EL ME­JOR TIEM­PO ES EL NEU­TRAL

Actitud News - - Opinión - J ar­ti­ga @Pro­fe­ti­ka

De­be­mos for­mar un re­gi­mien­to de po­de­ro­sos en ora­ción pa­ra trans­for­mar las si­tua­cio­nes, las cir­cuns­tan­cias y los even­tos ad­ver­sos a lo que Dios quie­re pa­ra ca­da tiem­po.

¿Y quié­nes son los po­de­ro­sos en ora­ción? Aque­llos que cons­tan­te­men­te in­ter­vie­nen con po­der, con fe en las Es­cri­tu­ras, cons­cien­tes no so­la­men­te de lo que di­cen, sino de lo que se pue­de ob­te­ner a tra­vés de ellas.

“Nin­guno que ora pre­ma­tu­ra­men­te fun­cio­na. Aque­llos que con­tem­plan la ne­ce­si­dad crea­ti­va de agra­dar­me y de rea­li­zar mis man­da­tos, esos son los que re­ci­bi­rán el ga­lar­dón de acom­pa­ñar­me”.

“No me di­gas qué ha­cer, di­rás. No me se­ña­les qué de­bo ha­cer. En­tien­de pues aho­ra, que fue­ra de mí na­da te­néis. Mí­ra­me, bús­ca­me, atién­de­me, des­vé­la­te por mí. No ahu­yen­tes lo que YO SOY, no me­nos­pre­cies lo que yo ten­go”.

La iglesia cris­tia­na cons­tan­te­men­te en­se­ña los tiem­pos de Dios pa­ra nues­tras vi­das per­so­na­les, fa­mi­lia­res, la­bo­ra­les, mi­nis­te­ria­les y de na­ción. El pro­pó­si­to ce­les­tial es par­te con­clu­yen­te de es­te te­ma. Aun así, Dios quie­re en­fo­car­nos, lle­var­nos a te­ner una re­la­ción ín­ti­ma con Él an­tes de aten­der el res­to de ne­ce­si­da­des que se pue­dan pre­sen­tar en ese tiem- po que es pre­di­ca­do des­de los púl­pi­tos.

Como evan­ge­lis­ta veo que hay gran ne­ce­si­dad en nues­tras con­gre­ga­cio­nes y fue­ra de ellas; ne­ce­si­dad de se­gu­ri­dad, sa­ni­dad, or­den, pros­pe­ri­dad, uni­dad... A pe­sar de que el men­sa­je es­tá sien­do trans­mi­ti­do en las pre­di­ca­cio­nes, aún ha­ce fal­ta que los cre­yen­tes “vi­van” las Es­cri­tu­ras y que “oren” las Es­cri­tu­ras, que la aten­ción al Se­ñor no se di­lu­ya por las mo­das o tem­po­ra­das de lo se­cu­lar. “Mí­ra­me, bús­ca­me, atién­de­me y des­vé­la­te por mí”. Dios nos di­ce: “¡No te de­jes seducir por tu al­re­de­dor, mués­tra­me tu fi­de­li­dad en to­do tiem­po, no te au­sen­tes, no con­fun­das lo im­por­tan­te por lo co­rrec­to, con res­pec­to a mí!”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.