que ha ele­va­do la cla­se me­dia con po­der ad­qui­si­ti­vo, “lo que es muy atrac­ti­vo pa­ra di­ver­sos sec­to­res", y se ha con­so­li­da­do el sec­tor ex­por­ta­dor al es­ta­bi­li­zar­se el pe­so co­lom­biano fren­te a las mo­ne­das de otros paí­ses com­pe­ti­do­res. El pa­ro ha ba­ja­do y se mue­ve en una ta­sa por de­ba­jo del 9 %, de­ta­lla el ju­ris­ta.

4. Tam­bién lo ha he­cho la ta­sa de eco­no­mía su­mer­gi­da y se es­pe­ra, se­gún las pre­vi­sio­nes del Ban­co de la Re­pú­bli­ca, que en 2017 tam­bién lo ha­gan los ti­pos de in­te­rés. La in­ver­sión ex­tran­je­ra, muy im­por­tan­te en la ex­plo­ta­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les, su­be en otros sec­to­res, co­mo la in­dus­tria y los ser­vi­cios, lo que da en­tra­da a más va­rie­dad de empresas, no so­lo a las gran­des multinacionales.

COM­PRO­MI­SOS

5. Por si to­do lo an­te­rior no fue­ra su­fi­cien­te, los abo­ga­dos co­lom­bia­nos creen que el acuer­do de paz fir­ma­do en­tre el Go­bierno de Juan Manuel San­tos y la gue­rri­lla de las FARC abre una se­rie de opor­tu­ni­da­des, no so­lo po­lí­ti­cas, sino eco­nó­mi­cas. “Pe­se a que ven­ció el ‘no’w en el re­fe­rén­dum de ha­ce un mes, no sig­ni­fi­ca que los co­lom­bia­nos no quie­ran la paz, es que mu­chos ciu­da­da­nos no aprue­ban di­ver­sos pun­tos que fue­ron apro­ba­dos y hay que ne­go­ciar­los. Las di­fe­ren­cias son su­pe­ra­bles, eso es lo que se per­ci­be", se­ña­la Da­niel Posse, otro de los so­cios de la fir­ma. De he­cho, el Go­bierno y las FARC al­can­za­ron el do­min­go un se­gun­do acuer­do, con 60 mo­di­fi­ca­cio­nes, que me­jo­ra el an­te­rior.

6. El Go­bierno lle­va cua­tro años ela­bo­ran­do es­te pac­to que cons­ta de cua­tro ejes: par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca de los ex­gue­rri­lle­ros en la vi­da del país, erra­di­ca­ción de los nar­co­cul­ti­vos, jus­ti­cia, pe­na­li­za­cio­nes y re­for­ma agra­ria in­te­gral de las zo­nas ru­ra­les, mu­chas de ellas en ma­nos de las FARC du­ran­te años. Es­te úl­ti­mo pun­to es cla­ve, “la nuez", en pa­la­bras de Posse. Se­gún lo fir­ma­do, Co­lom­bia se com­pro­me­te a te­ner en cuen­ta a las áreas ru­ra­les, en las que vi­ven 14 mi­llo­nes de per­so­nas, ca­si el 30 % de la po­bla­ción.

7. Es­tos po­bla­do­res, por la di­fí­cil oro­gra­fía de la ma­yo­ría de las zo­nas, vi­ven re­la­ti­va­men­te ais­la­dos y con muy po­cos ser­vi­cios. El desa­rro­llo de es­tas re­gio­nes va a su­po­ner gran­des in­ver­sio­nes por par­te del Es­ta­do y la opor­tu­ni­dad pa­ra mu­chas empresas que quie­ran lle­gar allí y cons­truir vías de co­mu­ni­ca­ción, hos­pi­ta­les, es­cue­las, cen­tros so­cia­les y do­tar a la po­bla­ción de to­do ti­po de ser­vi­cios.

8. La erra­di­ca­ción del cul­ti­vo de dro­gas es otra opor­tu­ni­dad. En el acuer­do se es­ta­ble­ce que los cul­ti­va­do­res tie­nen dos años pa­ra sus­ti­tuir la co­ca por otros pro­duc­tos. Si al ca­bo de ese tiem­po no lo han he­cho, se to­ma­rían me­di­das le­ga­les.

IN­FRA­ES­TRUC­TU­RAS

9. Co­lom­bia es­tá ne­ce­si­ta­da de gran­des in­ver­sio­nes por la can­ti­dad de in­fra­es­truc­tu­ras que se es­tán lle­van­do a ca­bo o que es­tán en pro­yec­to. El acuer­do re­co­ge tam­bién la cons­truc­ción de obras. La abo­ga­da Ales­sia Abe­llo afir­ma que en es­te cam­po “hay un desa­rro­llo sig­ni­fi­ca­ti­vo con res­pec­to a los paí­ses del en­torno, a cau­sa del Plan de Cuar­ta Ge­ne­ra­ción de Con­ce­sio­nes, aho­ra en su se­gun­da fa­se".

10. En ca­rre­te­ras, que­dan aún proyectos por ad­ju­di­car, si bien el grue­so de las obras ya lo es­tá. Lo in­tere­san­te aquí es la po­si- bi­li­dad de com­prar par­ti­ci­pa­cio­nes en las con­ce­sio­nes, que han que­da­do con­cen­tra­das en ma­nos de unos po­cos gru­pos. En cuan­to al fe­rro­ca­rril, se es­pe­ra es­truc­tu­rar 11 proyectos. Es­te me­dio se de­di­ca ca­si en ex­clu­si­va al trans­por­te de mer­can­cías. En cuan­to a obras ae­ro­por­tua­rias, hay 10 proyectos en cur­so y las con­di­cio­nes son si­mi­la­res a los via­les. Y res­pec­to a los puer­tos, a los que el Plan de Cuar­ta Ge­ne­ra­ción quie­re co­nec­tar con el resto del país, la nor­ma fa­vo­re­ce mu­cho la par­ti­ci­pa­ción de la ini­cia­ti­va pri­va­da.

11. El me­tro ele­va­do de Bo­go­tá, los tre­nes de cer­ca­nías ha­cia los mu­ni­ci­pios ale­da­ños a la ca­pi­tal y el co­rre­dor ver­de de Ca­li son otros proyectos de en­ver­ga­du­ra que es­tán a la es­pe­ra de la luz ver­de pa­ra em­pe­zar a ser una reali­dad.

(Is­tock)

Vis­ta de no­che de la ciu­dad de Bo­go­tá.

(Si­pa)

San­tos y Ti­mo­chen­ko tras la fir­ma del se­gun­do acuer­do de paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.