Si­li­con Va­lley, low cost

Té­moig­na­ge d’un star­tu­per me­xi­cain à la con­quê­te de Si­li­con Va­lley.

Vocable (Espagnol) - - Édito Sommaire -

Apren­de a ha­cer pae­llas”, ese es el pri­mer con­se­jo de Jesús Na­va­rre­te (Sahua­yo, 1989), un jo­ven me­xi­cano que se sien­te de Gua­da­la­ja­ra, el gran cen­tro tec­no­ló­gi­co del país az­te­ca. Allí se fue de ni­ño y es­tu­dió la ca­rre­ra de In­ge­nie­ro Elec­tró­ni­co en la se­de del Tec. de Mon­te­rrey, en la ca­pi­tal ta­pa­tía. De su épo­ca en la uni­ver­si­dad re­cuer­da la gran can­ti­dad de gen­te bri­llan­te e in­fe­liz que co­no­ció. “Mis com­pa­ñe­ros son ti­pos con éxi­to, pe­ro no ten­go cla­ro que ha­gan lo que les gus­ta”, co­men­ta. Mien­tras tra­ba­ja­ba des­de un Star­bucks de Gua­da­la­ja­ra en un pro­yec­to, co­men­zó a en­ta­blar amis­tad con el ba­ris­ta (ten­de­ro y ca­fe­te­ro a la vez), le con­tó su sue­ño y le im­pul­só a con­se­guir­lo. “Me di cuen­ta de que ten­go esa ca­pa­ci­dad pa­ra que en­cuen­tres el ca­mino. Ayu­do a eli­mi­nar fron­te­ras men­ta­les. Si no ha­ces lo que quie­res, tie­ne im­pac­to men­tal en ti”, re­la­ta.

2. Así fue có­mo se de­ci­dió a crear Ti­me for you, su pri­me­ra apli­ca­ción, mien­tras tra­ba­ja­ba en el cam­pus de In­tel en Gua­da­la­ja­ra. Aho­rró y aho­rró has­ta que pu­do ve­nir a Si­li­con Va­lley. “Ha­bía be­cas, ha­bía op­cio­nes, pe­ro al fi­nal to­do era re­tra­sar lo que que­ría ha­cer”, de­fien­de des­pués de cua­tro años en Pa­lo Al­to, uno de los lu­ga­res con ren­tas más al­tas y al­qui­le­res por las nu­bes. Tan­to en su ciu­dad don­de se en­cuen­tra Stan­ford, co­mo en San Francisco, el al­qui­ler me­dio de un apar­ta­men­to con una ha­bi­ta­ción es de 3500 dó­la­res. En At­her­ton, don­de vi­ven las es­tre­llas de Si­li­con Va­lley, des­de Mark Zuc­ker­berg a los fun­da­do­res de Goo­gle, pa­san­do por Ma­ris­sa Ma­yer, exCEO de Yahoo, el pre­cio ya se dis­pa­ra a más de 5500 por un apar­ta­men­to con una al­co­ba.

3.Na­va­rre­te ase­gu­ra no gas­tar más de 500 dó­la­res al mes, pe­ro se con­si­de­ra fe­liz: “Ca­da día aquí es ali­men­to pa­ra el ce­re­bro. Me enamo­ra la hu­mil­dad de to­do el mun­do, la co­la­bo­ra­ción”.

4.Na­va­rre­te op­tó por Star­tup Em­bassy, una ca­sa hac­ker don­de se al­qui­lan ca­mas por días. El úni­co re­qui­si­to es ser em­pren­de­dor, no im­por­ta la fa­se. Ahí se con­vi­ve, se com­par­te y, so­bre to­do, se tra­ba­ja in­ten­sa­men­te. Con­si­de­ra que fue uno de sus gran­des acier­tos: “Lle­gué con un Airbnb pa­ra los pri­me­ros días, has­ta que des­cu­brí Star­tup Em­bassy. No ven­gas a un ho­tel por­que te pier­des el 80 %

de lo que pa­sa. Ve­te a un si­tio con li­te­ras, pa­gas me­nos, apren­des más y te sue­len ha­cer des­cuen­to si es­tás una tem­po­ra­da. Des­pués, si avan­zas, te irán ayu­dan­do”.

5.De esa épo­ca ini­cial guar­da al­gu­nos de los me­jo­res que le han acom­pa­ña­do en el ca­mino: “Co­no­cí a mu­chos que es­ta­ban en la eta­pa tem­pra­na de la em­pre­sa y, cuan­do em­pie­za a des­pe­gar, se tie­nen que ir, por eso es ne­ce­sa­rio ve­nir cuan­do ya ha­ces al­go de di­ne­ro. Lo me­jor pa­ra apren­der son los ví­deos de Y Com­bi­na­tor, y es­tán ahí, se pue­den ver an­tes de lle­gar”.

6.El trans­por­te tam­po­co es ba­ra­to. Ca­re­ce de co­che, pe­ro la bi­ci­cle­ta le sir­ve de ayu­da. To­ma el Cal­train, un tren que re­co­rre Si­li­con Va­lley de nor­te a sur por al­re­de­dor de 11 dó­la­res (se­gún la dis­tan­cia) por ca­da via­je. “Si ten­go que ir a San Francisco, siem­pre pre­gun­to si al­guien va en co­che y lo agra­de­cen”, una afir­ma­ción cier­ta por­que da­da la can­ti­dad de trá­fi­co de la zo­na, con­tar con un pa­sa­je­ro adi­cio­nal ali­via, al po­der usar los ca­rri­les de al­ta ocu­pa­ción. 7. Aho­ra vi­ve en un apar­ta­men­to com­par­ti­do con dos per­so­nas más, tie­nen cua­tro ha­bi­ta­cio­nes. Él no pa­ga al­qui­ler a cam­bio de en­car­gar­se de la ges­tión de la ha­bi­ta­ción va­can­te en Airbnb. Aun­que no es su­fi­cien­te pa­ra con­se­guir el tra­to: “Tie­nes que sa­ber co­ci­nar, ha­cer pae­llas… Eso se apre­cia mu­cho. Que al­guien de la ca­sa ha­ga co­mi­da ca­lien­te es un pun­to a fa­vor pa­ra la con­vi­ven­cia”. De me­dia, un bo­ca­di­llo y un re­fres­co a me­dio­día sue­len cos­tar más de 20 dó­la­res.

IN­VER­SO­RES

8.Pa­ra mu­chos em­pren­de­do­res, el gran mu­ro es­tá a la ho­ra de lle­gar a los in­ver­so­res de ca­pi­tal ries­go, los VC (leí­do 'vi­sí'): “No pue­des ir sin más, por­que las po­si­bi­li­da­des son muy ba­jas. Lo ideal es que un ami­go, al que ya le han in­ver­ti­do, te pre­sen­te. Si tie­nes esa co­ne­xión te tra­ta­rán me­jor”. Así es co­mo con­si­guió di­ne­ro pa­ra la apli­ca­ción que es­tá desa­rro­llan­do.

9.Aun­que lle­gó con aho­rros, no po­dría ha­ber­se man­te­ni­do so­lo con eso. Se man­tie­ne gas­tan­do po­co, co­mo re­la­ta, pe­ro tam­bién ha­cien­do al­gu­nas in­ver­sio­nes cu­yo con­se­jo com­par­te: “In­vier­te en Tes­la, in­vier­te en Fa­ce­book. So­bre to­do, in­vier­te en el fun­da­dor, en gen­te que per­ci­bas que da­ría su vi­da por ello. Elon Musk es ex­tra­or­di­na­rio en ese as­pec­to”.

10.Na­va­rre­te es­tá ul­ti­man­do su li­bro ti­tu­la­do Hac­king Si­li­con Va­lley on a bud­get, don­de pro­fun­di­za en es­tos con­se­jos y tru­cos pa­ra con­se­guir si­tuar­se en es­te eco­sis­te­ma sin que­dar­se en la rui­na por el ca­mino.

11.Vi­ve con es­tre­che­ces, ase­gu­ra no gas­tar más de 500 dó­la­res al mes, pe­ro se con­si­de­ra fe­liz: “Ca­da día aquí es ali­men­to pa­ra el ce­re­bro. Me enamo­ra la hu­mil­dad de to­do el mun­do, la co­la­bo­ra­ción”.

12. Apro­ve­cha pa­ra dar un úl­ti­mo con­se­jo pa­ra los que lle­guen a la zo­na: “Lo me­jor no es ve­nir y ha­cer­se las tí­pi­cas fo­to­gra­fías en Goo­gle y Fa­ce­book, sino sa­ber quién es quién, re­co­no­cer a los re­le­van­tes de tu sec­tor, por­que te los pue­des en­con­trar. Pue­des ha­blar y en­ta­blar una con­ver­sa­ción con ellos, pe­ro tie­nes que es­tar pre­pa­ra­do”.

(DR)

Je­sus Na­va­rre­te.

(Si­pa)

Tu­ris­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos ha­cién­do­se un sel­fie de­lan­te de la se­de de Ap­ple en Si­li­con Va­lley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.