"HA SI­DO EL PER­SO­NA­JE MÁS DI­FÍ­CIL DE MI CA­RRE­RA"

« Ce per­son­na­ge a été le plus dif­fi­ci­le de ma ca­rriè­re »

Vocable (Espagnol) - - À La Une -

Le 8 mai pro­chain, Pe­né­lo­pe Cruz fe­ra l’ou­ver­tu­re du fes­ti­val de Can­nes dans le film de l’Ira­nien Asg­har Farhadi, Every­body knows (dans les sa­lles le 9 mai). Mal­gré son ti­tre an­glais, ce film a été tour­né ou­tre Py­ré­nées en­tiè­re­ment en es­pag­nol avec un cas­ting en­tiè­re­ment his­pa­ni­que. Une au­tre oc­ca­sion pour l’ac­tri­ce es­pag­no­le de fai­re le point sur sa ca­rriè­re après ses nom­breu­ses ré­com­pen­ses dont le tout ré­cent Cé­sar d’hon­neur…

Pe­né­lo­pe Cruz (Al­co­ben­das, 1974) sue­na ra­ra al te­lé­fono. “Es que he pa­sa­do un cons­ti­pa­do, el ter­ce­ro del invierno”, con­tes­ta. Es­tá en su ca­sa en Ma­drid, re­cu­pe­rán­do­se. Fue can­di­da­ta por dé­ci­ma vez a me­jor ac­triz en los Go­yas por Lo­ving Pablo, re­ci­bió el pa­sa­do 2 de mar­zo el Cé­sar de Ho­nor del ci­ne fran­cés, y den­tro de po­cos días abri­rá el fes­ti­val de Can­nes con la pe­lí­cu­la de Asg­har Farhadi, To­dos lo sa­ben, en la que desem­pe­ña el pa­pel prin­ci­pal. Es­te año es muy Pe­né­lo­pe y la ac­triz ma­dri­le­ña tiene mu­chas co­sas que con­tar. fue (ser) can­di­da­ta por dé­ci­ma vez a me­jor ac­triz en los Go­yas por elle a été nom­mée pour la di­xiè­me fois dans la ca­té­go­rie mei­lleu­re ac­tri­ce aux Go­yas pour / den­tro de po­cos días d'ici quel­ques jours / To­dos lo sa­ben Every­body knows / desem­pe­ña el pa­pel prin­ci­pal elle joue le rô­le prin­ci­pal.

2. Pre­gun­ta: Fue la se­gun­da es­pa­ño­la, tras Pe­dro Al­mo­dó­var, en re­ci­bir el ho­me­na­je del ci­ne fran­cés. Res­pues­ta: Es­toy alu­ci­nan­do con es­to. Muy fe­liz. No me lo es­pe­ra­ba, y me ha he­cho mu­cha ilu­sión: a mí, a mi fa­mi­lia. Me im­pre­sio­na mu­cho que so­lo lo ha­ya te­ni­do por Es­pa­ña Pe­dro, y el lis­ta­do de los úl­ti­mos años. Es­tas co­sas me ha­cen re­cor­dar a las per­so­nas que me han ayu­da­do a sa­car ade­lan­te mi ca­rre­ra; vas día a día, su­man­do, y pa­san los años y mi­ras atrás y te plan­teas: ¿có­mo pue­de ser que des­de los 15 años ha­ya po­di­do vi­vir de es­to y con tan­tas ex­pe­rien­cias? Y si­go con la mis­ma ilu­sión de apren­der.

3. P.: Vi­ve un mo­men­to dul­ce. R.: Sí, y eso que mis hi­jos son pe­que­ños y sus pri­me­ros años ba­jé el rit­mo. Aho­ra mis­mo tam­po­co tra­ba­jo co­mo cuan­do te­nía 25 o 30 años, en­la­zan­do ro­da­je tras ro­da­je, siem­pre vi­vien­do en un pla­tó. La for­tu­na más gran­de de po­der ele­gir mis pro­yec­tos es te­ner tiem­po real pa­ra mi fa­mi­lia y de­fen­der un equi­li­brio. Fre­né, hi­ce lo que me pe­día mi co­ra­zón. Ha sa­li­do bien, y me lle­gan pro­yec­tos muy in­tere­san­tes, que me ocu­pan dos, tres me­ses... Bueno, el de Asg­har Farhadi [el ira­ní la ha di­ri­gi­do en To­dos lo sa­ben] me ha ocu­pa­do cua­tro me­ses. Tam­po­co me se­pa­ro de mi fa­mi­lia en los ro­da­jes.

4. P.: Lo que com­pa­gi­na con otros tra­ba­jos. R.: Sí, en mi pro­duc­to­ra, las co­lec­cio­nes con mi her­ma­na Mónica, mi tra­ba­jo con mar­cas con Lan­cô­me... Ac­cio­nes que lue­go me per­mi­ten es­co­ger tran­qui­la­men­te mis fil­mes. Co­mo ma­dre me im­por­ta mu­cho el equi­li­brio.

5. P.: Y co­se­cha elo­gios y no­mi­na­cio­nes por sus pa­pe­les. ¿Eso con­fir­ma sus elec­cio­nes? R.: An­tes de ele­gir bien, es­tá la suer­te de que te ofrez­can esos fil­mes. Ca­da año hay una lo­te­ría sobre las pe­lí­cu­las que van a co­nec­tar con el pú­bli­co y los aca­dé­mi­cos, y no de­pen­de de ti. A mí me ilu­sio­na ca­da no­mi­na­ción, y por su­pues-

to que me ha­ce fe­liz ganar, pero que no me qui­ten la ilu­sión de cuan­do oyes que te no­mi­nan. Siem­pre las con­si­de­ro co­mo re­fle­jo del ca­ri­ño de mis com­pa­ñe­ros. Yo llo­ro con las no­mi­na­cio­nes.

6. P.: CIMA, la aso­cia­ción de mu­je­res del au­dio­vi­sual, hi­zo ac­cio­nes en los Go­ya pa­ra lla­mar la aten­ción sobre la fal­ta de mu­je­res en el ci­ne es­pa­ñol. ¿Es el mo­men­to de ha­cer­lo? R.: Sí, y el pro­ble­ma es ge­ne­ral, de la so­cie­dad, y no so­lo del ci­ne. En el mo­vi­mien­to #MeToo es­ta­mos to­dos, hom­bres y mu­je­res, por­que to­dos sen­ti­mos esa ra­bia ha­cia la in­jus­ti­cia. La ini­cia­ti­va Ti­me’s Up es ma­ra­vi­llo­sa: yo he do­na­do, por­que creo que va a mar­car la di­fe­ren­cia. Lle­van 17 mi­llo­nes de dó­la­res re­cau­da­dos por to­do el mun­do, y es un apo­yo no a la in­dus­tria del ci­ne, sino a cual­quier in­dus­tria, y a hom­bres y mu­je­res — me gus­ta re­cal­car es­to— que ha­yan su­fri­do aco­sos se­xua­les o abu­sos de po­der, y que ne­ce­si­tan de­fen­sa y pro­tec­ción. Pa­ra eso he­mos crea­do es­te fon­do.

7. P.: Las fir­man­tes del ma­ni­fies­to fran­cés ha­bla­ban de mie­do a una ca­za de bru­jas. R.: Hay ver­da­des en los dos si­tios. Yo es­toy den­tro de Ti­me’s Up, una ac­ción con­cre­ta que ge­ne­ra una ayu­da con­cre­ta, y no por ello de­jo de creer en que ca­da ca­so tiene que ser juz­ga­do, por­que ca­da ca­so es úni­co. Y la pren­sa de­be te­ner mu­cho cui­da­do con se­ña­lar a al­guien. Ca­da ca­so me­re­ce su tiem­po y su in­ves­ti­ga­ción. Si no, ¿pa­ra qué es­tán las le­yes? No to­do va­le. Creo en la jus­ti­cia.

8. P.: ¿Su pró­xi­ma pe­lí­cu­la se­rá el nue­vo pro­yec­to de Todd So­londz? R.: Eso es­pe­ro. Se ti­tu­la Lo­ve Child. [Se­gún la web IMDb, el pro­ta­go­nis­ta es un as­pi­ran­te a es­tre­lla de Broad­way, que ur­de un ac­ci­den­te que ca­si ma­ta a su pa­dre, un abu­sa­dor, y que desea que su ma­dre —a la que ido­la­tra— se líe con Nacho, que vi­ve en la ca­sa de hués­pe­des de la fa­mi­lia]. Ob­via­men­te, yo en­carno a In­ma­cu­la­da, la ma­dre, y Ed­gar Ra­mí­rez, a Nacho. Se ro­da­rá en Ma­drid y al­re­de­do­res y, si va bien la fi­nan­cia­ción, se­rá es­te ve­rano. Me ape­te­ce tra­ba­jar con di­rec­to­res que arries­gan, ya sa­bes mi pun­to ra­runo. Cuan­do me lla­mó Farhadi, cu­yo ci­ne amo, y me di­jo que iba a es­cri­bir pa­ra mí, fli­pé. Asg­har es muy es­pe­cial, de una sen­si­bi­li­dad... Quie­res dar­le to­do. Un día aca­bé en una am­bu­lan­cia tras re­pre­sen­tar un ata­que de pá­ni­co. Cuan­do sa­lí de la am­bu­lan­cia, me abra­zó, me pi­dió otra to­ma y se la hi­ce en­can­ta­da. Ha si­do el per­so­na­je más di­fí­cil de mi ca­rre­ra.

Cuan­do me lla­mó Farhadi, cu­yo ci­ne amo, y me di­jo que iba a es­cri­bir pa­ra mí, fli­pé

Pe­né­lo­pe Cruz y Ja­vier Bar­dem en la pe­lí­cu­la de Asg­har Farhadi. (DR)

PE­NÉ­LO­PE CRUZ ac­tri­ce es­pag­no­le

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.